mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Un calendario de adviento para tu estilo

Valentina es la prima de una de mis mejores amigas. Y estos días he vuelto a ese ‘cafeté’ que nos tomamos hace ya unos tres años. Por entonces, yo acababa de abrir el blog y andaba buscando la manera de poder contarle a muchas mujeres que era posible mejorar su estilo sin necesidad de gastar demasiado dinero.

Sabía que me enfrentaba a un gran desafío. Al fin y al cabo, yo no era más que una “chica normal”. Sin duda, no era una mujer con gran estilo -o al menos no una de esas en las que solemos pensar de primeras como mujer estilosa-. No tenía puertas a las que llamar, ni dinero que invertir, ni podía “competir” con otras bloggers de moda que estrenaban sin parar. No tenía bolsazo, aunque sí pelazo. 😉 Y creo que ni siquiera tenía claro cómo quería o podría hacer las cosas.

Valentina me hizo varios regalos y a veces, cuando pierdo el foco, vuelvo a nuestra conversación. Ella me comentó de pasada que el equilibrio consiste en vivir en la duda constante teniendo fe en lo que haces. Que lo único que tenía que tener claro era la misión de mi proyecto. Para ella era fácil, porque llevaba escribiendo poesía desde que tenía 12 años y su propósito es invadir el mundo de poesía.

Así que salí de su casa con un tratamiento prescrito únicamente para mí: 30 dosis para una loca de la poesía y otras 30 para leer la vida. Después de tomarlas, cada doce horas, una por la noche y otra por la mañana, resultaron muy beneficiosas para la salud, tanto que pensé que podía hacer mis propias dosis en versión de estilo y armarios.

Te confieso que hasta llegué a plantearle a Valentina que podíamos hacer algo juntas, porque no quería, bajo ningún precepto, que pensara que podía “robarle la idea”. Pero con la humildad que concede la seguridad a aquellas personas que han sabido marcar un rumbo, me dijo que, en realidad, sus inventos poéticos no eran más que una versión actualizada del clásico mensaje de una botella. ¡Y me pareció tan genial!

Te confieso también que no sé porqué entonces no me atreví a probar. Bueno sí, fue porque entonces yo no escribía para ti, sino que lo hacía esperando el aplauso de a quien, en realidad, no tenía pensado “comprarme”.

Probablemente, hayas visto ya que, desde hace unos días, han entrado en circulación calendarios de adviento de todo tipo.  Si te digo la verdad, el único que yo he hecho es el de comprar en el supermercado uno de cartón con una foto de los Minions que esconde onzas de chocolate numeradas con forma de bichito amarillo con forma de bombona de butano.

Lo peor de todo es que a mis hijos les pudo el ansia viva por comérselos todos y han hecho la cuenta a su son. Vamos, que para cuando hemos puesto el árbol, ni rastro de calendario. 😉

Este año quería haberme animado con uno para hacerlo en familia pero, seamos sinceras. Las Navidades, por esas cosas de la vida, no son lo mío. El cierre de año está siendo, cuanto menos, intenso. E inventarme uno para que la mitad de los planes quedasen en agua de borrajas, no me parecía la mejor opción. Soy de esas mujeres que sigue insistiendo en hacer encaje de bolillos para que en las agendas entre más de lo que verdaderamente cabe.

Así que, siendo egoísta, en caso de necesitar un calendario de adviento, necesitaba uno que fuera solo para mí. Y de ahí nace este reto: un calendario de adviento para tu estilo. ¿Te apuntas?

¿Qué vas a conseguir con el calendario?
  • Dedicarte unos minutos durante 24 días, exclusivamente para ti.
  • Divertirte más con lo que ya tienes en tu armario.
  • Descubrir muchas cosas sobre tu estilo.
  • Subir tu autoestima.
  • Gastarte menos dinero, en un mes en que nos volvemos locos con el consumo.

¿Qué necesitas para hacer tu propio calendario de adviento de estilo?

1. Un bote de cristal. Aunque no es necesario, puedes decorarlo forrando la tapa con un retal de tela y atarlo al bote con un cordel de rafia.

2. Varios folios de colores, unos cuantos post it o papel de envolver con una de las caras en blanco. Para que quede aún más bonito, puedes ponerle whasitapes y usar bolígrafos de colores. Cuanto más lo personalices, más te gustará y más te motivará hacerlo.

3.  Escribir estas 24 frases. Deja espacio suficiente entre cada frase para que luego puedas recortarlas. Puedes numerarlas o no, seguir este orden o no. Puedes elegir unas de las de aquí y añadir otras de tu propia cosecha. ¿Lo más importante? Que te resulte divertido hacerlo.

  1. Hoy lleva algo de tu color favorito.
  2. Inventa tres looks diferentes a partir de un vaquero y una camiseta/camisa blanca.
  3. Renueva las perchas de tu armario (que todas sean iguales).
  4. Píntate los labios de rojo.
  5. Mírate al espejo y dite tres cosas bonitas.
  6. Ponte un look que no te hayas puesto nunca con lo que ya tienes.
  7. Empieza a seguir en Instagram a 3 nuevas mujeres que te inspiren por su estilo.
  8. Hoy elije tu vestido favorito.
  9. Deshazte de esas prendas que compraste para complacer a los demás, para encajar o para cubrir tus defectos.
  10. Regálate un café a esa persona.
  11. Haz una lista de tus deseos para esta Navidad.
  12. Ponte la prenda de color más chillón que tengas.
  13. Llama a esa amiga que hace tiempo que no ves y dile que la quieres.
  14. Busca en tu armario un look que te saque de tu zona de confort y póntelo hoy.
  15. Entra en una tienda, solo a TOCAR.
  16. Ordena tu armario por un criterio diferente.
  17. Pide cita y que te pinten las uñas.
  18. Escribe 5 cosas que NO son de tu estilo.
  19. Hoy vístete con un estampado.
  20. Sonríete cada vez que te encuentres con un espejo.
  21. Escribe en una hoja 10 cosas de las que estás orgullosa.
  22. Cómprate un complemento que no hayas usado nunca.
  23. Regálale a alguien algo que ya no te pones y que sabías que le gustaba.
  24. Hoy súbete a unos tacones.

Para ponértelo más fácil, esta semana vamos a adelantar la newsletter del domingo al viernes y que empieces el mes con el mejor de los pies. 😉 En ella, encontrarás un descargable con todas las frases para que solo tengas que imprimirlas y con algunas otras extra, por si estas no acaban de convencerte. Estás ya en nuestros domingos?

4. Una vez haya escrito las frases, recórtalas y dóblalas como si fueran notas secretas.

5. Después mételas todas en el bote -comprueba que entran todas sin que se amontonen- y ciérralo.

6. Busca un lugar en tu cuarto que te guste especialmente o que revises a primera hora del día o de la noche o antes de salir de casa. -la mesilla, el lugar donde dejas el móvil, el reloj, los pendientes, etc- y déjalo allí.

7. El día 1 de diciembre, abre el tarro, coge una de las notas y trata de “cumplirla” a lo largo del día. Puedes hacerlo por la mañana o por la noche, aunque te recomiendo hacerlo por la mañana. Si la lees por las noches, puede que se convierta en una cosa más de las que tienes que hacer al día siguiente y de obligaciones, ya vamos sobradas.

8. No pasa nada si un día no lo cumples o si la “nota del día” no te encaja en ese momento. Vuelve a guardarla en el tarro y la coges otro día.

¿Cuento contigo para un adviento con mucho estilo? 😉

Si tea petece, puedes compartirlas en Instagram usando #calendariodeadvientotocatacon #retostocatacon. Acuérdate de etiquetarme para que pueda verlo todo ¿ok?

El secreto de tu estilo está en tu armario
y yo puedo ayudarte a descubrirlo.

¿Preparada para tener
MÁS ESTILO CON MENOS ARMARIO?

12
COMPÁRTELO:
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Bueno es una versión para nuestro estilo de los inventos poéticos de Valentina, pero las vueltas de tuerca también son ideas, ¿verdad? Y si el resultado es satisfactorio entonces será, además, una de las buenas, Mar. ¡¡Qué genial que te apuntes!! Mil gracias a ti y un abrazo fuerte, fuerte.

      Responder
  1. Mayte

    Buena idea 🙂 Ya te contaré qué tal, como me salga el papelito de montarme a los tacones un lunes no llego viva al trabajo 😛

    El invento poético y tu calendario de adviento me recuerda a cuando compré un bote con barquillos de los que se ponen en las copas de helado y con cuidado, escribí en cada papel una frase bonita, lo enrollé y metí en cada barquillo, lo devolví a su bote y le puse una etiqueta que ponía “30 motivos para quererte”. El regalo tuvo éxito 🙂 Muchas veces no hay que gastarse un pastón para hacer un buen regalo…

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Pero vaya Mayte! Menuda idea tan genial para regalar!! Lo mismo la hago mía para estas Navidades. 😉
      Si te sale lo de los tacones un lunes, ya sabes, lo doblas, lo vuelves a meter en tu tarrito y a por otro! No hay necesidad de sufrir con este reto que está pensado para DISFRUTAR!
      Un abrazo fuerte!

      Responder
  2. Paty Bal

    Que buena idea! es a la vez un reto divertido y para nosotras, para salir de nuestra zona de confort !
    Ya lo imprimí y recorté mañana comenzamossss!
    Me encanta leerte, aunque pocas veces comento… Eres grande!
    Besos!

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Ay Paty! Pues muchísimas gracias por leerme y por animarte a comentar y encima hacerlo con tanto cariño.
      Si estás suscrita, tienes un descargable listo para imprimir los planes. Solo tienes que recortárlos y ¡¡disfrutar!!
      Ya me contarás si te ha resultado útil este reto para descubrir nuevas cosas acerca de tu estilo. ¡Más besos!

      Responder
  3. Raquel

    Me encanta!!! Yo voy a copiarlas en un folio. La vida no me da para más!!! y ya te contaré los propósitos que alcanzo.
    Muchísimas gracias por compartir.
    Un abrazo muy fuerte

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Ay Raquel! Espero llegar a tiempo. Si estás suscrita a la newsletter, ayer os envié un descargable con todos los planes ya escritos y listos para imprimir!! Si no te da la vida, así ahorrarás el tiempo de tener que copiarlas a mano.
      Espero aligerarte así algo el camino y que te sientas más motivada para hacerlo y sí!, por favor, cuéntame qué has descubierto.
      Muchísimas gracias a ti por tu comentario. Más abrazos fuertes!

      Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Gracias a ti por rascar un par de minutos para decírmelo. Creo que este plan te va mucho y lo vas a disfrutar. Ya me cuentas. Un abrazo Irene!!

      Responder
  4. Lucía

    Hola Ana!
    Llego tarde! (como el conejo de Alicia en el País de las Maravillas 😉 ) Pero espero que aún a tiempo.
    Me parece una idea muy divertida y con ese punto de magia, sorpresa, ilusión tan característico de estas fechas. Voy a imprimirlas ya y me pongo a ello. ¡Qué ganas! De hecho, creo que voy a imprimir varias copias y regalárselo a mis hermanas y amigas, será muy divertido compartir el “¿qué te ha tocado hoy?”
    Muchas gracias por tu dedicación y por ideas tan geniales! Un abrazo!

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Nunca es tarde si la dicha es buena Lucía!!

      Qué bonito que encima vayas a compartirlo con tu gente. Esa generosidad seguro que te descubre muchísimas más cosas acerca de tu estilo y el de las tuyas. Cuéntame que secretos se destapan eh?

      Gracias a ti por escribirme un comentario con tanta ilusión y tan agradecido. Más abrazos de vuelta!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *