mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Que sea francés no significa que sea mejor

Había oído hablar de Cómo ser parisina estés donde estés hasta la saciedad. Y también había tenido mis reparos para leerlo. Primero porque tengo por norma saltarme la norma de todo aquello que se supone que tiene que ser leído para poder hablar de estilo. Segundo porque no seré yo quien defienda que aquel famoso je ne sais quoi sea exclusivamente francés. Y tercero porque no me gustan los libros de estilo que incluyen recetas de cocina, aunque todavía no haya dado con el porqué. Así es.

Y más allá del planazo que tiene que ser escribir un libro de estilo con tus mejores amigas, más allá de que su lectura es rápida y su tono es controvertido, ácido y deslenguado, he tenido la sensación de que ha sido escrito para saciar ese ansia viva –sobre todo americana- por parecer chic, calificativo que me lleva a pensar en qué demonios han hecho o hacen las francesas, en concreto las parisinas, para apropiarse como si nada de este estilo sin esfuerzo del que hacen gala. ¿Soy yo la única que se cuestiona que solo porque sea francés,  no tiene porqué ser mejor? ¡Así no hacemos marca España!

Eso sí, tengo que quitarme el sombrero por esas cuatro mujeres que han conseguido despertar en mí un interés por encontrar conexiones entre ese mítico y mitificado espíritu francés tan trés jolie  y mi estilo propio.

como-ser-parisina-estés-donde-estés-3

Las parisinas se ponen sujetador negro debajo de una camisa blanca, no enseñan sus canas, ¡o las enseñan todas!, son unas mal habladas y les encanta hablar de política, cuidan su imagen dando la sensación de que no lo hacen, serán la de negro o la de azul marino, y se permitirán ese snobismo de combinarlos entre sí.

Llevarán poco maquillaje pero los labios bien de rojo.  Se harán la manicura perfecta pero, paradojas del estilo, nunca francesa. No enseñarán más de tres centímetros de piel y lucirán pocas joyas pero con mucha solera. No olvidan hacerse la pedicura pero son un desastre a la hora de conjuntar la ropa interior.

Así son las francesas vistas por ellas mismas. Y a mí no deja de parecerme que es un totum revolutum en el que cualquier mujer, independientemente de su país, puede sentirse también un poquito parisina. ¿Será porque la globalización ha conseguido democratizar todos los entresijos en esto de cómo ser elegante?

No obstante bien puede servirte como vara de medir para comprobar cómo de parisino es tu estilo. ¿Tú te ves muy parisina? En todo caso, las francesas pondrían de moda las rayas, pero Zara… ¡Zara es made in Spain!

como-ser-parisina-estés-donde-estés-2

He de añadir que también es un libro que incita a una segunda reflexión: Si el estilo francés tiene ese charme, ¿cómo es entonces el estilo español? ¿Cuáles son esas características que lo definen como nuestro?

A grandes rasgos y sin atreverme a generalizar, creo que a la mujer española le gusta cuidarse, no sólo por fuera sino también por dentro. Es presumida y pudorosa a partes iguales y maneja como puede ese arma de doble filo que es no vestirse para gustar a los hombres, pero sí hacerlo pensando más en el qué dirán las demás mujeres que en la libertad de disfrutar siendo quien verdaderamente es.

Es sencilla, discreta pero tiene carácter; de ese que se nota en los detalles. No sabría encasillarla en lo clásico o lo moderno, y aunque no se atreva demasiado con los colores fuertes y los estampados imponentes, en el fondo sabe que si se arriesgase un poco más se sorprendería con lo que descubrirían sus ojos cuando se aprende a mirar bonito.

¿Me ayudas a completar la lista?

P.D.: Si te hace falta ese empujoncito, mira bien por aquí. ¡Mañana es mi cumpleaños y quiero celebrarlo contigo, con algo más personal! Todavía no tengo decidido si será público a través del blog o más en petit comité a través de la Newsletter, así que, por si acaso, ¿qué tal si te suscribes?

 

El secreto de tu estilo está en tu armario
y yo puedo ayudarte a descubrirlo.

¿Preparada para tener
MÁS ESTILO CON MENOS ARMARIO?

6
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:
  1. Silvia

    Ufff, Ana, podría contarte mil cosas. Yo, que aunque vivo lejos de París veo francesas a diario 😜 puedo decirte que no son nada chic, más bien sosas y poco “estilosas”, aunque no sé si será por mi proximidad con Ginebra (ya sabes, por aquello de “tienes menos estilo que un suizo” ejem). Y sí, les encanta el negro, labios rojos y nada de complementos y tampoco manicura francesa, qué bueno, ¡es verdad! Por supuesto que ves algunas con mucho estilo y carisma, pero como en cualquier parte. Sinceramente, yo creo que es más fama que realidad. Y mueren por Zara…jejjeje. A las españolas nos falla una cosa para ser más arriesgadas y dar un salto en cuanto a estilo se refiere, el qué dirán…sí. Me ha encantado el post. Bisous 😁

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Hola Silvia! No es que sea yo una experta en francesas que el país amigo lo he visitado poco, pero me pega en la nariz que lo que sí saben hacer es venderlo mejor. Les pasa con el queso, con el vino, con el foie (pruebas el húngaro y flipas!) y seguro que con un montón de cosas más. A ver si espabilamos por aquí!
      Eres muy agradecida! Más bisous!

      Responder
  2. Regina

    Pues no había oído yo hablar del estilo de las parisinas… Mejor no pienso en ellas que ya tengo bastante con pensar en él mío… Jeje

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      jajaja, pues sí. Céntrate en el tuyo primero y ya podrás hacer comparaciones después! Un besazo Regina!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *