mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Secretos de Armario: Belén Llorente, de Oh My Mum!

Recuerdo como si fuera ayer cuando la conocí en la presentación del calendario de una de las cenas de Silvia. Hablamos de zapatos. Yo, desde unos tacones que solo me ponía, como diría Sabina, para fiestas de guardar. Ella desde sus veneradas sneakers, sin ser todavía muy consciente de que, para tener estilo, vale más seguir nuestra voz interior que sentirnos condicionadas por el ruido externo de otras voces que no nos conocen como nosotras lo hacemos.

La seguía desde el principio, pero quise entrevistarla cuando pude comprobar que su blog se le había quedado pequeño y que acomodarse no entraba en sus planes. Hizo una apuesta por atreverse a mostrar su propio estilo y hacer visible el de otras mujeres que se valoran por lo que son, tengan la talla que tengan.

Allá donde haya una voz que grite en pro de una belleza diversa, imperfecta e inclusiva, allí estaré yo, para acercártela. Y Belén me parece el claro ejemplo, uno más, de que el estilo es una conquista que todas las mujeres deberíamos lanzarnos a experimentar.

Como bien dice, “aceptarse no es solo una lucha hacia fuera, hacia la imposición social, sino que también implica un trabajo personal de ruptura de las cadenas que cada una nos ponemos”.

Sus secretos de armario no son más que poner negro sobre blanco que la vida es cuestión de actitud. El estilo, también. ¿Nos metemos ya en el armario de Belén, de Oh My Mum!?

1.Oh My Mum! comenzó siendo un blog de maternidad, pero recientemente le has dado una vuelta y, entre otros nuevos temas de los que ya nos estás hablando, has incluido el estilo. ¿Qué te ha llevado a animarte a hacer este cambio?

Oh my mum! comenzó siendo exclusivamente de maternidad porque nació muy vinculado a mis dos hijos y a la revolución que supone ser madre. Durante esos años, -por necesidad prácticamente porque no tenía amigas viviendo la maternidad como yo- me convertí en consumidora de blogs de este tipo. Pasados los meses me apetecía también compartir mi experiencia como madre, mis descubrimientos de moda infantil, etc. y me lancé a escribir mi propio blog.

Soy publicitaria y me encanta la comunicación así que encontré en el blog la manera de unir esos dos mundos que a priori parecían tan dispares: La comunicación y la maternidad.

A día de hoy, pasados 4 años desde que lo abrí, he crecido con ellos y esa primera etapa como bebés en la que estás volcada 24/7 da paso a otra fase un poco más tranquila en la que, como mujer, vas recuperando tiempo para ti y todo lo que quedó ralentizado se vuelve a poner en marcha.

Oh my mum! se me quedaba “pequeño” y necesitaba dar cabida a otras inquietudes como el estilo, proyectos bonitos que te vas encontrando, etc. Por eso el cambio, que más que cambio creo que ha sido una evolución natural. Somos madres, pero también mujeres con hobbies, aficiones, etc.

Ahora siento que el blog es más yo. Refleja mejor quién soy y todo lo que me gusta.

2. Hay una frase circulando por ahí que afirma que los blogs tuvieron su boom pero que ya han muerto. ¿Qué piensas tú: ya está todo dicho e inventado y nos repetimos; o queda mucho por decir y hacer aún?

Yo creo que los blogs son nuevos canales de comunicación con una particularidad muy potente. Son personales y la gente confía mucho en las recomendaciones de otras personas afines. La empatía, la cercanía y la credibilidad que tiene un blog es difícil conseguirla con un anuncio de televisión.

A mí me gusta el trabajo del blog. Lo siento mucho más mío que las redes sociales; que son más directas, pero mucho más efímeras y limitadas. Para mí, las redes son un altavoz necesario para el blog, pero no dejan de ser una herramienta.  Creo en el contenido de calidad y que se puede hacer un trabajo profesional en los blogs.

3. Redes sociales y estilo. En tu opinión, ¿cuánto hay de realidad y cuánto de postureo? ¿Crees que esto es nos beneficia a las mujeres o nos perjudica? ¿Crees que, en general, nos inspira a ser más grandes o nos hace compararnos y sentirnos más pequeñas?

Creo que los perfiles de las redes sociales se pueden englobar básicamente en dos tipos: los inspiradores y los empáticos. Y creo que los dos cumplen su función.

A todos nos gusta ver cosas bonitas, ropa estupenda, viajes… no nos engañemos. Bastantes malas noticias y problemas hay en el día a día, ¿no? El postureo no me parece mal siempre y cuando quien lo mira tenga claro lo que está viendo y no le genere frustración.

Los perfiles más empáticos cumplen otra función igual de importante. A veces buscas consuelo, apoyo o inspiración, pero en otro tipo de cosas más prácticas.

También creo que tenemos una parte de responsabilidad como canales de comunicación abiertos a todo el público. No vale todo y deberíamos utilizar nuestro alcance teniendo en cuenta siempre a quien nos lee. Con sentido común, vaya.

4. ¿Compartes conmigo ese consejo, de blogger a blogger, que mejor te ha funcionado?

Mi consejo es que no te quedes solo con la experiencia detrás del teclado. Sal de la pantalla, desvirtualiza, asiste a eventos de networking, presentaciones, charlas, etc. Eso te abre un mundo enorme de oportunidades, de conocer gente interesante y de encontrar inspiración para luego volver al trabajo “solitario” del blog.

Otro consejo que no puedo dejar de darte, aún a riesgo de parecer una petarda, es que no dejes de formarte. En fotografía, en wordpress, en gestión de redes sociales, en búsqueda de apps que te faciliten el trabajo, etc.

Y otro consejo fundamental es que no pierdas el norte. Recuerda porqué abriste el blog y ten claro que lo que muestras ahí es solo una parte de tu vida.

5. ¿Has tenido dificultades a la hora de mirarte al espejo?

¡Qué diplomática eres! Sí, claro que sí. Siempre he sido talla grande; verás que digo siempre SOY talla grande en lugar de TENGO talla grande. La adolescencia por supuesto no fue fácil en ese sentido y el trabajo interior de aceptarse y quererse cuando la imagen que te devuelve el espejo no te gusta no es fácil.

Siempre he creído que no soy fea. También te lo digo. Pero la frase “eres guapa de cara, que pena que no adelgaces” no ayuda cuando viene de gente que quieres en esa etapa tan vulnerable.

No soy especialmente coqueta ni de mirarme demasiado pero también he aprendido que en el espejo no se ven las cosas importantes.

6. Te miras ahora, ¿qué ves? ¿Qué ha cambiado en ti entre estas dos preguntas?

A día de hoy veo una mujer guapa de talla grande. ¿La diferencia? Haber asumido que SOY así. Que mis kilos son míos y que mi personalidad pesa más que ellos. ¿Complejos? Claro. Como todas las mujeres. Pero ahora los vivo dándoles menos importancia e intentando resaltar mis puntos fuertes.

7. ¿Nuestra talla define nuestro estilo? ¿Qué importancia tiene la talla para ti?

Creo que hay varias cosas que conforman el estilo de cada uno. Hay sin duda una parte innata; esa que hace que determinadas personas estén siempre perfectas, aunque lleven un vaquero y una camiseta blanca, y otras que forman parte de la personalidad:  tu actitud, tu manera de ser y estar con los demás, tu forma de hablar, el perfume que eliges… y luego está la parte más física que condiciona cómo te vistes.

En mi caso, la talla define mi estilo en tanto que no tengo toda la libertad del mundo para comprarme la ropa que quiero. Obviamente hay una elección en lo que me pongo, en los accesorios -los grandes aliados sin talla-, en el peinado, etc., pero creo que si tuviera otra talla vestiría diferente.

8. ¿Una condición sin la que es imposible que exista el estilo?

Creo que me quedo con el saber estar. Saber adaptarte a cualquier contexto y sentirse a gusto con una misma. Cuando tu estilo transmite quién eres de una manera fiel entonces es estilazo.

9. ¿Cuál es tu punto más fuerte? ¿Y el más débil?

El punto más débil son mis inseguridades. Y el más fuerte que soy buena persona. Igual queda fatal que lo diga yo misma, pero me considero buena gente.

10. ¿Qué llevas puesto cuando te sientes más feliz?

Mi felicidad no va íntimamente unida a lo que llevo puesto, pero…creo que me siento cómoda, protegida y guapa con mi perfume de toda la vida -Herba Fresca, de Guerlain- y con accesorios que signifiquen algo para mí.

11. Tus “uniformes” de invierno y de verano.

En invierno no puedo pasar sin cárdigans largos y bufandas.

En verano no puedo pasar sin unas sandalias Birkenstock.

12. Hay una reflexión que leí en uno de tus posts y que me pareció muy interesante: “Querer ser discreta no quiere decir que no pueda llevar colores alegres”. Creo que es particularmente acertada en el caso de las mujeres de mayor talla que intentan pasar desapercibidas con los colores. ¿Qué importancia y cómo utilizas el color en tu estilo? ¿Podrías compartir cuáles son tus trucos para que les funcione a aquellas mujeres que todavía son escépticas al color?

Siempre he vestido de colores oscuros. El negro y el gris son indispensables en mi armario. Pasado el tiempo me he dado cuenta de que esos colores ayudan a disimular los kilos y te hacen estar en tu zona de confort “invisible” pero también te ponen años de más.

Vestir siempre de negro y gris es aburrido. Así te lo digo. Y a la cara le favorece más un color así que… ¿por qué no optar por los complementos más atrevidos? Unos pendientes grandes rojos, un pañuelo con estampado al cuello, un collar grandote,…

Poco a poco he ido introduciendo el color en prendas que se superponen. Por ejemplo: mis básicos suelen ser negros, grises y blancos y luego tengo cárdigans, sobrecamisas, fulares y accesorios con color. Muy básico todo, soy principiante en esto del color, jajajajaja.

13. Me cuelo en tu armario, ¿qué encuentro? ¿Más básicos o más accesorios?

Mucho básico, alguna prenda más especial y mucho, mucho accesorio.

14. ¿Cuál es el zapato que más abunda en él?

Sneakers y sandalias Birkenstock. Para mí, son fundamentales para el día a día.

15. ¿Cada cuánto tiempo ordenas tu armario?

Esto igual no te lo crees, pero, como no tengo demasiada ropa, siempre está ordenado. Otra cosa son los accesorios…Eso sí lo tengo más destartalado; se me mezclan los collares, etc.

No sé decirte cada cuánto tiempo. ¿Cada 3 meses? Cuando veo que no encuentro algo, ordeno.

16. ¿Por quién te dejas aconsejar en tus compras?

Siempre compro sola o por internet. Me gusta ir sola y tomarme mi tiempo. Entrar y salir del probador con diferentes prendas, tallas y tardar lo que necesite.

Cuando voy de compras con amigas es para ellas, me gusta hacer de personal shopper e intentar que se prueben todo eso que nunca les llama la atención.

Ante la duda, el pase de “modelos” lo hago en casa delante de mis padres. Ellos trabajan en el mundo textil y sé que no me engañarían sobre cómo me queda una prenda.

17. La última tienda que has descubierto y que te ha enamorado.

Buf, ¡qué difícil! Me enamoro de piezas concretas. Unos pendientes de Pretty Rumour es lo último que ha entrado en mi armario. Me gusta mucho el packaging así que me vuelvo loca en tiendas como The Singular Olivia o La Manzana Madrid. Me gustan los sitios diferentes así que me encanta entrar en El Paracaidista en Madrid.

18. ¿Y en qué tiendas debería comprar sí o sí una mujer de talla grande?

Cada una tenemos un estilo y un presupuesto así que mi recomendación es que cada una tengamos nuestros básicos controlados y luego juguemos un poco para encontrar cosas diferentes.

Te puedo decir: H&M para básicos; Kiabi para mí es un descubrimiento cada vez que voy; en Violeta by Mango sé que hay cosas preciosas, aunque para mí no encuentro talla); en M&SMode también hay cosas que merecen la pena y cuando busco algo más arregladito: Adolfo Domínguez Plus, que tiene hasta la 56, Síntesis XXL, Elena Miró

Y en tiendas online -que os animo a todas las mujeres con talla grande a probar y dejar a un lado la excusa de no poder probarte- tengo que recomendarte Asos Curve, Junarose, Missguided plus, New Look Plus, Simply be y Castaluna de La Redoute.

19. ¿Un regalo perfecto para ti? ¿Y otro igual de genial para otras mujeres?

¡Tiempo y un cheque en blanco para ir de compras! Jajajaja. Creo que un bolso de mano siempre es un acierto y unos pendientes bonitos también.

20. Te llaman para dar una charla en la que están presenten los magnates más importantes de la industria de la moda, incluido Amancio Ortega. ¿Qué les pedirías?

Que no se olviden de nuestras colecciones y de ir mejorando patrones. Que querer disimular no significa ir escondidas bajo metros de tejido y que somos el público más fiel que puede tener una marca que haga tallas grandes.

21. La mujer con más estilo del mundo es…

No se darte un nombre si es lo que me pides… Todas tenemos estilo y a todas nos preocupa en mayor o menor medida. Y la que lo niegue, miente un poquito 😉.

22. Tu estilo en tres palabras.

Sencillo, cómodo y con un toque diferente.

23. Ahora tú, en tres palabras.

Tranquila, tímida y sensible.

24. ¿Cómo es la Belén de dentro de 10 años?

¡¡Ostras!! ¿Con 50 años? Pues espero que igual de joven y con ganas de seguir aprendiendo y disfrutando de mi familia y de las cosas que me gustan.

25. ¿Un mantra de vida?

Sé fiel a ti misma y disfruta las pequeñas cosas.

Muchísimas gracias Belén por abrirme las puertas de tu armario. Por nuestros cafés, nuestras llamadas, esas fotos bajo la lluvia en una primavera que bien parecía invierno y nuestros ánimos para seguir “en la brecha” en esta a veces ardua tarea de hacer que otras mujeres aprendan a quererse más y a mirarse mejor.

El secreto de tu estilo está en tu armario
y yo puedo ayudarte a descubrirlo.

¿Preparada para tener
MÁS ESTILO CON MENOS ARMARIO?

8
COMPÁRTELO:
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Pensé mucho en tí ayer mientras terminaba de rematarla Silvia. Me alegro mucho de que te haya encantado. Un abrazo enorme y gracias, siempre, a ti.

      Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Amén Marta!! Muchísimas gracias por pasar por aquí y ponerlo por escrito. A mí me chiflan los piropos y espero que a Belén le guste también. Seguro que sí. ¡Un abrazo enorme y espero verte más ratitos por aquí!

      Responder
  1. Mayte

    Si la felicidad fuera un color, sería el amarillo. Indara dixit. Belén lo cumple a la perfección.
    Lo que más me impacta de la entrevista es que afirme que pediría a Amancio mejor patronaje y tallas adecuadas, “somos el público más fiel”. Qué rabia da que no se adapten los patrones y se limiten a añadir centímetros de tela. Y qué rabia da la desigualdad de oportunidades para ir vestida acorde a la personalidad de una, pasando de “elijo lo que me gusta” a “elijo entre lo que hay”. Nunca olvidaré el caso de una compañera del colegio que al celebrarse una fiesta de graduación con 16 años, decidió no ir porque no se veía guapa con 130 kilos y vestidos que le hacían parecer un saco, cero adaptación de patronaje, simplemente echar centímetros de tela y hala. Pues mira…NO.

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Ay Indara… Si nos ve desde allí arriba estará flipando. Y con las ganas de conocerla me quedé!! Una mujer con estilo del de verdad, eso sin duda. ¡¡Qué triste la historia de tu amiga!! Y qué triste que, para muchas mujeres, el estilo resida, en parte, en una talla. Menos mal que cada vez hay más mujeres como Belén, que se atreven a manifestar su estilo para inspirar a otros. Y el trabajo de otras muchas compañeras que creemos que la belleza no puedo encorsetarnos en un número vacío. ¡Gracias Mayte! Me ha chiflado tu reflexión. Canela fina eres tú, nena.

      Responder
  2. Angélica

    Me ha encantado esta entrevista a mi gran amiga, casi hermana, Belén. Es preciosa por dentro y por fuera. Gracias!! 😘

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Ay Angélica!! No puedo añadir nada más que cuánta razón tienes!! Gracia a ti por leerla “hasta el final” y por dedicarme un ratito para comentar. Espero que sea el primero de muchos. ¡¡Un abrazo enorme!!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *