mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Secretos de Armario: Míriam Díaz, de Inspira Movimiento

Fue ella la mujer que gritaba conmigo “yo me digo sí” en una dinámica de alto impacto que me llevó a apuntarme con una flecha al cuello, cerrar los ojos y romperla al dejarme caer sobre ella. Y fue ella también la primera en abrazarme una vez superados mis propios miedos, convencida de poder confiar para alcanzar la vida que persigo.

Y mientras preparábamos esta entrevista a lo Madrid-Inspira-Barcelona, nos hemos hermanado como “Las Encannnnas”, aunque ella además es una Amancia. A Míriam me unen muchas cosas. Entre ellas, que las dos trabajamos con los cuerpos y las mujeres. Ella haciendo terapia para conectar con nuestra intuición a través del cuerpo. Yo vistiéndolos de verdad. Ambas creando conexiones genuinas entre emociones, pensamientos y energías.

Colándome en su armario, he descubierto una mujer de cuerpo sensual, mente sabia, emoción serena y estilo vitalista. Una mujer que ama a las mujeres y que empatiza con ellas desde una máxima: respetar sin juzgar. No es de extrañar que su mantra de vida sea “vive y deja vivir”.

Los secretos de armario de Míriam Díaz, de Inspira Movimiento, desclasificados, para ti. ¡Pasen y lean!

1. Eres terapeuta psico-emocional y lideras Inspira Movimiento, tu propia metodología centrada en la experiencia corporal. Cuéntanos, ¿qué es la inteligencia corporal y por qué es tan importante que la tengamos en cuenta?

Desde mi experiencia, la inteligencia corporal es nuestra capacidad de saber, de conectar con nuestra intuición a través del cuerpo. Es esa conexión entre emociones, sensaciones, pensamientos y estados energéticos. Todas las personas la tenemos, lo que ocurre es que nacemos con ella, pero a lo largo de la vida nos intelectualizamos y priorizamos esa parte racional por encima de la intuitiva.

Algo por lo que es esencial reencontrarnos con nuestra propia inteligencia corporal es para tener una experiencia realmente encarnada de la vida, no pasada únicamente por el filtro de lo que pensamos.

2. Mujeres cansadas físicamente, con carga mental, falta de energía y vitalidad; “totalmente desconectadas de sus cuerpos”. ¿Esto nos pasa a todas como personas o la incidencia es mayor en las mujeres?

Mi experiencia profesional me dice que sí tiene mucha más incidencia en mujeres que en hombres. Solo por ponerte un ejemplo: en 2017, el Ministerio de Salud presenta una encuesta en España, en la que uno de los datos a destacar es que el 14,1% de las mujeres refieren algún problema de salud mental con mayor frecuencia que los hombres, que son un 7,2%.

Y aunque esto es una muestra y las razones pueden ser multifactoriales, no podemos negar que todavía hoy en día hay un problema estructural en nuestra sociedad, donde la responsabilidad, la logística o el sostén emocional recaen en la mujer.

Una de las razones esenciales que he detectado en consulta y en mis formaciones es que esa ‘desconexión’ con una misma nace por un profundo deseo de sentirnos aceptadas, acogidas, vistas por nuestro entorno. Solemos ceder a quienes somos en esencia, perdiéndonos en el otro, ya sea la familia, el entorno laboral, la pareja… En ese anhelo perdemos energía y vitalidad.

3. De la triada “mente-cuerpo-emociones”, tú defiendes que estamos demasiado en la mente y que nos hemos olvidado de las otras dos. ¿Cómo podemos reestablecer el equilibrio de nuevo?

Primero, siendo conscientes de que no somos ‘un cerebro con patas’. En realidad, esa famosa búsqueda del equilibrio es una película mental que nos hemos hecho y solo nos puede llevar a la frustración.

Más que restablecer el equilibrio, te diría que se trata de reencontrar y recuperar el espacio para integrar que somos un ser completo, que no estamos divididas por parcelas. Por ponerte un ejemplo práctico: Si te detectas como una persona que suele rumiar mucho, que te gusta nutrir tu parte intelectual, tienes ahí una oportunidad maravillosa para incluir la variación en tu vida. Dar largos paseos, bailar, cantar, explorar formas para desarrollar tu tacto a través de manualidades… Al cerebro no le gustan los cambios (le encanta ahorrar energía y automatizar) pero al resto del cuerpo, porque el cerebro también lo es, le encanta la variedad, el movimiento, la innovación y el cambio.

Cuando empezamos a incluir estos elementos en nuestro día a día, nuestro mundo emocional se enriquece y conectamos con ‘la alegría de estar vivas’. Las mujeres necesitamos volver a conectar con el gozo, el placer y el disfrute.

4. Dices que “cuando el cuerpo habla, cuanta mucho más que las palabras”. ¿Por dónde podemos empezar a “leer” nuestro cuerpo?

Es que SOMOS nuestro cuerpo… Somos cuerpo. El reto es tomar conciencia de que, si nos sentimos separadas del cuerpo, nos estamos sintiendo alejadas de nosotras mismas. Así que te respondo con dos preguntas: ¿Qué parte o partes de ti misma te hablan? ¿Qué llevas tiempo evitando o guardando, y que sientes que ya está pidiendo su lugar?

5. “Gestionando tu estado físico, tu estado anímico cambia” es otra de tus frases míticas. ¿Opinas lo mismo de la imagen? Es decir, ¿gestionando nuestra imagen, transformamos nuestro ánimo?

Depende del significado que le demos a la palabra y al concepto de imagen. Me explico: la magia está en integrar que no somos sólo lo que vemos reflejado en un espejo o en los ojos de los demás. Nuestra imagen inconsciente del cuerpo, de nosotras mismas, no suele estar alineada con quienes somos en esencia. Así que esa magia de la que te hablo, esa transformación de nuestra imagen interna, nace de reconocer y abrazar quiénes somos.

6. Te miras al espejo. En qué te fijas primero, ¿en lo que tienes o en lo que te falta/te sobra?

Personalmente, y ya con los años, siento que el reto está en abrazar todo lo que soy y decirme que nada falta y nada sobra. Eso no significa conformismo ni resignación, sino asumir que no soy una expectativa, ni de mi misma, ni de los demás. Cuando aprendemos a cohabitar con nuestras luces y sombras, nos damos la oportunidad de decidir si queremos ajustar algo, si estamos bien así… Sea lo que sea, decidir por una misma.

7. ¿Maquillaje o cara lavada para ti? ¿Y para las demás?

Pues para mí, los dos. Nací y crecí en una peluquería, entre mujeres. Me encanta maquillarme para mí y para conectar con la creatividad (elegir los tonos en función de mi estado de ánimo, por ejemplo) y también me gustar ir a pelo, con la cara lavada.
Para las demás mujeres, siempre libertad.

8. ¿Existe edad para la belleza? ¿Cuál es la etapa más bella para ti en una mujer?

La belleza (igual que la brutalidad, la armonía, la abundancia…) son intrínsecas de la naturaleza, y nosotras, somos parte de ello. Pero se nos olvida… Todas las etapas vitales son ricas, porque lo más importante es vivirlas.

9. ¿En qué ha cambiado tu estilo con el paso del tiempo?

Es curioso, porque no hace demasiado tiempo estuve reflexionando sobre ello.

Y mira, lo acabé resumiendo así: cada vez me acerco más a la comodidad, la simplicidad y el ‘me da lo mismo’ lo que piensen los demás.

10. Ahora mismo, tu estilo se reconoce por…

Colores intensos, labios rojos y pendientes grandes.

11. Ese look que te salva la mañana en que te levantas con prisa…

Jersey colorido, jeans y zapatillas (y accesorios).

12. ¿Tienes alguna manía de estilo? ¿Y de armario?

Cada vez le estoy cogiendo más tirria al color negro, quizás porque al acercarme a la menopausia mi Ser me pide salir más a la luz, al color.

13. ¿Cuánto hay de básicos y cuánto de tendencia en tu armario?

Honestamente, cada vez me paso más las tendencias por el Arco del Triunfo. Confieso que soy una loca de los jeans, pero me encanta llevar vestido y tacones.

14. ¿Los colores de tu armario son los mismos todo el año?

No, en invierno suelo llevar tonos más calientes (rojos, calderas, amarillos, naranjas), porque mi tono de piel es claro y siento que necesito ‘darme vida’ durante los meses más fríos. A medida que se acerca la primavera, el cuerpo me pide acercarme hacia los verdes, azules, las flores, los tonos más claros.

15. ¿Cómo está ordenado tu armario?

Suelo tener ‘ataques de orden’ en cada cambio de temporada y reconozco que mi luna en Virgo me posee cuando organizo cajones y armarios. La verdad es que lo disfruto como una niña e incluso tengo mi propio ritual ese día que dedico a organizarlo todo.

16. La prenda más inútil que has visto yendo de compras es…

Unos calentadores. Son la prenda más inútil que, además me compré una vez y que no me he puesto nunca. Me parece la cosa más inútil que he tenido en mi vida. Sobre todo cuando no te decidas a la danza y te los pones en plan, ¡estoy de moda!

17. Si no fuera cuestión de dinero, ¿qué tendrías en tu armario que ahora no puedes comprarte?

Más que algo en concreto, me encantaría renovar el 80% de mi vestuario (¡me encanta cambiar!), pero la conciencia de sostenibilidad me puede, jajajaja.

18. ¿Cuál y cómo es esa prenda que no te cansas de comprar una y otra vez?

Zapatos y pendientes.

19. Algo no te gusta del estilo de una mujer que conoces bien, ¿dices o callas?

Callo, porque respeto que cada una tenemos nuestro propio gusto. Además, si no me preguntan, ¿para qué opinar?

20. ¿A quién admiras por su estilo?

A Benedetta Tagliabue, que es arquitecta, me fascina su eclecticismo y la facilidad que tiene para combinar piezas.

21. ¿El mejor consejo de estilo que te hayan dado nunca y quién te lo regalo?

No recuerdo ninguno en concreto, pero sí cómo admiraba ver a mi madre caminar con total soltura y confianza sobre tacones.

22. ¿Cómo es tu estilo? (en tres palabras)

Sensual, cómodo, variable.

23. ¿Y cómo te describirías tú? (también en tres palabras)

Seductora, empática e ingeniosa.

24. ¿Cómo es y qué hace la Míriam del futuro?

Pues probablemente es una mujer entrada en años, disfrutona, activa, rodeada de personas a las que ama y que la aman, y continuando con su pasión por crear proyectos.

25. Un mantra de vida que te acompañe desde siempre y para siempre.

Vive y deja vivir.

Míriam Díaz ha sido nuestro marzo de “Entre Mujeres”, un proyecto colaborativo en el que mes a mes te iré ofreciendo una nueva herramienta para “armar” tu estilo desde dentro.

Dedicaremos la última semana de cada mes a nutrir tu bienestar personal. Y lo haremos en compañía de 12 mujeres expertas en realidades muy diferentes para que tengas una perspectiva integral e integradora.

Hacer las paces con cómo nos alimentamos, conectar con la intuición de nuestro cuerpo, indagar en la sabiduría de tu mundo interior, reconectar con nuestra espiritualidad, el eneagrama, la astrología o el feng shui para profundizar en nuestro autoconocimiento, sanar nuestra relación con el dinero, con nuestro ciclo menstrual, con el sexo, entender cómo funciona nuestra mente desde una perspectiva de género o cómo nos comunicamos con los demás para proyectar nuestra propia voz son algunos de los temas que exploraremos juntas.

¿Cómo lo haremos?

  • El último miércoles de cada mes publicaré los secretos de armario de cada una de estas mujeres para presentártelas, para que sigas inspirándote de que no hay un estilo único pero sí un estilo que te hace única. El tuyo.
  • El último viernes de cada mes haremos un directo en Instagram con esa mujer para que nos acerque su mirada, con el objetivo de elevar la nuestra.
  • El último domingo de cada mes recibirás una newsletter con todo este conocimiento estructurado para puedas aplicarlo sin mucho esfuerzo, mis reflexiones y, ya me conoces, alguna que otra sorpresa. Si no quieres perderte nada, no te vayas sin suscribirte más abajo. O más arriba.  

Nota importante: En esta ocasión, adelantamos el directo del viernes al jueves. Allí te esperamos Míriam y yo para hablar de cómo conectar con la intuición de nuestros cuerpos.


Historias. Reflexiones. Planes. Inspiración.
Todo DIRECTO A TU MAIL

¿Te animas a nuestros 'cafetés'?

0
COMPÁRTELO:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *