mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

¿Tienes un plan para tu armario este otoño?

Lunes. Suena el despertador. Puede que te duches y desayunes después. Puede que no. Pero no puedes escapar de vestirte. Y ahí estás tú, sola frente a tu armario, sus puertas abiertas. Sintiendo un día más que tu armario no te facilita nada tu día a día. Es más, te lo pone bien difícil.

Te agota mentalmente pasar tanto tiempo pensado en qué ponerte hoy. Como todos los días. Y eso que tienes un montón de ropa, alguna incluso todavía sin estrenar; con la etiqueta puesta, vaya. De esa que te compraste porque tenía un color precioso que se llevaba mucho, pensando que esta vez sí que te la pondrías, pero que resulta que ahora no sabes cómo ponértela ni con qué ni cuándo.

Has llegado a acumular tanto que ya no sabes lo que tienes. Y llevas ya un tiempo pensando que hasta tu propio estilo debió de perderse entre tanta percha y tanto cajón. Se está haciendo tarde y como ni sabes lo que buscas, ni tampoco lo encuentras, acabas poniéndote otra vez lo de siempre. Vaqueros y camiseta. Falda y jersey. Gris, blanco y negro. Y a correr. Que si no llegas tarde.

Te prometes que de ese fin de semana no pasa que te pongas en serio con tu armario. Darle una vuelta y deshacerte al fin de la mitad de las cosas que ya no te pones.

Llega el sábado. Y allí estás tú de nuevo. Sola frente a tu armario, sus puertas abiertas. Vas perdiendo fuelle con el tic tac del reloj. Entre los “y si” y los “por si acaso”, no te atreves a desquitarte de la mitad de las cosas que te habías propuesto.

Lo peor es que no quieres tirar cosas que sí que te gustan, pero es que ¡¡no encuentras la forma de ponértelas más!! “Tal vez si me voy de compras…” Y a eso te dedicas el domingo. Pero una vez en la tienda, ¡¡puff!!, no sabes ni qué comprar ni cómo hacer para que lo que compras combine con lo que ya tienes.

Vuelves a casa con las manos vacías o con alguna prenda de la que no estás muy segura, porque ya te has dado cuenta de que gastas el dinero en ropa que luego no te pones y estás un poco harta de esta situación. Al final tienes la sensación de que hasta te falta hasta espacio en el armario. Y mira que no crees que sea demasiado pequeño.

Tienes un armario lleno de cosas y vacío de ti. Es un hecho. Pero no tiene por qué ser así.

El próximo lunes 8 de octubre abrimos las puertas de Armario Con Flow, mi curso online, ya en su segunda edición, con el que conseguirás transformar tu armario actual en lo que siempre has soñado: un armario con color, práctico, en orden y que te haga la vida fácil. Arrancaremos  oficialmente el lunes siguiente, el 15 de octubre.

Pero, ¿qué es un armario con flow?, te preguntarás. ¿Cómo puedo saber si es lo que estoy buscando? Un armario con flow es un armario en el que encuentras todas las cosas que necesitas para vestir a la mujer que ya eres sin perder de vida cómo quieres vestir a la mujer que quieres ser.

Bajándolo al ruedo, vendría a ser un armario con poca ropa, pero bien elegida, en la que todo combina con todo y que se adapta totalmente a tu estilo de vida. Además, todas las prendas te encantan y no te cansas de ponértelas una y otra vez. A mí me gusta mucho definirlo como un armario cápsula no aburrido. 😉

Entiendo que, en un primer momento, pienses que eso no es posible. Pero sí que lo es.

Y una vez aclarado esto, puede que tu duda más importante sea saber si Armario Con Flow va a funcionarte. Si es para ti.

¿Cómo puedo saber si Armario Con Flow es para mí?

Me gustaría que contestaras a estas 5 preguntas para que puedas salir de dudas. ¿Preparada?

  1. ¿Has cambiado de talla últimamente?
  2. ¿Tienes mucha ropa, pero la sensación constante de que no tienes nada que ponerte?
  3. ¿Estás en un momento de cambio en tu vida? ¿Un punto de inflexión en el que necesitas definir, redescubrir o cambiar tu estilo y no sabes cómo?
  4. ¿Compras de forma compulsiva y quieres convertirte en una compradora más consciente y responsable?
  5. Así en general, ¿te llama la idea de invertir más en calidad que en cantidad?

Si contestas sí a al menos una, Armario con Flow es para ti. ¿A cuántas preguntas has dicho que sí?

Y sí todavía sigues sin tenerlo clarinete, suscríbete a la newsletter (también puedes hacerlo al final de este post) porque este domingo vendrá con una sorpresa. 😉

¿Por qué y para qué quieres tener un armario basado en la filosofía de los armarios cápsula?

Ahora que has descubierto no solo que necesitas un Armario con Flow, sino también que puedes construir uno tú misma, me gustaría lanzarte otra pregunta: ¿Por qué y para qué quieres tener un armario así?

Últimamente se han puesto muy de moda, pero antes de dejarte arrastrar, creo que es conveniente que dediques unos minutos a reflexionar acerca de cuáles son los motivos que te han traído hasta aquí y cuáles tus motivaciones para profundizar o seguir avanzando en ellos.

Porque este tipo de armarios llevan una serie de consecuencias que no tienen por qué casar contigo. Por ejemplo, vas a notar que empiezas a cambiar tu forma de pensar acerca de tu armario y de otras muchas cosas; vas a comprar muchísimo menos y eso te va a llevar a analizar por qué tienes esas necesidades de comprar, qué está pasando contigo realmente cuando sientes esas ganas de comprar, ¿es para premiarte? ¿es para aliviar tristeza o enfado? ¿o en realidad está escondiendo otra cosa de tu vida?

También tienes que sentirte a gusto con la idea que vas a usar la misma ropa una y otra vez y, aunque esto no tiene por qué ser aburrido, puede que para ti sí lo sea.

Para que te sea más fácil encontrar tus porqués, que sepas que, en general, hay cinco razones por las que muchas mujeres nos sentimos atraídas por este tipo de armario. ¿Quieres sabes cuáles son?

Porque te simplifica la vida

Yo creo que ahora estamos viviendo un cambio de paradigma en el que estamos dejando atrás que el éxito de una persona se mide más por lo que tiene que por lo que es. Y esto nos ha llevado a darnos cuenta de que tenemos un montón de cosas que en realidad no necesitamos. Y cuando nos damos cuenta nos empieza a pesar. Y queremos quitárnoslas de en medio porque nos da paz.

Y es verdad que hay una corriente minimalista que está en auge en este sentido, con un mensaje muy poderoso, que es este de toda la vida de que “no es más feliz quién más tiene, sino quien menos necesita”. Puede que tu motivo sea este, tener menos cosas en tu armario, pero poder disfrutarlas mucho más.  

Porque tu armario no refleja quién eres

Si abres tu armario y no encuentras en él prendas que te gustan, con las que te ves favorecida o que no te representan, puede resultarte útil empezar con un armario con menos prendas, más pequeño, que te va a ayudar a descubrirte a ti misma a través de tu estilo; para luego poder ir ampliándolo poco a poco. O no. O darte cuenta de que necesitas mucho menos para vestirte mejor y más acorde a quién tú eres. Al final este tipo de armarios es una herramienta brutal para “encontrarte y contarte”.

Porque quieres aprovechar más la ropa que tienes

En este sentido, el armario cápsula va a retarte a ser más creativa y agudizar tu ingenio para que puedas sacarle el máximo partido a lo que ya hay. Esto también es una forma excelente de convertirte en una compradora más inteligente.

Porque tengas que vestirte de una forma determinada

Un armario cápsula te servirá para vestirte con menos ropa para algunas situaciones que pueden ser temporales o no.

Por ejemplo, tienes un dress code en tu trabajo que te obliga de alguna forma a vestirte de un modo que no encaja nada con tu estilo. Puedes entonces, crear un armario cápsula solo para tu ropa de trabajo y luego tener otro armario con el que te sientas totalmente libre de reflejar tu personalidad en otras situaciones fuera de tu trabajo.

O a lo mejor estás embarazada y entonces puedes hacer un armario concreto para estos meses pre y post parto.

O también puede que hayas cambiado de talla, pero sepas que, a corto plazo, vas a recuperar tu anterior talla. Así puedes tener un conjunto reducido de prendas perfectas y funcionales para estas ocasiones en concreto. En todas estas estas situaciones vitales, tendrás un armario completo y equilibrado.

Porque quieres ahorrar tiempo, dinero y energía

Tener muchas opciones no siempre es bueno, sobre todo cuando estás muy ocupada haciendo otras cosas que son más importantes para ti y no quieres perder tiempo ni energía en decidir cómo y con qué vas a vestirte.

Si este es tu caso, puedes hacer un armario cápsula con la ropa que ya tienes que te permita vestirte de forma acertada y que sepas que va a funcionarte para todas las ocasiones y situaciones que te ocurren en tu día a día.  Y de paso, pones fin a tu problema de desorden.

Por otro lado, es un gran ejercicio para que seas mucho más consciente de qué, cómo, cuándo y dónde compras. Si no la tienes, te ayudará a definir tu propia política de compras. 

Ya me conoces. No te recomendaría jamás hacer nada que no hubiese probado yo primero, así que la semana que viene te contaré cuál es mi plan para mi armario este próximo otoño. Todavía me falta rematar algunas cosas pero te mostraré qué es lo que conseguido, aplicando mi propio método. ¿Te apetece?

Hasta entonces, feliz de leerte. ¿A cuántas preguntas del mini test has respondido que sí? ¿Qué es lo que más te ha movido por dentro para que te apetezca probar con los armarios cápsula? ¿Has podido ver Armario con Flow? ¿Qué te ha parecido? ¡¡Cuántas cosas!! Deseando descubrir tus reflexiones…

Historias. Reflexiones. Planes. Inspiración.
Todo DIRECTO A TU MAIL

¿Te animas a nuestros 'cafetés'?

2
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:
  1. Mayte

    Me alegro de que haya salido la segunda edición. Tuve la suerte de apuntarme a la primera y lo recomiendo. Ahora tengo un armario adaptado a mi vida y no un eterno “qué me pongo”. Que todo queda muy bonito en 21buttons, en los egoblogs y en instagram, pero después llega nuestra realidad de dress code en el trabajo, parque con niños, eventos a los que ir mona…

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Ay Mayte!! Qué ganas tengo de atravesar la pantalla y poder darte un abrazo. Espero que lo consigamos este año. Muchísimas gracias por tu apoyo siempre. No sabes la fuerza que me da sentirte incondicional. ¡Un besazo enorme!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *