mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Secretos de Armario: Amparo Galán

Si hay algo que hace único su estilo es que incorpora corbatas a sus looks. Y gracias a esta entrevista descubro que puede que sea porque Diane Keaton es uno de sus referentes de estilo o puede también que sea porque encuentra inspiración en las pelis de Woody Allen.

Me une a Amparo una historia común en el ir y venir de soltarnos las canas, en la coincidencia del color de una piel algo cetrina y en la búsqueda del estilo verdadero de las mujeres: ella lo trabaja desde los espacios que habitan; yo desde los cuerpos que visten.

Quizá, por eso, no pueda pasarte inadvertido que nuestros armarios, como dice Amparo, sean el lugar de nuestra casa donde más se nota nuestra energía; porque allí guardamos nuestras memorias, sueños truncados, vivencias y abandonos; porque es en ellos donde más se reflejan los cambios en nuestros estados de ánimo.

En su armario se respira su ideal de belleza; escondido en los pequeños detalles y en el sentido artesanal de lo bien hecho. Un armario con aroma a casa vivida. ¿Puedes olerlo? Pues también puedes leerlo, que aquí vienen ya los secretos de armario de Amparo Galán.

1. Eres aparejadora de profesión y te has especializado en Feng Shui clásico, radiestesia y PNL para aportar al sector del interiorismo la parte emocional que le faltaba. Concrétanos un poco más, ¿qué es el interiorismo emocional?

Es la herramienta de la que podemos disponer para generar en nosotras un cambio cuando llega el momento en que la vida nos pide acercarnos más a nuestro verdadero yo. El lugar donde vivimos es muy importante, es nuestra tercera piel, pero la persona lo es más. Por eso, en mi camino está ayudar a crear esos despertares de conciencia en las mujeres a través de su hogar.

El interiorismo emocional consiste en generar en tu entorno físico, donde más tiempo pasas, aquello que necesitas ver y sentir para que se dé el cambio en ti. De esta forma, cuando tu sentir y tu emoción cambian al entrar en tu casa o al llegar a tu trabajo, tu forma de pensar también lo hace y tus acciones son diferentes. Así se consigue materializar aquello con lo que estás alineada.

Como ves, va mucho más allá del interiorismo que busca la belleza estereotipada o la practicidad. Quizás hayas leído o escuchado hablar de la neuroarquitectura, que consiste en modificar las sensaciones a través de espacios diseñados para generar determinadas emociones. Sin embargo, el interiorismo emocional que yo trabajo no da por sentado cuál es la emoción que queremos generar, sino que crea las respuestas emocionales que cada persona necesita sentir en ese momento.

2. Ayudas a otras mujeres a crear armonía en sus casas y en sus lugares de trabajo y a que la energía fluya favorablemente. ¿Qué herramientas utilizas para ello?

Para empezar a trabajar un proyecto de interiorismo emocional, necesito primero armonizar el espacio, esto es, comprobar cuál es la energía encerrada en el lugar desde la fecha en que se construyó y modificarla para crear un equilibrio de frecuencias que allane el camino de esa persona, es decir, que fluya de forma favorable para esa familia.

Para esto, utilizo el Feng Shui Clásico y la radiestesia. Para resumirlo y que se entienda: toda vida nace con una combinación energética que determina características, personalidad, tendencias, etc.; bien, pues en un lugar pasa lo mismo, las energías del cielo y la tierra quedan encapsuladas en un lugar, en el momento en que se crea, etc. Esto es lo que llamamos carta geomántica.

Además, utilizo la radiestesia para comprobar qué energías telúricas influyen y de qué forma lo hacen (pasos subterráneos de agua, fallas del terreno, memorias del lugar, entre otras) y con PNL trabajo el inconsciente de la persona para entender lo que necesita ese alma para evolucionar en esta vida.

3. Con tu método nos acompañas a profundizar en nuestra esencia. Eso está muy vinculado también a descubrir nuestro estilo propio. ¿Cómo de conectados están nuestros armarios con nuestras casas?

El armario es, en realidad, el nexo de unión entre nuestra parte íntima y nuestra forma de comunicarnos visualmente con los demás. En la casa pasa lo mismo, la decoras para ti y tu familia, pero te condiciona todo el ruido externo de lo que “se supone bello”.

Podría decirte que el armario de una mujer es la pieza de la casa que tiene más potencia a la hora de modificar la energía, porque contiene memorias, sueños truncados, vivencias, piezas abandonadas… y reflejan siempre los cambios de los estados de ánimo. Por lo tanto, una casa habla de una persona y de su familia, y un armario, te cuenta lo mismo, pero de forma más rotunda, más clara y, sobre todo, más personal.

4. Tu trabajo consiste en alinear personas y hogares. ¿Por dónde podemos empezar a crear unos espacios más acordes a quiénes somos?

El camino más fácil es realizar un Estudio de Feng Shui Clásico lo cual te llevará a ese despertar de conciencia, a ese clic en el que “recuerdas quién eres y para qué has venido”. Entonces es cuando puedes crear ese espacio tan tuyo que te va a hacer crecer más, evolucionar y al que amarás profundamente como a ti misma.

Otro camino que se puede tomar para empezar a darte cuenta de lo que no quieres en tu casa ni en tu vida, es ponerte en la piel de tu niña interior, jugar a que tienes 8 o 10 años y entrar en tu casa con esa mirada. Con este ejercicio vas a descubrir qué cosas te sobran o quizás veas claramente que hay allí que te enamora de corazón. En el proyecto de interiorismo emocional trabajamos con ejercicios similares que nos ayudan a descubrir tu esencia y estilo para tu hogar.

5. ¿Cuál es tu ideal de belleza?

Yo encuentro belleza en los pequeños detalles de la naturaleza, que me impresionan más que los grandes paisajes. También me enamora todo lo que me recuerda a lo bien hecho, puede ser un bordado artesanal o una fachada modernista. Lo tradicional, el aroma de la casa vivida y, sobre todo, las sonrisas regaladas, las que llegan sin ningún esfuerzo.

6. ¿Eres más de maquillaje o de cara lavada?

A mis 18 años yo era esa amiga a la que las demás pedían maquillar, porque se me daba muy bien y me encantaba. Hoy en día prefiero la cara lavada, apenas un poco de barra labial con la que también me sonrojo un poco los pómulos porque mi piel es cetrina. Alguna vez, me pongo máscara de pestañas o eyeliner, pero en contadas ocasiones. De hecho, cuando veo mujeres muy maquilladas en la televisión, por ejemplo, claramente veo caras de payaso y me pregunto: ¿qué necesidad?

7. Si pudieras cambiar algo de tu físico, ¿qué sería? ¿Y esa otra parte que no cambiarías por nada del mundo? 

Siempre he querido cambiar mis piernas y su celulitis. Hoy en día, y lo digo sinceramente, no encuentro sentido a cambiar nada de mí: soy y punto. Cada día mi cuerpo va cambiando y hay cosas que aceptar y que amar, por ejemplo, mi cuello es largo y precioso, pero la piel se vuelve flácida y aparecen unas amigas “arrugas” a las que estoy en proceso de aceptar y amar.

En cuanto a lo que no cambiaría, pues te diría que mi ombligo, porque me representa a mí completa, además de que me encanta. De todas formas, entiendo que todas mis partes son como son por algo y con ellas he aprendido mucho.

8. ¿Un look perfecto para estar en casa? ¿Y otro para trabajar desde casa?

En casa me gusta estar con mallas, camiseta y una chaqueta cómoda o bata con capucha, y si no lleva capucha, me pongo un pañuelo en la cabeza que me tape las orejas. No me preguntes porqué, pero me siento super a gusto con la cabeza cubierta. 

Para trabajar desde casa, prefiero vestirme con vaqueros, camisa o sweater, y complementos, por ejemplo, pendientes. Eso sí, las zapatillas de ir por casa que no fallen.

9. ¿Tu complemento favorito?

Pues tengo varios. Me encantan los pendientes, llevar un anillo más grande o varios más ligeros; también me chiflan los cuellos, las corbatas o pañuelos. En cambio, no soy muy de collares ni de bolsos cambiantes, suelo agotar el que compro para esa estación.

10. ¿Un color que sí y otro que no?

Tengo tendencia a buscar piezas que lleven el burdeos o color cereza, y también me atrae mucho el amarillo. Sin embargo, el negro es un tono que últimamente no me apetece para nada. Yo lo asocio con el Feng Shui, a mí, que soy Fuego, me hacen moverme los tonos tierra, y me paralizan o controlan los tonos agua, como el negro.

11. ¿Dónde encuentras inspiración para tu estilo?

En la época del romanticismo, en el art-decó, aquellos años en los que el aspecto tenía tanta importancia, tienen para mí, esa visión positiva del buen hacer y del detalle que me gusta tanto. Por ejemplo, me fijo mucho en los looks de las películas clásicas, y también en muchas de Woody Allen, que rememoran aquella época de los años 20/30.

De base, mi inspiración viene de mi madre y mi hermana, que siempre han vestido con gusto. Aprendí de mi madre los nombres de tejidos buenos y a cuidar la ropa. Si mi hermana tuviera un tagline sería “el estilo por naturaleza”, jajajaja.

12. ¿Tu mejor aliado para el estilo?

El estado de ánimo, diría más: la motivación. Según me siento, me visto y eso modifica hasta el brillo de mis ojos. Hay personas que te llaman la atención por su estilo, pero yo creo que va más allá de la ropa que llevan, tienen “un algo” que las hace brillar, porque ese brillo viene del interior. Son “disfrutonas de la vida”.

13. ¿Qué papel juegan en tu estilo los zapatos?

Pues la historia con mis pies es larga y de aceptación mutua porque son largos, estrechos y muy cavos. Por mucho que me empeñaba en comprar zapatos estilosos, y mira que me encantan, tuve que aprender a limitarme a zapatillas, botas o sandalias siempre bien atadas al pie y con un pelín de cuña.

Aun así, para mí el zapato es una pieza fundamental del estilo, no puede pensarse a parte, pero es cierto que no hace falta un par para cada look. Yo paso la temporada con 3 o 4 pares como mucho.

14. ¿Cuál es tu mayor dificultad en un cambio de armario?

Las piezas muy bonitas que tengo hace tiempo y que ya no tengo ocasión de ponerme por el momento o porque no me caben. Me cuesta deshacerme de ellas porque amo las piezas hechas a mano o exclusivas.

15. ¿Cómo lo tienes ordenado ahora mismo?

Este año pasado nos mudamos de una casa grande a un piso más pequeño y en el cambio tuve que deshacerme de cosas que ya no necesitaba; ahí hice un gran trabajo. Ahora dispongo de un armario de dos puertas para mí y ya no puedo permitirme el lujo de no hacer el cambio de armario por temporada.

Por eso necesito guardar las piezas más abrigadas al altillo que actualmente está casi vacío y dejar más espacio abajo, de forma que la ropa respire. De todas formas, soy de las que se quitan la ropa, cogen una percha y la cuelgan primero en un perchero fuera del armario para que se ventile un poco, y a la mañana siguiente dentro del armario. Es un gran habito que te agiliza el orden.

16. ¿Las tres prendas más preciadas de tu armario?

Ahora mismo, un sweater de manga japonesa de malla dorada, que me pongo encima de cualquier camisa para sentirme más elegante, una blusa de seda beige con enredos de chantilly y pechera plisada, y un vestido verde hoja con cuello mao, con los botones forrados y la falda con vuelo. Estos dos últimos me los pongo muy poquito, pero me gustan mucho.

17. ¿Conoces las tendencias de cada temporada?

La verdad es que me entero de las tendencias de la temporada cuando voy de compras con mis hijas, de 19 y 14 años. Para mí la moda es, como dice mi madre, un saco donde van metiendo ideas y, cuando se acaban, le dan la vuelta al saco y vuelven a surgir los «remakes».

18. Esta temporada te vas a animar a probar …

Ya me he comprado unas sandalias de esparto atadas, es un gustazo el tacto con las fibras naturales. También me apetece un vestido de lino bordado.

19. ¿Un lugar para encontrar tesoros?

Hace tiempo que no me desplazo para buscar ropa especial, pero te puedo decir que me chiflan los cuellos de @licencia.poetica o los vestidos y blusas de @lacasitadewendy.

20. Para ti ir de compras es…

No me gusta demasiado, sobre todo, no me apetece para nada el centro comercial, aunque con mis hijas acabo yendo allí. Me gustaría poder disponer de tiempo para comprar de forma casual, en tiendas pequeñas, en un mercadillo o tienda de segunda mano.

21. Un icono de estilo.

Siempre me ha enamorado el estilo de Diane Keaton, de ahí mi tendencia por las corbatas.

22. Describe tu estilo en tres palabras.

Romántico, cómodo, minimal.

23. Ahora tú, ¿cómo eres? (también en tres palabras)

Valiente, tranquila, positiva.

24. Un sueño por alcanzar…

Vivir en una casita de campo, con un invernadero y una biblioteca.

25. Un mantra de vida…

«Confía, agradece y disfruta de este momento, todo está bien». Este sería un resumen de cómo me tomo la vida en general, aunque la frase que suelo repetir cuando siento que alguien lo necesita es «lo siento, perdóname, te amo, gracias», de ho’oponopono, es muy poderosa.

*****

Amparo Galán ha sido nuestro mayo de “Entre Mujeres”, un proyecto colaborativo en el que mes a mes te iré ofreciendo una nueva herramienta para “armar” tu estilo desde dentro.

Dedicaremos la última semana de cada mes a nutrir tu bienestar personal. Y lo haremos en compañía de 12 mujeres expertas en realidades muy diferentes para que tengas una perspectiva integral e integradora.

Hacer las paces con cómo nos alimentamos, conectar con la intuición de nuestro cuerpo, indagar en la sabiduría de tu mundo interior, reconectar con nuestra espiritualidad, el eneagrama, la astrología o el feng shui para profundizar en nuestro autoconocimiento, sanar nuestra relación con el dinero, con nuestro ciclo menstrual, con el sexo, entender cómo funciona nuestra mente desde una perspectiva de género o cómo nos comunicamos con los demás para proyectar nuestra propia voz son algunos de los temas que exploraremos juntas.

¿Cómo lo haremos?

  • El último miércoles de cada mes publicaré los secretos de armario de cada una de estas mujeres para presentártelas, para que sigas inspirándote de que no hay un estilo único pero sí un estilo que te hace única. El tuyo.
  • El último viernes de cada mes haremos un directo en Instagram con esa mujer para que nos acerque su mirada, con el objetivo de elevar la nuestra.
  • El último domingo de cada mes recibirás una newsletter con todo este conocimiento estructurado para puedas aplicarlo sin mucho esfuerzo, mis reflexiones y, ya me conoces, alguna que otra sorpresa. Si no quieres perderte nada, no te vayas sin suscribirte más abajo. O más arriba.  

Historias. Reflexiones. Planes. Inspiración.
Todo DIRECTO A TU MAIL

¿Te animas a nuestros 'cafetés'?

0
COMPÁRTELO:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *