Artículos en esta categoría: El estilo

¡Estrenamos MamaStyle!

Hubiese llamado “loca del c***” a cualquiera que me hubiese dicho que te hablaría de embarazo y maternidad desde esta cocina-oficina. Yo que estaba alimentando y jugando con este proyecto, viéndolo crecer, como si fuese un tercer hij@ y ¡qué bonita la vida! que ha decidido desempolvar ese sueño de familia numerosa que un día hasta me olvidé de que metí en el cajón de mi armario que menos abro y regalarme revivir -que no repetir- este viaje una vez más en la vida real. 😉

4
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:

Cuando el estilo entra en crisis

Existen las crisis de pareja, las personales, las de identidad, las existenciales, las espirituales, las laborales… Sí, también hay crisis de estilo. Y curiosamente están muy vinculadas a cualquiera de las anteriores que, a su vez, suelen estar muy relacionadas con momentos de cambio, con nuevos acontecimientos vitales o con descubrimientos que hasta entonces desconocíamos o ignorábamos, sobre todo de nosotras mismas.

8
COMPÁRTELO:

De soltarse las canas

“¿Duele?”, me preguntó asomando su carita a través de la puerta del baño. Estaba depilándome las piernas cuando mi hija apareció en escena. “Bueno, un poco”. “Y entonces, ¿por qué lo haces?” añadió. Y cuando buscaba una respuesta, no la encontré.

A mi mente vino entonces un recuerdo evocado de casa de mis abuelos, de cuando era muy pequeña. El olor a cera al baño maría. La imagen de mi madre y a mi tía ayudándose entre sí a “quitarse los pelos” de la axila, de las ingles, del bigote, de las piernas. A puntito estuve de soltarle ese “cariño es que para estar guapa hay que sufrir” pero me lo tragué. A lo mejor es que no me dio tiempo, porque se me adelantó con un “pues si duele, yo no pienso hacerlo cuando sea mayor”. A lo mejor es que las mujeres ya nos los hemos tragado por mucho tiempo.

22
COMPÁRTELO: