mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Secretos de Armario: Paula González, de The Singular Olivia

Cuando escuchas su voz, sus notas de salida son dulces. Son las de la Paula más niña; esa que te enseña con toda su ilusión su trastienda, su oficina, su laboratorio; todo lo conseguido hasta ahora y todo lo que queda por hacer, la que se entrega apasionada a hablarte de olores y se desvive por ayudarte a encontrar un aroma para ti.

Cuando descubres sus notas de corazón, te encuentras con una Paula vulnerable, imposible de no admirar. Esa a la que la vida le ha dado un par de tortazos fuertes demasiado seguidos y demasiado pronto, que le han puesto como diez años en el alma, pero que sigue buscando incansable la manera de llevarlos en la maleta sin que le pesen de más. La Paula asturiana noble, que conserva hasta su acento, la Paula leona y leonesa, que no ha perdido ni su fuerza, ni su generosidad, ni su identidad; clavada a la naturaleza y a su naturalidad.

Y así, llegas a sus notas de fondo. Las de la Paula trabajadora que ha sabido trasladar su esencia propia a su negocio; las de la Paula tenaz que ha construido su pequeño gran imperio desde la nada; a base de esfuerzo, sudor, y lágrimas; las de la Paula luchadora que ha sido capaz de colocar su tienda como visita obligada en el mapa de Segovia. Está el acueducto, está el Alcázar, y está The Singular Olivia.

Tras haber tenido la suerte de conocerla en persona, me sigue quedando la duda de dónde termina Olivia y dónde empieza Paula. O viceversa. Pero sí que tengo apuntadas algunas de sus fórmulas para brillar: humildad, talento, saber escuchar, coherencia con uno mismo, generosidad, compromiso, cuidar al máximo los detalles y arriesgar.

Creo que este es el perfume de Paula. Y que este olor viste su estilo y se filtra hacia afuera a través de las puertas de su armario. ¡¡A ver si a tí también te lo parece!! Hoy, los Secretos de Armario de Paula González, la nariz de The Singular Olivia.

1. Para los emprendedores online, The Singular Olivia es un éxito, pero ¿qué es el éxito para Paula?

El éxito es poder mirar para atrás y estar orgulloso de lo que has hecho. Es estar en el camino con todas las ganas y toda la fuerza.

Un ejemplo, en mi caso, sería cuando tengo que viajar sola. Hasta que llega el momento, me quiero morir, pero luego miro para atrás y pienso: “jolín, tía, qué valiente fuiste! ¡Lo hiciste!”.

2. ¿Qué crees que es lo que te ha llevado a estar donde estás ahora?

Mucho sacrificio y mucho trabajo. Y luego sí que es verdad que he tenido un par de chispas de suerte, pero vamos que me vienen equilibradas por los momentos de bajón. La base, sin la que no hubiera habido nada, es mogollón de esfuerzo y de sacrificio, de horas, de lágrimas… Mucho curro, vamos. Pero mucho, mucho.

3. Si tuvieses que elegir EL producto de tu propia tienda, ¿cuál sería?

Los jabones, sin duda. Además, tanto por su filosofía, porque si no le estás dando importancia a lo primero con lo que te lavas el cuerpo, ya de cremas ni hablamos, y también por la confianza que tengo en las fórmulas de mi padre, en mis fórmulas, y en la búsqueda que hacemos de ingredientes, por los que pongo la mano en el fuego.

Lo primero que recomendaría para cambiar una piel, para estar a gusto con una misma, es empezar por la base, la limpieza, y darle importancia a un buen jabón.  Y yo me siento muy orgullosa de nuestros jabones.

4. ¿A qué te agarras para no hacerlo esas veces en que tirarías la toalla?

A la razón por la que empecé y a todo lo que he conseguido hasta ahora, por supuesto. Hacerlo por la Paula que comenzó con toda la ilusión y que no ganaba ni un duro y también por la Paula del año pasado que sacrificó un montón de cosas o que peleó por sacar tiempo con uñas y dientes de donde no lo había. Miro hacia mi propia persona en otros momentos y por respeto y por deferencia a todo el curro que ha hecho, continúo adelante.

5. ¿La competencia nos hace más grandes o más pequeños?

Hay muchas competencias. La competencia estilo americano aporta muchas cosas y luego hay otra que es simplemente dañina, y que tienes que ignorar, directamente, dejar a un lado y seguir tu camino.

Cuando posicionan mi negocio al lado de otros, que pueden ser rivales, pero que lo están haciendo bien, para mí es un orgullo. Que me equiparen con ellos y que, de alguna manera, estemos nosotros también en el mismo saco. Esa competencia es perfecta.

Ahora; la dañina, las copias, las faltas de respeto, o no tener un pie en la honestidad que, a veces, hay que tenerlo puesto con cemento porque es verdad que te lo puedes cargar de un plumazo; esa competencia, me parece que es completamente ignorante.

6. Si te pido un consejo para hacer crecer mi negocio, ¿qué me dices?

¡¡Curra!! Sacrifica horas, inseguridades, y continúa adelante. Yo creo que, con eso, hasta la peor idea del mundo sale adelante. Si que es verdad que las buenas ideas son más agradecidas, pero creo que sin esa base no hay éxito.

7. ¿En qué momento de tu vida empezaste a ocuparte de tu estilo?

Quien diga que empezó a ocuparse de tu estilo a partir de una edad miente. Yo te diría que desde siempre. Porque siempre estamos expuestas a un montón de estímulos, que vienen marcados por la moda que nos encontramos en las tiendas ya que, al fin y al cabo, en algún momento, todas tenemos que comprar ropa.

En mi caso, creo que fue cuando alcancé un poco de madurez o de seguridad en mí misma, y cuando comencé a conocerme un poco mejor, cuando empezaron a darme igual más cosas. Ahí es el momento en que he tenido la puntería más afiliada. Y creo que fue después de la carrera. En ese punto, puedo mirar al pasado y decir: “bueno, no lo hice tan mal. Era la moda, pero no lo hice tan mal. No es tan vergonzoso mirarme”. Pero ocuparme, ocuparme, te diría que desde siempre.

8. ¿Qué piensas cuando te miras al espejo por la mañana?

Pues hay unos días que digo: “ay qué guapa estás, si no has hecho nada”. Y otros que digo “maaaadre, mía, chica”. Y también tengo otros días que digo: “estás fatal, Paula, pero no pasa nada. Ya lo vamos arreglando con el día”. Hay de todos. Incluso de los que no me miro ni al espejo.

9. ¿Qué te gusta que digan tus looks sobre ti?

Me gusta más lo que no dicen. No dicen que estoy dejada, no dicen que no los he pensado, que se vean casual, desarreglados. El effortless, por ejemplo, me sienta fatal. Me parece un discurso precioso, pero sé que no es para mí.

Y no me gusta que se me vea así. Es decir, procuro que, dentro de todas mis comodidades, del abanico de mi estilo, se vea que me he arreglado, que me he vestido y que esto está pensado. Es decir, soy de las personas a las que les gusta que se vea que detrás está pensado. 

10. ¿Qué es más importante para ti cuando se trata de estilo: comodidad, belleza o riesgo?

La belleza, sin duda. También es lo que más vinculo a la actitud. Al final, la ropa para mí es una herramienta de lo que quiero comunicar ese día o de dónde me hace falta un poco más de apoyo y así entonces utilizo mi ropa en función de eso que quiero conseguir.

11. Esa prenda que tienes en tu armario con la que te vienes arriba sí o sí…

Los tacones, me dan mucha actitud. Te cambian el andar y puedo ir con un look de diario que normalmente llevo con zapatillas, pero le pongo unos tacones y cambian y me cambian por completo.

Y luego también soy muy de bolsos, muy de identidad; de tener pocos, pero buenos. Me dan mucha seguridad en este aspecto. Llevar complementos que, para mí, sean buenos lo llevo muy a rajatabla.

12. ¿Y esa otra que te hacen sentir muy tú? ¿Por qué?

Muy yo son los pañuelos. Porque son muy versátiles, no tienen talla, los puedo usar en todas las estaciones. Son muy prácticos para mí en ese aspecto. Y luego también porque tengo una colección de pañuelos que tienen todos un indicador personal, un momento de mi vida.

Para mí son una especie de superstición, por así decirlo. Cuando tengo algo importante, pienso en qué pañuelo me puede vestir de eso que necesito. Son como joyas. Hay quien tiene joyas y yo tengo pañuelos de Hermés. Que también tiene mucha mística. Son atemporales, parisinos y van mucho conmigo.

De hecho, si me tienes que hacer un regalo, que sea un pañuelaco. Y, además, es un regalo muy especial que me funciona con la gente a la que quiero.

13. ¿Cuál es el último consejo que has incorporado a tu armario?

Perder el miedo. Hay veces que me paso de intransigente con algunas cosas, por ejemplo, con las sneakers. En plan, “no te las pongas”, “no te pegan con la ropa que tal” y luego salgo, viajo, veo mundo, me entra aire en el cerebro y me doy cuenta de que, oye, hay ciertas situaciones en las que encima pueden quedar bien. Así que he perdido el miedo a incorporar ciertas cosas en mi armario. 

14. ¿Qué le falta a tu armario? ¿Y qué le sobra?

Le faltan pantalones y le sobran vaqueros. Y no es una contradicción porque pantalones en sí, lisos, especiales, estampados, pues tengo muy pocos, pero vaqueros tengo un montón. Eso es algo que tengo que trabajar.

15. ¿Qué hay en tu estilo que el paso del tiempo no ha cambiado?

Los trucos con respecto a mi anatomía. Por ejemplo, no me verás con algo ni mega suelto ni mega ajustado en la parte de arriba; no me verás con unos pantalones palazzo, que me encantaría, pero que a mí me hacen bloque; o con escotes grandísimos porque tengo mucho pecho. Suelo vestir más con colores lisos neutros en la parte de arriba porque me favorecen más y jugar más con los estampados en la parte de abajo, que es la que considero que me puedo lucir más para no verme una siesa. Hay cuatro normas que esas no han cambiado desde hace años, porque me han funcionado y son las que repito.

16. ¿La tienda que te ha conquistado últimamente?

J.Crew. Siempre me ha gustado, pero han hecho ahora una campaña, que sin ser campaña específicamente para curvys, han sacado las mismas prendas, pero en curvy. Y tienen unos bañadores fabulosos, estupendos y monísimos, que no son de vieja. Que para las chicas curvys tenemos un problema siempre con los bañadores están guay.  

También me encanta la lencería de Ashley Graham. Me parece muy sexy y también muy cómoda. Y es una mezcla que no había visto para mujeres como yo.

17. ¿Cuál es tu olor favorito?

¡¡Me gustan muchos!! Esta pregunta es muy difícil. Pero creo que los más recurrentes en mi día a día, bien porque necesito energía o bien porque yo soy una tía tranquila que necesita un chute de impacto, son los cítricos. Son olores de los que no me canso y a los que siempre acabo volviendo. Son mayoría en mi tocador. Aunque tengo perfumes que te visten. Que puede que pienses que, de primeras, no van nada conmigo, pero que me chifla el aura que me dan.

18. ¿Y a qué huele Paula?

Huele a la mezcla de la oficina: a jabón, a velas, a aromas en sí. Huele el coche, huelo yo, huelen los abrigos, huele el portal de al lado de la tienda. Es un olor que va conmigo. Y huele a aromas de verdad, porque trabajamos con aceites esenciales, con cosas de la tierra, productos sin procesar y entonces huelen a lo que son. Es un olor muy real que debería ser común, pero es súper diferente porque no estamos acostumbrados a eso. Y tienen mucha identidad también, porque no se parecen a nada de cualquier circuito comercial. Paula huele a eso.

19. Regálame tu truco infalible para encontrar mi perfume. (le comentó que yo todavía no he encontrado el mío)

A ver, a ver… Que ya hay muchas cosas en el mundo que nos obligan a tener uno. Un marido, una pasión, un hijo… Pero los perfumes están para pasártelos bien con ellos, para disfrutar, para un día ir de femme fatal, pero otro día darse un caprichazo e ir como una gominola de dulce y otro día, ir super cítrica porque acabas de salir de la ducha y necesitas esa frescura y esa energía en tu vida.

Para ayudarte a encontrarlo, te preguntaría en el momento en el que estás y cómo te quieres sentir. Y te daría un perfume para estos momentos, pero no te daría el perfume de tu vida.

¿Sabes cuál es el perfume de tu vida? Cuando tus hijos sean mayores y les vuelvas a dar tus perfumes y, al olerlos, te digan: “Este es el perfume de mamá”. Ese puede ser el perfume de tu vida, pero no lo vas a decidir tú. Lo deciden otros. Lo van a decidir tus hijos, tu pareja…

20. ¿Dónde encuentras inspiración para tu estilo?

En otras veces que me ha gustado mi estilo. Me apoyo mucho en las cosas que me gustaron y que igual no pensé que me quedaban bien y resultó que sí, que me quedaban bien. Así que intento buscar cosas similares en mí misma.

Me gustan muchas chicas delgadas, pero no puedo acoplar su estilo al mío. En este aspecto no es que tenga yo un referente de la leche. Podría decirte muchas chicas que me gustan, pero realmente los estilos que llevan ellas, yo no los puedo llevar. O bien por mi estilo de vida o por presupuesto. Al fin y al cabo, yo tengo una tienda y una oficina en una ciudad de provincias.

En Instagram encuentro muchas ideas, pero decirte alguien en concreto no sabría.

21. Un sitio en tu tierra que no me puedo perder…

¡¡Es que tengo muchas tierras!! Yo nací en Asturias, me crié en León y vivo en Segovia por amor. A ver, si vienes a Segovia, tienes que venir a vernos a la tienda, eso por supuesto. Pero, en realidad, te diría que allá donde vayas, pasees. Que no vayas de paso y que no te cierres a ningún sitio. Que le dediques tiempo a pasear. Y bueno ya, si paseas con una bolsa de Olivia que huele bien, ¡¡pues es mucho mejor!! Pero los tres sitios que mejor conozco son tan bonitos que lo único que puedo recomendarte es que no dejaras de incluir un paseo en el timing.

22. ¿Cómo describirías tu estilo? (en tres palabras)

Estratégico, cambiante y funcional. Y te explico mejor las dos últimas.

Cambiante; sé que suena falta el momento decir “me disfrazo”, pero me encanta ir tematizada, es decir, temática, en función de dónde vaya, uso las cosas para que me den en cada momento lo que necesite. Lo pongo a jugar a mi favor para conseguir lo que quiero. Llámame maquiavélica. 

Y práctico, en el sentido de que uso lo que tengo a mi alcance. Por ejemplo, cuando me compro algo, sé que mi amor por esta prenda tiene un principio y un final; que cosas para toda la vida, hay muy pocas.

23. ¿Y cómo te definirías a ti misma? (también en tres palabras)

Estratega, muy noble y muy trabajadora.

24. Viajamos al futuro cinco años. ¿Cómo es, dónde está y qué hace Paula?

Creo que, si no estoy trabajando en The Singular Olivia, tendré otras muchas cosas entre manos. Creo que tendré cinco años para conocerme todavía más a mí misma y superar algunas cosas que estoy superando ahora, así que creo que dentro de cinco, estarán mucho más trabajadas. Me veo serena, que también me hace mucha falta. Y más sabia.

Es que pasan tantas cosas en cinco años y te dan tantas vueltas la vida, que, en este momento, veo que tengo muchos libros de la vida todavía por procesar. Todavía no los tengo estudiados, pero ya los tengo en casa. Tengo el temario comprado así que espero que en los próximos cinco años me dé tiempo a habérmelos leído y tenerlos subrayados. Pero me veo así. Serena, más sabia, y conociéndome más todavía.

25. ¿Con qué sueñas?

Sueño con que cambie el sistema. Sueño con que todos hagamos algo que cambie el sistema de todo: el sanitario, el moral, el sistema con las mujeres, el de gobierno, el de trabajo, la manera que tenemos de relacionarnos los unos con los otros. Sueño con que cambien los cimientos, con que tengamos una revolución.

26. ¿Un mantra de vida?

Toma la vida como viene.

Muchísimas gracias por tu compromiso conmigo, Paula. Esta entrevista ha tenido que esperar su propio momento y que justo coincida con la semana de la Mujer no es casualidad. También gracias por ayudarme a encontrar mi nuevo olor y por todo lo demás que compartimos, que me guardo para mí y que tanto me ha inspirado a creer en mí y a “dejar de hacer bromitas para empezar a hacer negocios”.

Historias. Reflexiones. Planes. Inspiración.
Todo DIRECTO A TU MAIL

¿Te animas a nuestros 'cafetés'?

8
COMPÁRTELO:
  1. Mayte

    Me ha encantado la entrevista 😍
    La primera impresión al conocer “The Singular Olivia” a través de El Estilario fue “qué empresa más currada”. Ser mujer emprendedora no es fácil y sé que tras cada foto bonita en Instagram y la web de la marca hay MUCHO trabajo: buen producto, una línea coherente, hacer buena composición, buena foto, una estrategia clara de mercadotecnia…y eso es ESFUERZO, la magia viene tras tener una idea y pelear por ella.

    El primer paquete que recibí me dejó sin palabras. En menos de 24 horas en mi casa, oliendo muy bien y la calidad del producto es alucinante, además de lo que cunden los productos. En menos de una semana repetí en su tienda…

    Ser una chica Curvy en España no es fácil. Para nada. Te quieren vestir con ropa de mujer mayor, prendas-saco sin forma ni gracia…y eso en parte mina la autoestima. Yo fui chica Curvy hasta que por un problema de salud tuve que perder si o si peso y recuerdo esa etapa como un momento de dificultad porque aún no estaba tan asentado que hay muchos cuerpos y tallas, muchas marcas no tallaban más de la 40 real (muchas 42 veces mentira y a partir de esa talla adiós…).

    Da alegría leer a gente como ella defender el derecho a verte bonita, a vestirte según tu estado de ánimo. Estoy de acuerdo en que un buen bolso lo cambia todo o un pañuelo especial, cualquier camiseta sosita es otra cosa con un pañuelaco 😍😍

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Muchísimas gracias Mayte!

      Te hubiera encantado ver cómo es la empresa desde el otro lado. ¡¡Es igual!! Hay una gran apuesta a todos los niveles detrás de cada envío. Lo sabía como “clienta” pero, ahora que lo he visto desde dentro, doy fe.

      Y sí, no es fácil, no ser una mujer de talla estandarizada. Pero para tener estilo hay que currárselo y Paula es de esas. Y de pañuelacos, claro! Como nosotras dos!! Gracias por tu comentario Mayte. Qué bonito es tenerte todas las semanas por aquí. Un besazo enorme!

      Responder
  2. Patricia

    Qué bien poder conocer un poquito más el alma de The Singular Olivia!!! Justo hace un año hice mi primer pedido y no he dejado de repetir. Me encanta su filosofía, el producto, el servicio que dan… en fin, es una GRAN empresa. Y hoy ademas he aprendido algo mas de Paula, y me ha encantado saber que también es muy fan de los pañuelos, como yo!!!
    Mil gracias por esta entrevista. Y ya estoy deseando leer la siguiente…

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Hola Patricia! Pues debe ser que la repetición es contagiosa, porque por aquí ya me encargan cosas hasta los niños. Los jabones de Paula, las velas de Paula… 😉
      Qué alegría que te haya gustado la entrevista. Sí, ya estoy con la vista puesta en las siguientes. El mundo está lleno de mujeres maravillosas con historias igual de geniales que ellas detrás. Espero poder contaros muchas.
      Un abrazo y mil gracias por tu comentario.

      Responder
  3. Silvia

    El olor…qué importante es por todo lo que dice, y no dice, de nosotros. Yo soy muy, muy especial para los olores, no soporto cualquiera. Los cítricos también son mis preferidos porque no “pesan”. Nunca he comprado nada en su tienda, pero a lo mejor es el momento 😉. Me ha gustado mucho su reflexión sobre la inspiración para su estilo y las mujeres curvys. Besos

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Hola Silvia!! Pues échale un vistazo porque de verdad que es una experiencia que tienes que vivir. Vas a alucinar con todo!! ¿Y si te digo que me viniste a la cabeza cuando me lo comentaba? 😉 Más besos de vuelta!

      Responder
  4. Leticia

    Qué entrevista tan bonita y completa! Apetece ir a Segovia y darse un paseo para conocer la tienda… En cualquier caso me lo apunto para próximos regalos. Además, a mi me encantan los regalos de cosas que se usan y se gastan y luego puedes volver a comprar, regalar y probar de nuevo!! Espero que te vaya muy bien, Paula.

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Muchísimas gracias Leticia! Qué genial que te haya gustado. La verdad es que Paula se abrió en canal y me lo puso muy fácil. Te animo a que pruebes sus productos porque son la pera. Y la experiencia de compra es la repera!! Y sí, yo también espero que le vaya requetebién, porque Paula es una mujer de bandera. Se merece todo lo bueno que la vida le regale. Un besazo Leticia!!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *