mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Emprender es aprender

Hace tres años empecé a escribir un blog. Y ahora que echo la vista atrás, y aunque aquel post piloto se leyera muy fresco y muy divertido; y yo muy enérgica y muy atrevida, visto ahora con el filtro del paso del tiempo, además de sentir cierta vergüenza, creo que lo escribí como un doble grito. Y bastante desesperado.

20
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:

La moda también es cultura

Hace unos días tuve la suerte de que me invitaran a una visita guiada a la exposición de Manuel Pertegaz, acompañada de uno de los comisarios, Raúl Marina, en la sala del Canal de Isabel II.

No voy a dármelas de intelectual ni de cultureta, pero la moda me interesa, además de lo que venimos hablando con frecuencia por aquí, por su vinculación con la historia. En uno de los últimos libros de estilo que he leído y del que espero hablarte muy pronto en nuestro Club de Lectura, Books Look Good que está a puntito de caramelo, me he divertido mucho con algunos apuntes de historia de la moda que explicaban cómo las innovaciones, las tendencias, etc. surgen a raíz de situaciones económicas, políticas o sociales o se adaptan a ellas.

30
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:

Tu armario listo con tres preguntas

A menudo sigo encontrándome con muchas mujeres que creen que no tienen estilo. Y he de reconocer que me entristece cuando las escucho. Me agarro entonces a que quizás lo que estén tratando de decir en realidad es que no tienen el estilo que se supone que “hay que tener”.  Ese estilo que viene marcado por cosas de fuera que son de todo menos tuyas. Si es así, no es más que una buena señal.

Quizás significa que hay todavía muchas mujeres que no están dispuestas a sucumbir a las tendencias, a los vaivenes de las modas, a dejarse llevar por lo que piensen, digan o actúen los demás sin haberlo “vivido” antes. Quizás es solo un indicativo más de que tenemos un mundo lleno de mujeres dispuestas a resistirse a encajar en unos moldes que les resultan ajenos. Me alegro entonces de toda esa “resistencia”. Porque creo que es justo ahí donde está tu estilo de verdad.

6
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO: