Artículos en esta categoría: El estilo

Comprar sin comprar

Desde el principio supe que algo invisible había venido a cambiarnos a todas. Y que, en situaciones como esta, todas vamos a retratarnos, en lo bueno y en lo malo.

Mi amigo Carlos dice que todas nos redefinimos de alguna manera y que lo hacemos atendiendo a la mujer que ya somos en esencia. La valentía de la que es valiente, la inspiración de la que es inspiradora y la creación de la que es creadora siempre encuentran un resquicio por el colarse y alzarnos a cada una.

2
COMPÁRTELO:

Cuidarse en tiempos de pandemia

El primer daño colateral de este retiro obligatorio lo tengo claro: he vuelto a ponerme la última de la fila. Y sé que no soy la única. Quedarnos todos en casa tiene muchas cosas buenas, pero otras que no tanto: las tareas domésticas y las comidas se multiplican, asumimos estoicos el homeschooling de nuestros hij@s, la carga mental se hace omnipresente y teletrabajar más de una hora seguida sin interrupciones brilla por su ausencia. No hace falta decir que sacar tiempo para dedicarnos y atendernos a nosotras mismas es algo así como tocar el cielo con las manos.

0
COMPÁRTELO:

Errores y aciertos para no perder tu estilo cuando estás embarazada

Con este tercer embarazo, puedo afirmar sin miedo a equivocarme que he estado embarazada en todas las estaciones del año. El primero de mis embarazos y este último han coincidido en su último trimestre con el final de verano y un otoño de pleno y el segundo transitó en grado avanzado de lleno por el invierno y la mitad de la primavera.

2
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO: