mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

¿Tienes el armario que necesitas?

Tomé una decisión correcta el día en que decidí que lo mejor que podía hacer por mi estilo era tener un armario acorde a mi vida. Hasta entonces me había dejado llevar por cómo se vestían los demás, por lo que las revistas de moda nos “vendían” o por las necesidades innecesarias que nos quiere crear la industria cada seis meses. O tal vez por una mezcla de un poquito de todo esto a la vez.

Al final, se trata ponérnoslo fácil. De que nos lo pongan fácil. Nuestros armarios también. Y en un armario que funciona no tiene cabida zapatos para los que no encontramos ocasión, ni prendas con la etiqueta puesta esperando a ser estrenadas, ni la callada por respuesta ante la pregunta “¿por qué c*** compré esto?”.

Cuando adaptas tu armario a tu estilo de vida, todo cambia. Y dentro solo encuentras, o deberías aspirar a solo encontrar, ropa que usas en tu día a día. Que resuelve tus necesidades para vestirte HOY. Si lo que tienes en tu armario no te resulta útil, ni tienes estilo, ni tienes armario. Y probablemente tendrás poco o nada que ponerte.

Sentar las bases para que tu armario sea funcional es una de las máximas que trabajamos en profundidad en mi curso online Armario Con Flow, así que te quedaste con las ganas de entrar, hoy me gustaría compartir contigo una pequeña parte de un potente ejercicio que te ayudará a construir un armario cien por cien adaptado a tu vida. Y no al revés, que es lo que nos pasa muchas veces.

Camisa María Emes

¿Qué es lo que consigues?

Tener el armario que necesitas puede parecer complicado, pero con este ejercicio que te propongo te resultará más sencillo y, sobre todo, más visual, ver las diferencias entre cómo es el armario que tienes ahora y el que deberías tener.

Además de:

1. Comprobar la cantidad de ropa que tienes que no te pones y qué y cómo es lo que te pones más. (Aquí tienes una gran pista sobre cómo es tu verdadero estilo).

2. Distinguir las prendas que de verdad te sirven para vestirte en cada de las situaciones que se te presenten en tu día a día. Y hacer más evidentes esas otras ocasiones que no se dan en tu vida para las que necesitas tener poco o nada.

3. Tener más claro qué partes de tu armario deberías reforzar y cuáles aligerar. 😉

De hecho, ya te di unas pinceladas en el paso 2 de mi guía para mejorar tu estilo que te envío cuando te suscribes a la newsletter de Toca Tacón.

Recupera este ejercicio ahora y sigue su paso a paso antes de hacer el cambio de armario de esta temporada:

Camisa María Emes

OBSÉRVATE

Anota durante mínimo una semana qué es lo que haces en tu día a día, durante cuánto tiempo y qué llevas puesto para ello; qué tipos de prendas, qué colores, qué complementos, etc.

Si en estos momentos no estás muy contenta con tu estilo, escribe también cómo te hace sentir ese look. De esta manera, recogerás una información muy útil para que te des cuenta por ti misma de qué es lo que puede estar fallándote.

Si no tienes la guía, te sirve sin problema un Excel con 5 columnas o una hoja en blanco que dividirás en 5 espacios para poner:

a. El día de la semana.

b. ¿Qué haces?

c. ¿Qué llevas?

d. ¿Durante cuánto a tiempo?

e. ¿Cómo te sientes?

Pendientes Papiroga

ANALIZA TU ESTILO SEGÚN TU ESTILO DE VIDA

Una vez hayas hecho este seguimiento, a vuelta de hoja, intenta agrupar todas las actividades que has registrado en solo unas 5-6 categorías -trabajo, casa, ocio, eventos especiales, deporte,…- que aúnen también lo que sueles llevar para cada una de ellas.

¿En cuántas de esas situaciones aparece cada tipo de prenda de lo que has llevado? Puede que solo te pongas pantalones de vestir para el trabajo o eventos especiales o que te des cuenta de que pocas veces te pones falda en tu tiempo de ocio o para trabajar desde casa. Así te harás una idea de qué tipo de looks son los que sueles utilizar para cada situación concreta.

Además, esto será un indicio de que en tu armario hay partes sobrevaloradas y otras infravaloradas.

Por ejemplo. No tiene sentido que tengas 8 pares de leggins cuando solo te los pones para estar en casa y otros dos para tus dos clases de pilates semanales. No los usas nunca para el trabajo o tus looks de ocio. Esto significa que esta prenda estaría sobrevalorada en tu armario. Con que tuvieses la mitad, sería suficiente.

Y al revés. Si compruebas que repites la misma americana tres veces la misma semana para ir a trabajar, probablemente necesites reforzar el tipo de prendas que utilizar para tus looks de oficina. Aunque ya te avanzo que esto no suele ocurrirnos con tanta frecuencia.

camisa María Emes

TU ARMARIO REAL VS TU ARMARIO IDEAL

La denominada rueda de la vida del estilo es otra manera muy gráfica de que puedas comprobar cómo de bien -o no- está estructurado tu armario.

Imprímete esto o dibuja tú misma dos círculos iguales. Distribuye el primero atendiendo a la ropa que tienes actualmente en tu armario. ¿Qué porcentaje aproximado dedicas para trabajar? ¿Y para tu tiempo de ocio? ¿Y para practicar deporte? ¿Para estar en casa? Continúa hasta que completes todas las categorías que hayas descubierto en las otras partes de este ejercicio.

Y haz lo mismo con el segundo círculo, teniendo en cuenta cómo sería tu armario ideal. Aquí es dónde tendrás que retocar esas partes de tu armario en las que has detectado que sobra o falta ropa.

Por ejemplo, puedes ver que te sobra ropa de deporte y que puedes aligerar tu armario por ahí. (15% vs 10%). O que deberías incorporar algunas nuevas piezas que hagan que vestirte para el trabajo sea más fácil (30% vs 40%) y así.

¿Qué? ¿Tu armario se adapta a tu vida o es justo al revés? Después de esta reflexión, ¿estás más cerca de tu armario ideal? ¿A qué conclusiones has llegado tras hacer este ejercicio? ¡Deseando leerte en los comentarios!

P.D.: He ilustrado este post con uno de esos looks todoterreno de los que abuso en mis días de primavera. El pantalón es de Ese o Ese, la chaqueta de Zara, (ambos ya con solera). La camisa es de María Emes, marca de la que espero poder hablarte pronto con más énfasis; los pendientes de Papiroga y las bailarinas de The Garbeo & Co.

P.P.D.: Las fotos me las hizo Emilio.

Historias. Reflexiones. Planes. Inspiración.
Todo DIRECTO A TU MAIL

¿Te animas a nuestros 'cafetés'?

2
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:
  1. Silvia

    ¡Qué cierto! Como ya te dije, esto marcó un antes y un después en mi estilo. Lo peor es que no eres ni consciente de que tu armario no es funcional. Adaptarlo a nuestro YO actual y no sólo a lo que haces (pasas de trabajar fuera de casa a trabajar dentro, por ejemplo), sino a lo que eres ahora. En mi caso, guardaba ropa de antes de mi segundo embarazo soñando y suspirando por usarla algún día. Quitarla de en medio fue una liberación 😉. Muchos besos y feliz semana

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      No puedo ni añadir una coma a tu comentario, Silvia. ¡¡Cómo me gusta leerte!! Muchas gracias por estar siempre, que es infinitamente más que estar a secas. Más besos de vuelta!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *