mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Secretos de Armario: María Fornet

La conocí en diferido en una ponencia sobre mujeres y feminismo en el Fest de Extraordinaria. Nunca hasta entonces había oído hablar de ella y me sorprendió que le diera la réplica a la mismísima Malamadre Jefa.

Te hablo de memoria, claro, pero Laura Baena argumentaba que las mujeres debíamos educar a los hombres en el feminismo si queríamos incorporarlos a la causa; mientras ella defendía que algo así como que los hombres debían venir educados de casa. Voz contundente, cuerpo pequeño, acento andaluz suavizado, palabras firmas. “Y esta chica, ¿quién es?”

Mencionaron su libro de pasada, Feminismo Terapéutico, decidí darle una oportunidad y me conquistó para siempre.

María, aka La Fornet, es el vivo ejemplo de que también pasan muchas cosas buenas en tiempos de pandemia. Conocerla es una de ellas. Gracias a María y sus planes me he atrevido a darle un nuevo impulso a mi marca, reconocerme como escritora, retomar mis estudios de psicología o crear el hábito de dedicarme todos los días un ratito a mi propio crecimiento.

Su armario estaría feliz si tuviese tanto cuidado con él como con su drive. Y, probablemente ella también, si pudiera dedicarle más tiempo y energías a lo que considera su asignatura pendiente de toda la vida. El paso del tiempo ha impuesto la comodidad como una de las condiciones para que el estilo exista y, ahora mismo, se viste de colores oscuros, de zapato plano y cero alhajas.  

Dice María que para ella una mujer con estilo es aquella que se ha desprendido de la mirada del hombre y se mira a través de sí misma. Tal vez por afirmaciones como esta me haya quedado con las ganas de su última formación; tal vez, además, porque mi visión del estilo es muy terapéutica. Ella dice que el feminismo también lo es. El por qué, lo tienes más abajo. Porque hoy nos colamos juntas en el armario de María Fornet. ¿Vienes?

1. “Soy María Fornet y quiero acompañarte a que entiendas mejor por qué eres la que eres, qué quieres hacer con tu vida y cómo llegar hasta allí”. Varias preguntas. ¿Por qué nos conocemos tan poco -así de serie-, nos cuesta tanto saber lo que queremos y otro tanto conseguirlo?

Porque no nos da la vida, Ana. Ocupamos cada segundo que tenemos libre cada día con tecnologías: podcasts mientras cocinamos, Instagram mientras vemos películas. Todo con tal de no hacer hueco a sensaciones que podrían ser incómodas, a respuestas que igual nos asustan. Hay que atreverse: la vida es corta.

2. En tu más de media vida dedicada a trabajar con mujeres, ¿cuáles serían las tres mayores dificultades que tenemos las mujeres para encontrar nuestra propia voz?

Te diría que la primera es el tiempo. Lo doméstico sigue recayendo sobre nosotras y para escucharnos necesitamos bajarle el volumen al resto. La mujer ha sido educada para-el-otro y no para-sí, esa es la segunda: no miramos adentro porque la realización individual nunca ha estado en el centro de nuestra socialización como mujeres. La tercera, diría que es la incomodidad de desafiar nuestro mandato de género, de brillar, de ser lo que siempre supimos que podíamos ser y no un bonito adorno de la persona que tengamos al lado.

3. Además de psicóloga y coach eres escritora. Tienes publicados tres libros –Feminismo Terapéutico, La Familia de las Mujeres Medina y Azul Capitana-. En estos tiempos en los que “si quieres, puedes” y en los que influencers y youtubers venden más ejemplares que los escritores “al uso”, en tu opinión, ¿de verdad todas tenemos una historia que escribir? ¿toda persona puede ser escritor si así lo decide o hay que tener ciertas habilidades?

Mi opinión al respecto es bastante impopular: no todo el mundo tiene una historia dentro, un cuadro dentro, un instrumento que tocar dentro, un deporte de riesgo que practicar dentro. Y no pasa nada. Se puede vivir una vida absolutamente plena sin hacer alguna de estas cosas. No todo el mundo puede ni tiene por qué querer y así está bien. Si quiero, ¿puedo ser cantante de ópera y girar por el mundo? No lo creo. No sé por qué miramos de escritura desde una óptica tan distinta.

4. ¿Cuál es para ti LA CLAVE de un proyecto digital de éxito?

Saber que, por encima de todo, tienes que vender. Que, si no vendes, lo tuyo es un hobby, al menos de momento. Nos enredamos con el diseño, con la creación de producto, con la distribución y los proveedores… pero luego nos da vergüencita salir ahí afuera y decirle al mundo: “¡Eh! Que esto que tengo, te interesa. Ven aquí, que te convenzo”.

Hay que superar eso y recordar que, te dediques a lo que te dediques, todas vendemos algo. Has creado tu proyecto para solucionarle algo a alguien, así que recuerda esto: flaco favor le haces si no te atreves a ponérselo delante como ambas merecéis.

5. Digital está muy ligado a redes sociales. ¿Cómo es tu relación con las redes sociales?

A mí Instagram me encanta, de las otras entiendo poco. Twitter me asusta bastante y Facebook tengo la sensación de que también es un poco jungla. Las redes me han permitido conocer gente estupenda, crear conexiones reales con otras marcas. Incluso hacer amigas. Gracias a Instagram tengo una manera diaria de comunicarme con las mujeres que me acompañan. Eso no tiene precio.

6. Cambiamos de tercio. ¿Cómo es tu relación actual con el espejo?

Pues no es mala, pero te diría que la pandemia, en un año, me ha sacado cuatro. Mucho tiempo encerrada, ¿sabes? He cogido algún kilo y me he arreglado estos meses menos. En general, con los años me he aprendido a quererme mucho, pero no creas que ha sido así siempre, ¿eh? La adolescencia fue otra cosa. Pero, en fin: una se acerca a los cuarenta, ha traído al mundo a un niño. El cuerpo cambia y yo le doy gracias cada día por llevarme de un sitio a otro y hacerlo tan bien.

7. ¿Qué es lo más divertido para ti de vestirte todos los días?

Hoy por hoy, lo más divertido es la libertad. La libertad siempre es divertida. Llevo ya tres años trabajando desde casa, así que me visto como me apetece. ¿Que me apetece plantarme un vestido y pintarme como una puerta un martes para sentarme con el ordenador en el salón de casa? Pues allá que voy. ¿Que es sábado y me apetece llevar yoga pants? Pues genial también.

8. ¿Qué es lo que más te cuesta de “cuidarte”?* ¿Y lo que menos? ¿Coincide que con lo más (o menos) te gusta?

La verdad es que lo que más me gusta es peinarme. ¿Cuenta? El pelo siempre ha sido importante para mí porque tengo una historia emocional ligada a él. Mi madre se fija mucho en él. Dice cosas como: “esa mujer tiene muy buen pelo”. Para ella es casi un signo del carácter. Así que yo trato de tomármelo en serio. Me pongo mechas, me hago tratamientos, utilizo siempre buenos productos.

Lo que menos, las cremas. Solo tengo una de cara que me echo por las mañanas desde hace seis años. Antes de eso, ni siquiera me echaba esa. No tengo más cremas, tampoco de cuerpo. Me lo he propuesto un millón de veces, porque cuando lo hago me gusta el tacto de mi piel, su olor… pero nada. Me da pereza.

9. Podría asegurarte que la mujer que encuentra su estilo, de alguna manera, se encuentra y se cuenta a sí misma. Mi visión del estilo es muy terapéutica. Tú afirmas que el feminismo, también. ¿Por qué el feminismo es terapéutico?

Porque te hace tomar consciencia de que muchas de las cosas que creías que solo te pasaban a ti, también les ocurren a muchas otras. El feminismo es terapéutico porque devuelve ese dolor al contexto, nos libera.

10. ¿En qué momento del día eliges lo que vas a ponerte?

Por la mañana, justo al levantarme. Recuerdo cuando iba a la universidad muy temprano y la noche anterior elegía cuidadosamente la ropa. Pero de la universidad hace un siglo ya, Ana.

11. ¿Cómo es de importante la ropa interior en tu estilo?

Poquísimo. Me gusta llevarla toda negra y básica. Alguna de encaje del mismo color, pero poco más. Con los años, además, me voy volviendo más y más cómoda: quiero que me favorezca al cuerpo, que no deje marcas, que envuelva bien la piel. No le pido más.

12. ¿Zapato plano o tacón? ¿Es “poco feminista” llevar tacones? 😉

Es poco feminista no cuestionarse el mandato. Eso seguro. Llevo siempre zapato plano y no solo porque me duelen horrores los tacones, sino porque realmente me gusta mucho más el look zapato plano. Me siento más yo con él. Te diría que tengo en el armario un par de tacones: los de mi boda y unos botines de tacón para ocasiones especiales. Y ya.

13. ¿Cómo tienes ordenado tu armario y cada cuándo haces “limpieza”?

En general, soy poco ordenada con todo. Para lo único para lo que soy ciertamente metódica es para mi carrera: lo organizo todo bien por carpeta, salvo todo regularmente, organizo el drive por colores. Con el armario, me basta con que la ropa esté colgada, limpia y planchada.

14. ¿Algún “tesoro de armario” que no te pones tanto como te gustaría, pero del que no te atreves a desprenderte?

Unos pantalones negros de seda con pata de elefante que no me pongo nunca porque siempre me veo rara con ellos, pero que en mi mente encajan con cualquier look.

15. ¿Qué color no te cansas de comprar y qué otro no te pondrías nunca?

Compro muchos colores oscuros: negros, azules marinos, grises, marrón chocolate… No tengo nada en tonos neón. Creo que no son para mí, pero oye, igual me da por ahí. Nunca se sabe.

16. Si solo pudieras comprarte un único look, ¿cómo sería? (con todo el lujo de detalles que nos quieras dar)

Un vaquero que me favoreciese una camiseta blanca de un buen algodón, con una blazer en coral o en un gris bonito. Unas sandalias planas color piel, un bolso del mismo color y nada más. No uso ni anillos, ni collares, ni pendientes. Lo primordial es ir muy cómoda para poder correr detrás de mi peque.

17. ¿Tu tienda preferida?

Me gusta mucho Sèzane, Rouje, Cos… pero la verdad es que no entiendo mucho. Me gusta, ¿eh? Me gustaría saber más. Es una asignatura pendiente en mi vida. Veo Pinterest y pienso: “yo podría vestir así”. Pero no me dan las neuronas para más. Quizá en un tiempo…

18. ¿Te sientes como todas las mujeres en… y no te identificas con ninguna de ellas en…

Me siento como todas las mujeres en la incomodidad con el propio cuerpo: algunos días me siento estupenda y otras me miro con ojos severos. Trato de recordarme que nos han criado para eso.

No sabría decirte en qué no me identifico: creo que puedo conectar con todas de un modo u otro.

19. ¿Qué gesto o característica tienen en común las mujeres que tienen estilo para ti?

Para mí una mujer con estilo es una mujer que se ha desprendido de la mirada del hombre y se mira a través de sí misma. Se siente ligera, sofisticada, segura.

20. ¿A quién admiras por su estilo?

Me encanta Diane Keaton en “Annie Hall”.

21. Hablemos sobre la primera impresión en un doble sentido. ¿Qué primera impresión crees que causas? ¿Cómo de acertada suele ser tu primera impresión sobre los demás?

Creo muchísimo en la primera impresión. La intuición opera por medio de toda aquella información consciente e inconsciente que hemos recogido a lo largo de una vida. No hay que desestimar su poder.

22. ¿Ha cambiado tu manera de entender el estilo con el paso del tiempo?

Mi madre tenía una tienda de decoración de interiores. Era una casa enorme llena de telas, muebles, objetos de decoración y cuadros. De ella saqué la apreciación por lo estético. Creo que, en lo fundamental, no he cambiado tanto. Muy probablemente, lo que más ha cambiado ha sido mi relación con la exigencia de comodidad que le hago a las prendas. Me recuerdo a los quince con esas faldas estrechas y esos tacones altísimos. Nada, eso está muy lejos de mí ahora. Lo primero es lo primero.

23. ¿Cómo definirías tu estilo? (en tres palabras)

Esto es dificilísimo. Veamos: cómodo, clásico, elegante.

24. ¿Y cómo te definirías a ti misma (también en tres palabras)

Soy bastante creativa, segura de mí misma y un poco dispersa. Esta era más fácil.

25. Tú que ayudas a crear “planes de vida”. ¿Dónde te ha llevado ese plan a 10 años vista?

A vivir en una casa en Málaga desde donde veo a un lado la playa y al otro, una montaña. A acabar de ponerle el punto y final a mi cuarto libro. A vivir con mi hijo, mi perrito y mi marido en Andalucía, en casa. A tener un negocio digital que va viento en popa y a trabajar como quería, unos días en pijama y otras con un vestido y unas sandalias, sin depender de nadie, sin jefes a los que rendir cuentas, sin meetings aburridos de tres horas. Me encanta mi vida y lo que yo querría es tener otros trescientos años más para seguir haciendo planes con mi equipo. Soy una verdadera afortunada.

26. ¿Con qué sueña María?

Con dedicar más horas a la escritura. Con elevar mi carrera literaria. Con seguir mejorando mi salud (más deporte, menos kilos). Con acompañar a más mujeres. Con leer miles de libros. Con muchas tardes lentas en el porche. Con seguir levantándome con mi marido los siguientes cien años. Con ver crecer a Santiago y convertirse en el gran hombre que va a ser. Con tener a la familia cerca y verlos con salud.

En fin. No pido poco.

27. ¿El mantra de tu vida?

Coge lo que te sirva y deja lo demás. 😉

*****

María Fornet ha sido nuestro marzo de “Entre Mujeres”, un proyecto colaborativo en el que mes a mes te iré ofreciendo una nueva herramienta para “armar” tu estilo desde dentro.

Dedicaremos la última semana de cada mes a nutrir tu bienestar personal. Y lo haremos en compañía de 12 mujeres expertas en realidades muy diferentes para que tengas una perspectiva integral e integradora.

Hacer las paces con cómo nos alimentamos, conectar con la intuición de nuestro cuerpo, indagar en la sabiduría de tu mundo interior, reconectar con nuestra espiritualidad, el eneagrama, la astrología o el feng shui para profundizar en nuestro autoconocimiento, sanar nuestra relación con el dinero, con nuestro ciclo menstrual, con el sexo, entender cómo funciona nuestra mente desde una perspectiva de género o cómo nos comunicamos con los demás para proyectar nuestra propia voz son algunos de los temas que exploraremos juntas.

¿Cómo lo haremos?

  • El último miércoles de cada mes publicaré los secretos de armario de cada una de estas mujeres para presentártelas, para que sigas inspirándote de que no hay un estilo único pero sí un estilo que te hace única. El tuyo.
  • El último viernes de cada mes haremos un directo en Instagram con esa mujer para que nos acerque su mirada, con el objetivo de elevar la nuestra.
  • El último domingo de cada mes recibirás una newsletter con todo este conocimiento estructurado para puedas aplicarlo sin mucho esfuerzo, mis reflexiones y, ya me conoces, alguna que otra sorpresa. Si no quieres perderte nada, no te vayas sin suscribirte más abajo. O más arriba.  

Historias. Reflexiones. Planes. Inspiración.
Todo DIRECTO A TU MAIL

¿Te animas a nuestros 'cafetés'?

4
COMPÁRTELO:
  1. Manuela

    ¡Hola Ana! Súper entrevista, me ha encantado. Y me parece de 10 la siguiente declaracion: «Para mí una mujer con estilo es una mujer que se ha desprendido de la mirada del hombre y se mira a través de sí misma.» Gracias por acercarnos a estas mujeres tan valiosas y necesarias. Un abrazo

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      A mí también me pareció la bomba! Una bonita manera de entender qué es una mujer con estilo. Gracias a ti por venir a agradecerlo con tanto cariño. Otro abrazo de vuelta!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *