Estilo y armarios
para mujeres
de verdad

 

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

SUSCRÍBETE AHORA y recibirías mi GUÍA para MEJORAR TU ESTILO en 8 PASOS.

 

Soy Ana, periodista y estilista

Ayudo a mujeres a aceptarse tal y como son y a potenciar al máximo su belleza natural.

Creo que cuando una mujer se mira al espejo y le gusta lo que ve, se siente fuerte, se atreve a soñar y sonríe más.

Mi éxito será acompañarte para que descubras cuál es tu propio estilo, ese que refleja quién eres de verdad, y te hace verte guapa, sentirte mejor y ganar confianza y seguridad en ti misma.


¿Te sientes identificada con
alguna de estas afirmaciones?

 

1. Crees que no tienes estilo

Quieres verte mejor pero no sabes ni por dónde empezar. Sientes que eso de tener estilo no está hecho para ti. Desconoces qué es lo que de verdad te sienta bien y te limitas a imitar a las demás pero te frustas porque a ti, esos looks, no te quedan igual de bien.

2. Siempre vas vestida igual

Tienes un armario lleno de ropa pero siempre terminas llevando lo mismo. Y estás cansada de verte siempre igual. Te compras cosas que después no te pones porque no sabes cómo combinarlas. Eres muy consciente de que no le estás sacando el máximo partido a tu armario.

 

3. Tu armario es un caos

Es así. ¡¡Ni siquiera sabes todo lo que tienes dentro!! Tienes muchas cosas que ya no usas, pero, por algún motivo, te cuesta deshacerte de ellas. Te preocupas por mantener tu armario a raya, pero a los dos días… ¡ya está todo manga por hombro otra vez!

4. Compras mal

Te agobia ir de tiendas porque no sabes qué deberías comprar. Te compras cosas que luego no te pones o que no sabes con qué ponerte. Te aburres de comprar siempre en los mismos sitios. No tienes mucho dinero para gastar en ropa, así que acertar es para ti una necesidad.

Tengo claro cuáles son mis
tres principales objetivos para
trabajar contigo:

 

Puedes conseguir los siguientes
resultados con mis servicios:

 
  • Reconciliarte con tu cuerpo. Aprenderás a identificar las prendas que potencian tus puntos fuertes y disimulan los débiles.

  • Potenciar tu belleza natural al descubrir qué colores te favorecen más, cómo usarlos y cómo combinarlos.

  • Ganar más confianza y seguridad en ti misma para saber qué ponerte en cada ocasión sin sentirte disfrazada.

  • Ahorrar tiempo porque tu armario será más útil, armónico y combinable.

  • Crear más combinaciones con la ropa que ya tienes.

  • Diseñar un fondo de armario a tu medida.

  • Comprar menos pero hacerlo mejor.

  • Dudar menos y acertar en tus futuras compras.

  • Mantener el orden en tu armario de forma fácil y sencilla.

 
 
 

El secreto de tu estilo está en tu armario
y yo puedo ayudarte a descubrirlo.

¿Preparada para tener
MÁS ESTILO CON MENOS ARMARIO?

 
En mi armario se acumulaban cosas que me gustaban pero para las que nunca encontraba ocasión. Esto me frustraba mucho, porque tenía una sensación constante de estar malgastando el dinero sin sacarle rédito a lo que me compraba.

Me veía sosa y era consciente de que a mi estilo le faltaba alegría y personalidad. Ana captó enseguida mis necesidades y supo enseñarme qué es lo que, de verdad, me queda bien. ¡Descubrir mi paleta de colores me resultó tan útil!

Ahora me siento más guapa. Y más segura. Parecerá una tontería pero cuando te sientes bien por fuera, te miras al espejo y te gustas, vas por la vida con más fuerza. Mi cambio ha sido radical y mi armario parece otro.

He sacado cosas que llevaba años sin ponerme, ¡sí años!, y que no me atrevía a tirar. He desterrado el maldito “por si acaso” y hoy, con menos prendas y más combinaciones, soy capaz de llevar un look diferente cada día.

ELSA

2016-09-15T12:18:12+00:00

ELSA

En mi armario se acumulaban cosas que me gustaban pero para las que nunca encontraba ocasión. Esto me frustraba mucho, porque tenía una sensación constante de estar malgastando el dinero sin sacarle rédito a lo que me compraba. Me veía sosa y era consciente de que a mi estilo le faltaba alegría y personalidad. Ana captó enseguida mis necesidades y supo enseñarme qué es lo que, de verdad, me queda bien. ¡Descubrir mi paleta de colores me resultó tan útil! Ahora me siento más guapa. Y más segura. Parecerá una tontería pero cuando te sientes bien por fuera, te miras al espejo y te gustas, vas por la vida con más fuerza. Mi cambio ha sido radical y mi armario parece otro. He sacado cosas que llevaba años sin ponerme, ¡sí años!, y que no me atrevía a tirar. He desterrado el maldito “por si acaso” y hoy, con menos prendas y más combinaciones, soy capaz de llevar un look diferente cada día.
Antes de ponerme en manos de Ana, mi armario y yo sólo compartíamos casa y mi estilo pasaba totalmente desapercibido para mí. Pero un día decidí coger el toro por los cuernos, porque algo dentro de mí me decía que podía sacarme muchísimo más partido.

Mis expectativas con Ana no es que se hayan cumplido, es que se han superado por mil. Ahora soy dueña y señora de mi estilo y de mi armario. Me gusta ver la cantidad de posibilidades que tengo para combinar mi ropa que antes no era capaz de encontrar. ¡Eso me encanta! Y me siento guapa llevando cosas que antes jamás ni me hubiera imaginado sin sentirme un bicho raro.

NATALIA

2016-09-15T12:18:56+00:00

NATALIA

Antes de ponerme en manos de Ana, mi armario y yo sólo compartíamos casa y mi estilo pasaba totalmente desapercibido para mí. Pero un día decidí coger el toro por los cuernos, porque algo dentro de mí me decía que podía sacarme muchísimo más partido. Mis expectativas con Ana no es que se hayan cumplido, es que se han superado por mil. Ahora soy dueña y señora de mi estilo y de mi armario. Me gusta ver la cantidad de posibilidades que tengo para combinar mi ropa que antes no era capaz de encontrar. ¡Eso me encanta! Y me siento guapa llevando cosas que antes jamás ni me hubiera imaginado sin sentirme un bicho raro.
“Elegí a Ana porque me gusta su estilo personal y, sobre todo, por cómo pone en práctica la filosofía de menos es más. Antes trabajar con ella, me sentía un poco perdida y aturullada. Mi armario era muy caótico, tenía mucho de todo y se me perdía la vista y la imaginación por el camino.

Ana me hizo darme cuenta de lo importante que es saber qué es lo que te gusta y de lo que quieres conseguir con tu estilo. Ahora miro a mi armario con más cariño, lo disfruto mucho más y eso me hace sentirme mejor. Tengo más en mente que hay que desprenderse de lo que ya no se usa, que hay que comprar prendas con ciertos criterios y, sobre todo, que te encajen en tu armario, viéndolo de forma global,  Y eso era justo lo que necesitaba mi armario y ¡mi vida!".

EVA

2016-10-20T11:38:47+00:00

EVA

“Elegí a Ana porque me gusta su estilo personal y, sobre todo, por cómo pone en práctica la filosofía de menos es más. Antes trabajar con ella, me sentía un poco perdida y aturullada. Mi armario era muy caótico, tenía mucho de todo y se me perdía la vista y la imaginación por el camino. Ana me hizo darme cuenta de lo importante que es saber qué es lo que te gusta y de lo que quieres conseguir con tu estilo. Ahora miro a mi armario con más cariño, lo disfruto mucho más y eso me hace sentirme mejor. Tengo más en mente que hay que desprenderse de lo que ya no se usa, que hay que comprar prendas con ciertos criterios y, sobre todo, que te encajen en tu armario, viéndolo de forma global,  Y eso era justo lo que necesitaba mi armario y ¡mi vida!".
“Antes de tener mi sesión con Ana mi relación con mi estilo era incómoda y difusa, poco clara. Tenía la sensación de que mi armario estaba lleno de ropa pero poco útil y de que no tenía la ropa que quería.

Después de trabajar con ella, Ana me dio una serie de pautas y referencias que hicieron que todo fuese más fácil y más lógico. Sigo siendo un poco perezosa todavía, pero estoy probando muchas de las cosas que ella me recomendó que podrían servirme. Y además me lo puso por escrito, ¡¡en papel!! Con su ayuda, todo es mucho más fácil”.

SONIA
www.soniajcook.com

 

2017-01-16T08:21:05+00:00

SONIA
www.soniajcook.com

 

“Antes de tener mi sesión con Ana mi relación con mi estilo era incómoda y difusa, poco clara. Tenía la sensación de que mi armario estaba lleno de ropa pero poco útil y de que no tenía la ropa que quería. Después de trabajar con ella, Ana me dio una serie de pautas y referencias que hicieron que todo fuese más fácil y más lógico. Sigo siendo un poco perezosa todavía, pero estoy probando muchas de las cosas que ella me recomendó que podrían servirme. Y además me lo puso por escrito, ¡¡en papel!! Con su ayuda, todo es mucho más fácil”.
“Ir a una tienda era pasar un mal rato, tal cual. No me atrevía a comprar nada porque veía que iba a ser otra cosa más en mi lista de prendas que no sabía combinar. Me sentía muy frustrada porque además tampoco tenía claro cuál era mi estilo.

Decidí  trabajar con Ana porque me gustó su planteamiento de sacarle partido al armario. Ella me enseñó a ver mi estilo como un proceso y cómo ir dándole forma. Su visión de cómo hacerlo es de lo más personalizo y realista.

Estoy muy satisfecha con la decisión que tomé. Era un asunto que me hacía sentir mal, tocaba incluso mi autoestima y ahora me siento tranquila de tener unas pautas y poder explorar. De hecho, he ido en varias ocasiones a comprar alguna cosilla y mis sensaciones han sido mucho mejores. Ahora veo las prendas de otra forma y, sobre todo, he aprendido a ver sus posibilidades en mi armario.

Muchas veces pensamos que contratar estos servicios es hasta frívolo pero yo creo que es importante transmitir la imagen que queremos. Sentirnos seguras y cómodas en determinadas situaciones es fundamental.  Y también es una forma de conocerse, de explorarse en determinados aspectos. Hasta la ropa nos puede ‘mover cosas por dentro’”.

MARINA

2017-03-16T12:02:53+00:00

MARINA

“Ir a una tienda era pasar un mal rato, tal cual. No me atrevía a comprar nada porque veía que iba a ser otra cosa más en mi lista de prendas que no sabía combinar. Me sentía muy frustrada porque además tampoco tenía claro cuál era mi estilo. Decidí  trabajar con Ana porque me gustó su planteamiento de sacarle partido al armario. Ella me enseñó a ver mi estilo como un proceso y cómo ir dándole forma. Su visión de cómo hacerlo es de lo más personalizo y realista. Estoy muy satisfecha con la decisión que tomé. Era un asunto que me hacía sentir mal, tocaba incluso mi autoestima y ahora me siento tranquila de tener unas pautas y poder explorar. De hecho, he ido en varias ocasiones a comprar alguna cosilla y mis sensaciones han sido mucho mejores. Ahora veo las prendas de otra forma y, sobre todo, he aprendido a ver sus posibilidades en mi armario. Muchas veces pensamos que contratar estos servicios es hasta frívolo pero yo creo que es importante transmitir la imagen que queremos. Sentirnos seguras y cómodas en determinadas situaciones es fundamental.  Y también es una forma de conocerse, de explorarse en determinados aspectos. Hasta la ropa nos puede ‘mover cosas por dentro’”.
“Conocí a Ana a través de Instagram y decidí ponerme en sus manos porque me sentía muy identificada con su estilo y su forma de comunicarlo. Aunque mi relación con mi armario no era mala, sí que notaba que me faltaba valor para atreverse a usar ciertas prendas y ciertos colores.

Aunque aún tengo que seguir profundizando algo más en mis próximos armarios cápsula, Ana me ha proporcionado una gran cantidad de información para que pueda lograr que cada vez sean mejores. Su implicación ha sido total en el proceso, por lo que no dudo en recomendar su trabajo, porque a mí me ha ayudado a conocerme mejor y a ser más yo”,

ANA SAMPER
www.ordenyconcierto.es

2017-09-04T08:35:59+00:00

ANA SAMPER
www.ordenyconcierto.es

“Conocí a Ana a través de Instagram y decidí ponerme en sus manos porque me sentía muy identificada con su estilo y su forma de comunicarlo. Aunque mi relación con mi armario no era mala, sí que notaba que me faltaba valor para atreverse a usar ciertas prendas y ciertos colores. Aunque aún tengo que seguir profundizando algo más en mis próximos armarios cápsula, Ana me ha proporcionado una gran cantidad de información para que pueda lograr que cada vez sean mejores. Su implicación ha sido total en el proceso, por lo que no dudo en recomendar su trabajo, porque a mí me ha ayudado a conocerme mejor y a ser más yo”,
El fenómeno Ana comenzó cuando al cumplir los 44 años (con 10 kilos más de los que me gustaría, muchas canas y el armario lleno de pantalones pitillos porque pensaba que era lo que me favorecía), decidí regalarme a Ana.

Dejé que se colase en mi casa, en mi armario y en mi intimidad. ¡Fue tan fácil! ¡Y los resultados tan fantásticos! Desde luego, no me quitó los kilos, ni las canas, pero sí que me dio una vuelta a mí, a mi manera de vestir y gastar. Mi estilo poco a poco ha ido modificándose y no te engaño si te digo que espontáneamente me han dicho que había cambiado, que me veían diferente. Y no puede ser más cierto.

Los pitillos han dejado su espacio a los pantalones rectos y los negros y grises al naranja. Desde luego, el mejor regalo de cumpleaños que pude haberme hecho. ¡Bravo Ana por ayudarme a mí y a otras tantas mujeres!

ROCÍO

2017-11-18T11:10:14+00:00

ROCÍO

El fenómeno Ana comenzó cuando al cumplir los 44 años (con 10 kilos más de los que me gustaría, muchas canas y el armario lleno de pantalones pitillos porque pensaba que era lo que me favorecía), decidí regalarme a Ana. Dejé que se colase en mi casa, en mi armario y en mi intimidad. ¡Fue tan fácil! ¡Y los resultados tan fantásticos! Desde luego, no me quitó los kilos, ni las canas, pero sí que me dio una vuelta a mí, a mi manera de vestir y gastar. Mi estilo poco a poco ha ido modificándose y no te engaño si te digo que espontáneamente me han dicho que había cambiado, que me veían diferente. Y no puede ser más cierto. Los pitillos han dejado su espacio a los pantalones rectos y los negros y grises al naranja. Desde luego, el mejor regalo de cumpleaños que pude haberme hecho. ¡Bravo Ana por ayudarme a mí y a otras tantas mujeres!
"Estaba algo peleada con mi armario, fundamentalmente porque por mucha ropa que me compraba, siempre tenía la sensación de no tener que ponerme. Por mi talla y por un problema con el cuello, me sentía muy condicionada a la hora de comprar y al final acababa vistiéndome siempre de forma muy parecida.

En este sentido, me apetecía introducir cambios. Después de mis sesiones con Ana, no estaba muy segura de poder obtener resultados, pero me he dado cuenta de que poco a poco he ido asimilando ciertas cosas y me siento capaz de poder cambiar poco a poco mi estilo.

Sus sesiones me ha servido para sentirme más segura a la hora de elegir unas cosas u otras y, aunque en principio no me convencieron algunas de sus propuestas, las probé y me he dado cuenta de que lo que pensaba que no me iba a quedar nada bien, sí que me favorece y eso me facilita muchos cambios.

Recomendaría el trabajo de Ana, especialmente cuando no sabes por dónde tirar para cambiar tu estilo. No sé cómo lo ha hecho, pero ahora evalúo de forma diferente la ropa que tenía, soy capaz de darme cuenta de que hay cosas que sobran y que necesito renovar en mi armario y de priorizar los cambios que necesito ir introduciendo paulatinamente",

DIANA

2017-11-25T11:58:35+00:00

DIANA

"Estaba algo peleada con mi armario, fundamentalmente porque por mucha ropa que me compraba, siempre tenía la sensación de no tener que ponerme. Por mi talla y por un problema con el cuello, me sentía muy condicionada a la hora de comprar y al final acababa vistiéndome siempre de forma muy parecida. En este sentido, me apetecía introducir cambios. Después de mis sesiones con Ana, no estaba muy segura de poder obtener resultados, pero me he dado cuenta de que poco a poco he ido asimilando ciertas cosas y me siento capaz de poder cambiar poco a poco mi estilo. Sus sesiones me ha servido para sentirme más segura a la hora de elegir unas cosas u otras y, aunque en principio no me convencieron algunas de sus propuestas, las probé y me he dado cuenta de que lo que pensaba que no me iba a quedar nada bien, sí que me favorece y eso me facilita muchos cambios. Recomendaría el trabajo de Ana, especialmente cuando no sabes por dónde tirar para cambiar tu estilo. No sé cómo lo ha hecho, pero ahora evalúo de forma diferente la ropa que tenía, soy capaz de darme cuenta de que hay cosas que sobran y que necesito renovar en mi armario y de priorizar los cambios que necesito ir introduciendo paulatinamente",