mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Eso que me he traído entre manos

Hace casi 9 meses, me eché a llorar en el despacho de mi jefa, desbordada por la incertidumbre y el miedo que me provocaba haber tomado una decisión en firme guiándome únicamente por tres cosas: mi voz interior, mi (ciega) intuición y los latidos de mi corazón.

Y así ponía punto y final a mi etapa como trabajadora por cuenta ajena en una fundación que me había expuesto a una realidad, hasta entonces bastante desconocida para mí, que me había cambiado para siempre como profesional y, sobre todo, como persona.

Muchos me llamaron insensata; otros tantos, valiente. Y yo no dejaba de repetirme a cada paso que para volver a dónde ya estaba siempre habría tiempo, pero que tenía que intentar construirme un trabajo a medida. Me movían tres motivos: devanarme los sesos para ayudarte con tu estilo y tu armario a tiempo completo, escribir sobre lo que me diera la gana, con toda el alma, escuchando ante todo a mis tripas, y poder acompañar a mis hijos para que creciesen sabiéndome cerca y, sobre todo, presente.

El 1 de enero de 2017 escribí en mi agenda nueva: Voy a escribir un libro. Siempre había soñado con escribir uno, pero nunca había sabido sobre qué. Pero sí tenía claro que escribir es uno de mis talentos, con el que me he ganado el pan desde siempre, eso que hace que pierda la noción del tiempo. Hasta podría decirte que es la única cosa que ha sido constante en mi vida, que me acompaña desde siempre, que se cuela de un modo u otro entre mis recuerdos, a lo que vuelvo una y otra vez, mi manera de ayudar a los demás y, en ocasiones, hasta a mí misma.

Y de repente, tenía un propósito: llegar con mis palabras allá donde mis piernas no alcanzasen. Y una idea: un libro digital. Lo difícil de las ideas no es tenerlas, sino hacerlas realidad. Eso ya es otro cantar, harina de otro costal, que dicen. Así que, para demostrarme que podía hacerlo me inventé dos hashtag a los que recurrir cuando me faltaran las energías: #esoquemetraigoentremanos, para compartir contigo el proceso, y #hastaquevuelvaelcalor, para ponerle una fecha, un compromiso que adquirí contigo y que me obligaba a seguir avanzando.

Te lo decía. Lo difícil no es tener ideas, sino hacerlas realidad. Con mi esfuerzo, mi pasión y mi humildad. Y también con el esfuerzo, la pasión, la capacidad y el buen hacer de otras muchas personas, todas ellas mujeres.

Porque Con Estilo Propio es un libro escrito para mujeres por muchas otras mujeres.  Y, sin embargo, es curioso que, durante las últimas semanas, haya habido dos hombres que no han parado de colarse entre mis líneas. Ernest Hemingway y mi padre, que fue historiador y escritor a ratos. Y con ellos he compartido muchas sensaciones y ese “escribir y sangrar” del que tantas veces he oído hablar.

Ahora que ya está todo atado y bien atado a la espera de que llegue mañana para poder lanzar una idea más al mundo, mi idea, y que nada falle, quería aprovechar para agradecerles a todas ellas públicamente su trabajo, su ayuda y su apoyo en este proyecto.

Hemos plantado una semilla y la hemos regado a conciencia. No saber si a partir de ahora crecerán flores o coliflores es muy liberador porque, sea como sea, solo por haber vivido esta experiencia ya ha merecido la pena. Una de las páginas del libro que más he disfrutado ha sido la de GRACIAS. Así que, antes de que los nervios me devoren, aquí van algunas de mis gracias.

A Isabel Leyva, de Mamá quiero ser blogger, por haberme enseñado a hacer lo que nadie ve, y a hacerlo bien, desde el principio. Justo cuando daba este salto al vacío pudimos fundirnos en un abrazo y comer shushi, después de un par de años de conexiones online. Is, espero haber llegado, al menos, a la altura de tus zapatos. 😉

Al equipo de Three Feelings. A Laura, a Patricia, a Andrea y a Frede, que ya es una más. Todavía recuerdo cómo le disteis forma a mis torpes inicios entre Nueva York y Madrid. Habéis vestido esta idea “de andar por casa” en un vestido de alta costura. ¡Y lo hacéis una y otra vez sin dejar de sorprenderme!

Mi casa, y ahora mis palabras, están más bonitas de lo que jamás hubiera imaginado y, el más difícil todavía, me siento muy reflejada en ellas, aunque a veces me venga muy arriba con los colorinchis. Ya sabéis, sois los mejores diseñadores del mundo entero y parte del extranjero. ¡Gracias por vuestra profesionalidad incluso en momentos límite!

A Nuria Pérez, de Sparks and Rockets, por ser mi Pepito Grillo particular. Por convencerme de que es más feliz quien abraza su vulnerabilidad que su perfección, por cuestionarme y hacer que me cuestionara, por pararme, por empujarme, por hacerme ver y también invitarme a mirar de otra manera, por recomendarme que me diera permiso para ser solo yo, con mis luces y mis sombras, mi cara A y mi cara B, mi lado bueno y mi lado oscuro. Por las risas, las calenturas, por ayudarme a que muchas de mis inquietudes tuvieran cabida en un mismo espacio. ¡Ay, riquiña! ¡Te mereces esto y más!

A María González, de Ablogada, por aumentarme con lupa esas letras pequeñas y preocuparte de esa forma tan desinteresada de protegerme. Para mí, eres mucho más que una abogadaaaaa y estoy deseando recorrer esta nueva parte del camino contigo. ¡Gracias por “tus chivatazos” cañona!

A mis 10 mujeres. Silvia, Natividad, Tania, Mey, Roser, Irene, Salomé, Eva, Raquel y Cristina. Por validar que este libro es útil de veras y por todo lo que he aprendido de estilo, de armarios y, sobre todo, de la vida a golpe de mail. ¡Sois la monda!

A mis clientas y a mis lectoras que me han sostenido mientras escribía este libro con sus mails de ánimo, con sus comentarios de aliento y con sus confesiones de que dejar de preocuparse y empezar a ocuparse de su estilo les ha abierto nuevas puertas más allá de sus armarios.

A todos los amigos que, con sus hechos y sus palabras, me cambiaron las dudas por alas y a todos los que os habéis emocionado conmigo en cada una de las elecciones que han hecho que este libro sea tal y como es. La portada, la foto, la historia… Sois tantos que no alcanzo a mencionaros, pero si pensáis en mí y os acordáis de esa anécdota, es que sois.

Y también a los que intentaron cortármelas -¡las alas!-, porque me distéis la lección más válida de todas. Levantarme tras la caída, reponerme, y continuar.

Eso que me traigo entre manos estará disponible para todos mañana. Y aunque, en realidad, el calor ya ha llegado hace unos días y aprieta fuerte, volverá a Toca Tacón mañana.

Y lo hará un poquito antes para todas aquellas mujeres que han confiado en mí para descubrir su verdadero estilo y me han brindado su apoyo para seguir haciendo crecer este proyecto. ¡Gracias, gracias, gracias!

¡Hasta mañana!

Update: Mañana ya es hoy. Y Con Estilo Propio ya está aquí.

 

El secreto de tu estilo está en tu armario
y yo puedo ayudarte a descubrirlo.

¿Preparada para tener
MÁS ESTILO CON MENOS ARMARIO?

2
COMPÁRTELO:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *