Estilo y armarios
para mujeres
de verdad

¡Tener MÁS ESTILO con MENOS ARMARIO es posible!

Suscríbete ahora y recibirías mi

GUÍA para MEJORAR tu ESTILO en 8 PASOS.

Soy Ana, periodista y estilista

Ayudo a mujeres a contar quiénes son a través de lo que llevan puesto.

Creo que cuando una mujer se mira al espejo y le gusta lo que ve, se siente fuerte, se atreve a soñar y sonríe más. Por eso, mi propósito es apoyarte para que te aceptes tal y como eres y sepas cómo potenciar al máximo tu belleza natural y la autenticidad de tu propia historia.

Mi misión es acompañarte para que descubras cuál es tu propio estilo, ese que refleja quién eres de verdad, y te hace verte guapa, ganar en confianza, seguridad y amor propio, y sentirte fuerte, única y libre.


¿Te sientes identificada con
alguna de estas afirmaciones?

1. Crees que no tienes estilo

Quieres tenerlo, pero no te atreves a pensar en ti misma como una mujer con estilo. Deseas verte mejor, pero no sabes cómo conseguirlo. Desconoces qué es lo que de verdad te gusta, lo que te sienta bien y lo que te hace fácil tu día a día.

2. Tu estilo no te representa

Te sientes frustrada porque no consigues que tu estilo refleje quién eres. Tu armario no transmite lo que tú quieres contar. Estás perdida y te limitas a mirar hacia fuera e imitar a las demás, pero no te funciona, porque los looks de otras mujeres siguen sin decir nada de ti. Deseas encontrar eso que haga que tu estilo sea “muy tú”.

3. No vistes como te gustaría

Tienes un armario lleno de ropa, pero casi nunca sabes qué ponerte. O casi siempre terminas llevando lo mismo. Y estás cansada de verte siempre igual. Te compras cosas que después no te pones porque no sabes cómo combinarlas. O en qué situación ponértelas. Eres muy consciente de que no lo estás amortizando tanto como podrías.

4. Compras mal

Te agobia ir de tiendas porque no sabes qué deberías comprar. Te compras cosas que luego no te pones o que no sabes con qué ponerte. Te aburres de comprar siempre en los mismos sitios. No tienes mucho dinero para gastar en ropa, así que acertar es para ti una necesidad.

Tengo claro cuáles son mis
tres principales objetivos para
trabajar contigo:

Puedes conseguir los siguientes
resultados si trabajamos juntas:

  • Reconciliarte con el espejo. Aprenderás a mirarte de una forma más objetiva. Sin juicios. Sin comparaciones. Sin peleas.

  • Potenciar tu belleza natural al descubrir cuáles son tus puntos fuertes y esos otros no tan fuertes.

  • Identificar el tipo de prendas y los colores que mejor te sientan, cómo usarlos y cómo combinarlos para ponerlo todo a jugar a tu favor.

  • Ganar más confianza y seguridad en ti misma para saber qué ponerte en cada ocasión y ser coherente con lo que quieres contar (tu mensaje, tu personalidad, tus valores, tu marca).

  • Que vestirse se convierta en un acto divertido, creativo y de amor hacia ti misma.

  • Tener menos ropa, pero infinitamente más tuya.

  • Planear un fondo de armario a tu medida.

  • Crear más combinaciones con la ropa que ya tienes.

  • Ahorrar tiempo y energía para dedicarlo a lo que es verdaderamente importante para ti.

  • Comprar menos, pero hacerlo mejor.

  • Mantener el orden en tu armario de forma fácil y sencilla.

Historias. Reflexiones. Planes. Inspiración.
Todo DIRECTO A TU MAIL

¿Te animas a nuestros ‘cafetés’?

“Antes de tener mi sesión con Ana mi relación con mi estilo era incómoda y difusa, poco clara. Tenía la sensación de que mi armario estaba lleno de ropa pero poco útil y de que no tenía la ropa que quería.

Después de trabajar con ella, Ana me dio una serie de pautas y referencias que hicieron que todo fuese más fácil y más lógico. Sigo siendo un poco perezosa todavía, pero estoy probando muchas de las cosas que ella me recomendó que podrían servirme. Y además me lo puso por escrito, ¡¡en papel!! Con su ayuda, todo es mucho más fácil”.

SONIA
www.soniajcook.com

 

2017-01-16T08:21:05+00:00

SONIA
www.soniajcook.com

 

“Antes de tener mi sesión con Ana mi relación con mi estilo era incómoda y difusa, poco clara. Tenía la sensación de que mi armario estaba lleno de ropa pero poco útil y de que no tenía la ropa que quería. Después de trabajar con ella, Ana me dio una serie de pautas y referencias que hicieron que todo fuese más fácil y más lógico. Sigo siendo un poco perezosa todavía, pero estoy probando muchas de las cosas que ella me recomendó que podrían servirme. Y además me lo puso por escrito, ¡¡en papel!! Con su ayuda, todo es mucho más fácil”.
“Ir a una tienda era pasar un mal rato, tal cual. No me atrevía a comprar nada porque veía que iba a ser otra cosa más en mi lista de prendas que no sabía combinar. Me sentía muy frustrada porque además tampoco tenía claro cuál era mi estilo.

Decidí  trabajar con Ana porque me gustó su planteamiento de sacarle partido al armario. Ella me enseñó a ver mi estilo como un proceso y cómo ir dándole forma. Su visión de cómo hacerlo es de lo más personalizo y realista.

Estoy muy satisfecha con la decisión que tomé. Era un asunto que me hacía sentir mal, tocaba incluso mi autoestima y ahora me siento tranquila de tener unas pautas y poder explorar. De hecho, he ido en varias ocasiones a comprar alguna cosilla y mis sensaciones han sido mucho mejores. Ahora veo las prendas de otra forma y, sobre todo, he aprendido a ver sus posibilidades en mi armario.

Muchas veces pensamos que contratar estos servicios es hasta frívolo pero yo creo que es importante transmitir la imagen que queremos. Sentirnos seguras y cómodas en determinadas situaciones es fundamental.  Y también es una forma de conocerse, de explorarse en determinados aspectos. Hasta la ropa nos puede ‘mover cosas por dentro’”.

MARINA

2017-03-16T12:02:53+00:00

MARINA

“Ir a una tienda era pasar un mal rato, tal cual. No me atrevía a comprar nada porque veía que iba a ser otra cosa más en mi lista de prendas que no sabía combinar. Me sentía muy frustrada porque además tampoco tenía claro cuál era mi estilo. Decidí  trabajar con Ana porque me gustó su planteamiento de sacarle partido al armario. Ella me enseñó a ver mi estilo como un proceso y cómo ir dándole forma. Su visión de cómo hacerlo es de lo más personalizo y realista. Estoy muy satisfecha con la decisión que tomé. Era un asunto que me hacía sentir mal, tocaba incluso mi autoestima y ahora me siento tranquila de tener unas pautas y poder explorar. De hecho, he ido en varias ocasiones a comprar alguna cosilla y mis sensaciones han sido mucho mejores. Ahora veo las prendas de otra forma y, sobre todo, he aprendido a ver sus posibilidades en mi armario. Muchas veces pensamos que contratar estos servicios es hasta frívolo pero yo creo que es importante transmitir la imagen que queremos. Sentirnos seguras y cómodas en determinadas situaciones es fundamental.  Y también es una forma de conocerse, de explorarse en determinados aspectos. Hasta la ropa nos puede ‘mover cosas por dentro’”.
“Conocí a Ana a través de Instagram y decidí ponerme en sus manos porque me sentía muy identificada con su estilo y su forma de comunicarlo. Aunque mi relación con mi armario no era mala, sí que notaba que me faltaba valor para atreverse a usar ciertas prendas y ciertos colores.

Aunque aún tengo que seguir profundizando algo más en mis próximos armarios cápsula, Ana me ha proporcionado una gran cantidad de información para que pueda lograr que cada vez sean mejores. Su implicación ha sido total en el proceso, por lo que no dudo en recomendar su trabajo, porque a mí me ha ayudado a conocerme mejor y a ser más yo”,

ANA SAMPER
www.ordenyconcierto.es

2017-09-04T08:35:59+00:00

ANA SAMPER
www.ordenyconcierto.es

“Conocí a Ana a través de Instagram y decidí ponerme en sus manos porque me sentía muy identificada con su estilo y su forma de comunicarlo. Aunque mi relación con mi armario no era mala, sí que notaba que me faltaba valor para atreverse a usar ciertas prendas y ciertos colores. Aunque aún tengo que seguir profundizando algo más en mis próximos armarios cápsula, Ana me ha proporcionado una gran cantidad de información para que pueda lograr que cada vez sean mejores. Su implicación ha sido total en el proceso, por lo que no dudo en recomendar su trabajo, porque a mí me ha ayudado a conocerme mejor y a ser más yo”,
El fenómeno Ana comenzó cuando al cumplir los 44 años (con 10 kilos más de los que me gustaría, muchas canas y el armario lleno de pantalones pitillos porque pensaba que era lo que me favorecía), decidí regalarme a Ana.

Dejé que se colase en mi casa, en mi armario y en mi intimidad. ¡Fue tan fácil! ¡Y los resultados tan fantásticos! Desde luego, no me quitó los kilos, ni las canas, pero sí que me dio una vuelta a mí, a mi manera de vestir y gastar. Mi estilo poco a poco ha ido modificándose y no te engaño si te digo que espontáneamente me han dicho que había cambiado, que me veían diferente. Y no puede ser más cierto.

Los pitillos han dejado su espacio a los pantalones rectos y los negros y grises al naranja. Desde luego, el mejor regalo de cumpleaños que pude haberme hecho. ¡Bravo Ana por ayudarme a mí y a otras tantas mujeres!

ROCÍO

2017-11-18T11:10:14+00:00

ROCÍO

El fenómeno Ana comenzó cuando al cumplir los 44 años (con 10 kilos más de los que me gustaría, muchas canas y el armario lleno de pantalones pitillos porque pensaba que era lo que me favorecía), decidí regalarme a Ana. Dejé que se colase en mi casa, en mi armario y en mi intimidad. ¡Fue tan fácil! ¡Y los resultados tan fantásticos! Desde luego, no me quitó los kilos, ni las canas, pero sí que me dio una vuelta a mí, a mi manera de vestir y gastar. Mi estilo poco a poco ha ido modificándose y no te engaño si te digo que espontáneamente me han dicho que había cambiado, que me veían diferente. Y no puede ser más cierto. Los pitillos han dejado su espacio a los pantalones rectos y los negros y grises al naranja. Desde luego, el mejor regalo de cumpleaños que pude haberme hecho. ¡Bravo Ana por ayudarme a mí y a otras tantas mujeres!
"Estaba algo peleada con mi armario, fundamentalmente porque por mucha ropa que me compraba, siempre tenía la sensación de no tener que ponerme. Por mi talla y por un problema con el cuello, me sentía muy condicionada a la hora de comprar y al final acababa vistiéndome siempre de forma muy parecida.

En este sentido, me apetecía introducir cambios. Después de mis sesiones con Ana, no estaba muy segura de poder obtener resultados, pero me he dado cuenta de que poco a poco he ido asimilando ciertas cosas y me siento capaz de poder cambiar poco a poco mi estilo.

Sus sesiones me ha servido para sentirme más segura a la hora de elegir unas cosas u otras y, aunque en principio no me convencieron algunas de sus propuestas, las probé y me he dado cuenta de que lo que pensaba que no me iba a quedar nada bien, sí que me favorece y eso me facilita muchos cambios.

Recomendaría el trabajo de Ana, especialmente cuando no sabes por dónde tirar para cambiar tu estilo. No sé cómo lo ha hecho, pero ahora evalúo de forma diferente la ropa que tenía, soy capaz de darme cuenta de que hay cosas que sobran y que necesito renovar en mi armario y de priorizar los cambios que necesito ir introduciendo paulatinamente",

DIANA

2017-11-25T11:58:35+00:00

DIANA

"Estaba algo peleada con mi armario, fundamentalmente porque por mucha ropa que me compraba, siempre tenía la sensación de no tener que ponerme. Por mi talla y por un problema con el cuello, me sentía muy condicionada a la hora de comprar y al final acababa vistiéndome siempre de forma muy parecida. En este sentido, me apetecía introducir cambios. Después de mis sesiones con Ana, no estaba muy segura de poder obtener resultados, pero me he dado cuenta de que poco a poco he ido asimilando ciertas cosas y me siento capaz de poder cambiar poco a poco mi estilo. Sus sesiones me ha servido para sentirme más segura a la hora de elegir unas cosas u otras y, aunque en principio no me convencieron algunas de sus propuestas, las probé y me he dado cuenta de que lo que pensaba que no me iba a quedar nada bien, sí que me favorece y eso me facilita muchos cambios. Recomendaría el trabajo de Ana, especialmente cuando no sabes por dónde tirar para cambiar tu estilo. No sé cómo lo ha hecho, pero ahora evalúo de forma diferente la ropa que tenía, soy capaz de darme cuenta de que hay cosas que sobran y que necesito renovar en mi armario y de priorizar los cambios que necesito ir introduciendo paulatinamente",
“Acudí a Ana por su cercanía. Mi estilo no estaba definido y mi armario era un caos: mucha ropa, poco espacio y menos valor para sacar cosas que no me acababan de gustar.

Agobiada y sin un objetivo claro, me gustó de Ana su empatía y lo que transmitía en su cuenta de Instagram. Me alucinó descubrir mis colores y aprender a combinarlos con eficacia. Y conocer qué prendas me sientan mejor me ayuda bastante a ahorrar tiempo y quebraderos de cabeza.

Empecé a ser consciente de que muchas de mis limitaciones están en mi cabeza. La sencillez y la paciencia con que Ana me lo explicó todo y el informe tan sumamente detallado que me envío, con compras incluidas, es una pasada.

Aunque me queda mucho trabajo por delante, ahora tengo más claro qué me quiero poner y cómo combinarlo. Gracias a Ana ahora estoy muy bien enfocada. ¿Lo peor? No tenerla cerca cuando me entran los agobios de nuevo”.

IRENE,
www.cexplay.com

2018-03-02T07:55:36+00:00

IRENE,
www.cexplay.com

“Acudí a Ana por su cercanía. Mi estilo no estaba definido y mi armario era un caos: mucha ropa, poco espacio y menos valor para sacar cosas que no me acababan de gustar. Agobiada y sin un objetivo claro, me gustó de Ana su empatía y lo que transmitía en su cuenta de Instagram. Me alucinó descubrir mis colores y aprender a combinarlos con eficacia. Y conocer qué prendas me sientan mejor me ayuda bastante a ahorrar tiempo y quebraderos de cabeza. Empecé a ser consciente de que muchas de mis limitaciones están en mi cabeza. La sencillez y la paciencia con que Ana me lo explicó todo y el informe tan sumamente detallado que me envío, con compras incluidas, es una pasada. Aunque me queda mucho trabajo por delante, ahora tengo más claro qué me quiero poner y cómo combinarlo. Gracias a Ana ahora estoy muy bien enfocada. ¿Lo peor? No tenerla cerca cuando me entran los agobios de nuevo”.
“Seguía el blog de Ana desde hacía tiempo y me encantaba su forma de comunicar, su cercanía y la ilusión por su trabajo. Antes de ponerme en sus manos, me sentía mayor con mi ropa. Mi relación con mi armario era totalmente caótica. Me ponía lo que me daba por ahí y no tenía un rumbo fijo. Me faltaba organización y entender qué era lo que me sentaba bien.

Ana superó mis expectativas porque gracias a nuestro trabajo conjunto he conseguido entender mi estilo, qué cosas me sientan bien y qué ponerme para cada ocasión. Creo que esto es imprescindible para todas, y más aún para aquellas mujeres que trabajamos con nuestra marca personal. Ahora me siento muy identificada con mi estilo y me veo como soy ¡¡joven!!”.

MARÍA
www.mariacallizomonge.com

2018-03-12T14:38:29+00:00

MARÍA
www.mariacallizomonge.com

“Seguía el blog de Ana desde hacía tiempo y me encantaba su forma de comunicar, su cercanía y la ilusión por su trabajo. Antes de ponerme en sus manos, me sentía mayor con mi ropa. Mi relación con mi armario era totalmente caótica. Me ponía lo que me daba por ahí y no tenía un rumbo fijo. Me faltaba organización y entender qué era lo que me sentaba bien. Ana superó mis expectativas porque gracias a nuestro trabajo conjunto he conseguido entender mi estilo, qué cosas me sientan bien y qué ponerme para cada ocasión. Creo que esto es imprescindible para todas, y más aún para aquellas mujeres que trabajamos con nuestra marca personal. Ahora me siento muy identificada con mi estilo y me veo como soy ¡¡joven!!”.
"Quería poner remedio a mi dejadez y abandono postparto. Siempre había conseguido adaptar mi vestuario a cada etapa de mi vida, pero esta vez, no me reconocía y no sabía qué hacer con mi armario. Sentía que era tricolor: vaquero, blanco y negro y quería volver a sentir que me estaba  vistiendo en lugar de tapando. Suena duro, pero así de real era.

Ana me ayudó a ponerme las pilas a través de mensajes sencillos, claro y sin artificios. Lo hace en su libro y lo hacen en sus sesiones. Esto ha supuesto un punto de inflexión para que empezara a girar la rueda. Gracias a ella, he vencido mi pereza y me he pasado horas ante el espejo.

Ya no acumulo vaqueros ni camisas o camisetas blancas y negras. Además, he aligerado mi armario bastante. Y me es más fácil saber qué ponerme. Me siento más cómoda y, a veces, hasta tengo que aguantar alguna lagrimita de emoción cuando mi marido, mis amigas o mis compañeros me dicen que voy muy mona y "muy tú". Vernos guapas no es ninguna pamplina; nos afecta hasta el ánimo".

MAYTE

2018-03-15T14:04:37+00:00

MAYTE

"Quería poner remedio a mi dejadez y abandono postparto. Siempre había conseguido adaptar mi vestuario a cada etapa de mi vida, pero esta vez, no me reconocía y no sabía qué hacer con mi armario. Sentía que era tricolor: vaquero, blanco y negro y quería volver a sentir que me estaba  vistiendo en lugar de tapando. Suena duro, pero así de real era. Ana me ayudó a ponerme las pilas a través de mensajes sencillos, claro y sin artificios. Lo hace en su libro y lo hacen en sus sesiones. Esto ha supuesto un punto de inflexión para que empezara a girar la rueda. Gracias a ella, he vencido mi pereza y me he pasado horas ante el espejo. Ya no acumulo vaqueros ni camisas o camisetas blancas y negras. Además, he aligerado mi armario bastante. Y me es más fácil saber qué ponerme. Me siento más cómoda y, a veces, hasta tengo que aguantar alguna lagrimita de emoción cuando mi marido, mis amigas o mis compañeros me dicen que voy muy mona y "muy tú". Vernos guapas no es ninguna pamplina; nos afecta hasta el ánimo".