Artículos en esta categoría: Los looks

Tres looks con una chaqueta de terciopelo

Aún recuerdo la primera vez que entré en Topshop -allá cuando Franco era corneta- y salí espantada de tanto terciopelo. Luego leí que los británicos son fans de este tipo de tejido y di fe cuando salí de paints por el famoso Temple Bar dublinés y me tope con hordas de irlandesas emulando a Lestat, el vampiro.

Si has echado un vistazo a los escaparates de las tiendas últimamente, te habrás percatado de que el terciopelo es tendencia. Y ahora, de cara a las fiestas, es hasta difícil esquivarlo. Sin embargo, aunque sea un tejido que llame al lujo, no hay razón para reservarlo únicamente para celebrar. Es más, mi pretensión con este post es que, puestos a celebrar, tengamos un pretexto para hacerlo a diario.

2
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:

3 alternativas para ahorrar en tus looks de fiesta

Hace unos días me escribió Malva. Estaba inmersa en pleno proceso de cambio de temporada con el firme propósito de deshacerse de todas aquellas prendas que “solamente ocupaban espacio en su armario”.

Me preguntaba qué podíamos hacer con esos looks de fiesta en los que, en su momento, invertimos algún dinero, pero que, ahora sabemos, no nos vamos a poner más. Y eso me hizo recordar un look y una historia que todavía no te había contado.

2
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:

¿Serías capaz de vestirte durante un mes con tan solo 30 prendas?

He pasado mi verano sin muchas cosas que suelo hacer el resto del año. Algunas por diversión, otras por mera obligación y unas terceras porque hasta entonces creía que eran buenas para mí y/o que me hacían sentirme mejor.

He pasado mi verano sin pintarme las uñas. Sin pretensiones. Sin maquillarme. Sin comparaciones. Sin teñirme las canas. Sin culpa. Sin adornos. Sin prisas. Sin cadenas. Sin condenas. Sin tacones. Sin exigencias. Sin peinarme. Sin frustraciones. Sin aditivos. Sin perfecciones. Sin sujetador. Sin reproches. Sin frenos. En definitiva, más vacía y, sin embargo, jamás tan llena.

8
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO: