Por un armario adaptado a tu vida y no al revés

¿Te pasa esto cuando te miras al espejo?

  • No te gusta lo que ves y no sabes por qué.
  • No encuentras ropa con la que te sientes tú.
  • No sabes si lo que te gusta realmente te favorece. 
  • Estás cansada de ponerte siempre las mismas cuatro cosas, pero no te atreves a probar otras por miedo a equivocarte. 
  • Crees que a tu estilo le sobra negro  y le falta color porque los colores te resultan muy difíciles de combinar. 
  • Te cuesta utilizar las mismas prendas en looks diferentes.
  • No sabes elegir los zapatos ni los complementos adecuados para tu día a día.

¿Y Te sientes así cada vez que abres tu armario?

  • Está lleno de ropa pero sientes que no tienes nada que ponerte. 
  • Pierdes mucho tiempo cada mañana hasta que encuentras algo que te convence.
  • Te faltan prendas para vestirte en ciertas situaciones, sobre todo, en las más extraordinarias.
  • No usas ni la mitad de cosas que tienes y no sabes muy bien por qué. 
  • No encuentras la forma de hacer nuevas combinaciones con lo que ya tienes.
  • No tienes valor para deshacerte de todo lo que no usas.
  • Te compras cosas que luego no te pones.
  • Todo está desordenado y nunca encuentras lo que buscas. 

¡No tiene porque ser así!

Descubrir tu verdadero estilo va más allá de ir mona. Es encontrar qué te hace verte guapa, sentirte cómoda, segura y auténtica. Es encajar lo que te gusta a lo que necesitas para tu día a día. Es descubrir cómo eres a través de lo que llevas puesto. Es reflejar en tu imagen quién eres de verdad. Es divertirte con lo que tienes e inspirarte para hacerlo cada vez un poquito mejor. 

También sé que sueñas con un armario en el que:

  • Solo hay prendas que te gustan, que te sientan bien y que te pones mucho. 
  • Todo combina entre sí y no te cuesta encontrar nuevos looks que te convenzan. 
  • Tienes menos cosas, pero las usas mucho más. 
  • Decides qué ponerte cada mañana casi sin pensar. 
  • Te resulta fácil encontrar algo que llevar en las ocasiones más especiales. 
  • Compruebas que no necesitas comprar tanto. 
  • Todo está siempre en orden y localizas tranquilamente todas tus prendas. 

El secreto de tu estilo está en tu armario. Porque es en el armario donde nuestro estilo toma forma. Si le das una vuelta a tu armario, irremediablemente le darás una vuelta a tu estilo. Y para ello, necesitas empezar a verlo como la poderosa herramienta que es para mejorar tu estilo.

Para ello, necesitas tres cosas: 

Ganas

Tiempo

Y un buen plan

Si tienes las dos primeras, lo tienes todo. porque acabas de encontrar la tercera: lo haré contigo y en tu casa

¿Son estos todos o alguno
de tus problemas?

  • Crees que no tienes estilo, no sabes cómo es, no has encontrado uno que te defina o estás aburrida del tuyo.
  • Te falta confianza y seguridad para vestirte en ciertas ocasiones. Te sientes perdida a la hora de elegir lo que realmente te favorece.
  • Estás cansada de vestirte siempre igual y no estás a gusto con lo que tienes. 
  • Quieres verte mejor pero no sabes cómo. No te atreves a probar cosas nuevas por miedo a parecer ridícula o sentirte disfrazada.
  • Tu armario es poco práctico y no te facilita nada tu día a día. Tienes mucha ropa, pero te pones “lo de siempre”.
  • No tienes valor deshacerte de todo lo que no usas y tienes prendas guardadas con la etiqueta puesta.
  • Compras sin más y sin saber combinar.
  • Te falta orden y espacio en tu armario.

Te ayudaré a:

  • Tener una  imagen que refleje quién eres de verdad. 
  • Aceptar tu cuerpo tal y como es y aprender a mirarte de una forma más objetiva.
  • Identificar las prendas y los complementos que te ayuden a potenciar tus puntos fuertes.
  • Realzar tu belleza natural a través de los colores, porque descubrirás cuáles te favorecen más, cómo y cuándo usarlos y combinarlos entre sí.
  • Ganar confianza y seguridad en ti misma para saber qué ponerte en casa ocasión sin sentirte disfrazada.
  • Tener un armario útil, práctico, combinable y totalmente adaptado a tu estilo de vida.
  • Diseñar un fondo de armario a tu medida.
  • Sacarle el máximo partido a la ropa que ya tienes.
  • Encontrar nuevas combinaciones que te apetezca probar.
  • Hacer una shopping list sólo con lo que necesites de verdad.
  • Consejos fáciles y rápidos para que tu armario esté ordenado por más tiempo.

¿CÓMO LO HAREMOS?

Primero recibirás por mail mi Cuestionario sobre Estilo y Armario. Para ayudarte, necesito conocer cuáles son tus necesidades, tus gustos personales y tu estilo de vida.

Cuando me lo hayas enviado completo de vuelta, quedamos en tu casa o en el lugar dónde te encuentres más cómoda, analizamos tu situación y diseñamos el tipo de armario que quieres.

En esta primera sesión, definiremos tu paleta de colores y las prendas y complementos que potencian tu belleza natural. Te explico por qué. 

Los estilistas realizamos pruebas específicas que nos ayudan a descubrir los colores que mejor te sientan. Para ayudarte a diseñar tu paleta de colores, necesito comprobar, de primera mano, el tono de tu piel y el color de tus ojos y de tu pelo.

Parte de mi trabajo será no sólo en mostrarte cuáles son porque sí, como se hace en muchos servicios online, sino que lo vivas en primera persona porque es una experiencia clave para mejorar tu estilo.

Esta cita en persona también me servirá para enseñarte las proporciones de tu cuerpo desde una mirada objetiva. Muchas veces la percepción que tenemos de nosotras mismas está algo distorsionada. Tendemos a hacer más grandes nuestros defectos y a ser demasiado humildes con nuestras virtudes.

Mi objetivo aquí será que encontremos esas prendas que te permitan sacarte el máximo partido, potenciando tus rasgos más favorecedores y disimulando, solo si tú quieres, los que no lo son tanto.

La segunda cita será en tu casa. Allí  hacemos una revisión de todo lo que tienes en tu armario durante 3 horas.

Decidiremos juntas qué te sigue sirviendo y qué no y buscaremos más posibilidades para lo que ya tienes. Mi filosofía de trabajo es que consigamos amortizar al máximo tu ropa para que sólo tengas que comprar lo imprescindible.

Con toda la información de las dos sesiones, elaboraré para ti un plan a medida, un cuaderno de estilo exclusivo para que tengas a mano, en digital y en papel, todas las soluciones que hemos tratado en tus dos sesiones presenciales con recomendaciones sencillas, prácticas y personalizadas. 

Tendrás tu hoja de ruta para cambiar lo que no te está funcionando y continuar con lo que ya sabes hacer. En él incluiremos: 

  • Tu paleta de colores con los que mejor te sientan, cómo y cuándo usarlos y cómo combinarlos entre sí. 
  •  El tipo de prendas y complementos que te ayudarán a potenciar tu figura. 
  •  Propuestas de looks que encajen con tu estilo y, si quieres, otros que te saquen de tu zona de confort para que dejes de tener esa sensación de que siempre vas vestida igual. 
  •  Una shopping list con alternativas que completen tu fondo de armario con solo aquello que de verdad necesitas. 
  •  Una lista de nuevas marcas y tiendas que no conocías y que encajen con tu estilo para renovar tu armario con otro aire cuando sea necesario.
  •  Trucos para mantener el orden en tu armario. 
  •  Un decálogo para mejorar tu estilo totalmente personalizado.

 Te lo enviaré por email en un plazo de 15 días a contar desde nuestra última sesión. ¡Además de una sorpresa que no puedo desvelarte pero que estoy segura de que te va a encantar!

Y DE REGALO, para comprobar que todo va bien, te escribiré a los 2 meses para hacerte un seguimiento por si necesitas un extra de motivación o resolver cualquier duda o dificultad que te hayas encontrado en tu camino hacia un estilo en el que te encuentres y un armario que te cuente. 

Precio en madrid: 365 €

Esto dicen las mujeres que han confiado en mí

“Ir a una tienda era pasar un mal rato, tal cual. No me atrevía a comprar nada porque veía que iba a ser otra cosa más en mi lista de prendas que no sabía combinar. Me sentía muy frustrada porque además tampoco tenía claro cuál era mi estilo.

Decidí  trabajar con Ana porque me gustó su planteamiento de sacarle partido al armario. Ella me enseñó a ver mi estilo como un proceso y cómo ir dándole forma. Su visión de cómo hacerlo es de lo más personalizo y realista.

Estoy muy satisfecha con la decisión que tomé. Era un asunto que me hacía sentir mal, tocaba incluso mi autoestima y ahora me siento tranquila de tener unas pautas y poder explorar. De hecho, he ido en varias ocasiones a comprar alguna cosilla y mis sensaciones han sido mucho mejores. Ahora veo las prendas de otra forma y, sobre todo, he aprendido a ver sus posibilidades en mi armario.

Muchas veces pensamos que contratar estos servicios es hasta frívolo pero yo creo que es importante transmitir la imagen que queremos. Sentirnos seguras y cómodas en determinadas situaciones es fundamental.  Y también es una forma de conocerse, de explorarse en determinados aspectos. Hasta la ropa nos puede ‘mover cosas por dentro’”.

MARINA

2017-03-16T12:02:53+00:00

MARINA

“Ir a una tienda era pasar un mal rato, tal cual. No me atrevía a comprar nada porque veía que iba a ser otra cosa más en mi lista de prendas que no sabía combinar. Me sentía muy frustrada porque además tampoco tenía claro cuál era mi estilo. Decidí  trabajar con Ana porque me gustó su planteamiento de sacarle partido al armario. Ella me enseñó a ver mi estilo como un proceso y cómo ir dándole forma. Su visión de cómo hacerlo es de lo más personalizo y realista. Estoy muy satisfecha con la decisión que tomé. Era un asunto que me hacía sentir mal, tocaba incluso mi autoestima y ahora me siento tranquila de tener unas pautas y poder explorar. De hecho, he ido en varias ocasiones a comprar alguna cosilla y mis sensaciones han sido mucho mejores. Ahora veo las prendas de otra forma y, sobre todo, he aprendido a ver sus posibilidades en mi armario. Muchas veces pensamos que contratar estos servicios es hasta frívolo pero yo creo que es importante transmitir la imagen que queremos. Sentirnos seguras y cómodas en determinadas situaciones es fundamental.  Y también es una forma de conocerse, de explorarse en determinados aspectos. Hasta la ropa nos puede ‘mover cosas por dentro’”.
El fenómeno Ana comenzó cuando al cumplir los 44 años (con 10 kilos más de los que me gustaría, muchas canas y el armario lleno de pantalones pitillos porque pensaba que era lo que me favorecía), decidí regalarme a Ana.

Dejé que se colase en mi casa, en mi armario y en mi intimidad. ¡Fue tan fácil! ¡Y los resultados tan fantásticos! Desde luego, no me quitó los kilos, ni las canas, pero sí que me dio una vuelta a mí, a mi manera de vestir y gastar. Mi estilo poco a poco ha ido modificándose y no te engaño si te digo que espontáneamente me han dicho que había cambiado, que me veían diferente. Y no puede ser más cierto.

Los pitillos han dejado su espacio a los pantalones rectos y los negros y grises al naranja. Desde luego, el mejor regalo de cumpleaños que pude haberme hecho. ¡Bravo Ana por ayudarme a mí y a otras tantas mujeres!

ROCÍO

2017-11-18T11:10:14+00:00

ROCÍO

El fenómeno Ana comenzó cuando al cumplir los 44 años (con 10 kilos más de los que me gustaría, muchas canas y el armario lleno de pantalones pitillos porque pensaba que era lo que me favorecía), decidí regalarme a Ana. Dejé que se colase en mi casa, en mi armario y en mi intimidad. ¡Fue tan fácil! ¡Y los resultados tan fantásticos! Desde luego, no me quitó los kilos, ni las canas, pero sí que me dio una vuelta a mí, a mi manera de vestir y gastar. Mi estilo poco a poco ha ido modificándose y no te engaño si te digo que espontáneamente me han dicho que había cambiado, que me veían diferente. Y no puede ser más cierto. Los pitillos han dejado su espacio a los pantalones rectos y los negros y grises al naranja. Desde luego, el mejor regalo de cumpleaños que pude haberme hecho. ¡Bravo Ana por ayudarme a mí y a otras tantas mujeres!
“Acudí a Ana por su cercanía. Mi estilo no estaba definido y mi armario era un caos: mucha ropa, poco espacio y menos valor para sacar cosas que no me acababan de gustar.

Agobiada y sin un objetivo claro, me gustó de Ana su empatía y lo que transmitía en su cuenta de Instagram. Me alucinó descubrir mis colores y aprender a combinarlos con eficacia. Y conocer qué prendas me sientan mejor me ayuda bastante a ahorrar tiempo y quebraderos de cabeza.

Empecé a ser consciente de que muchas de mis limitaciones están en mi cabeza. La sencillez y la paciencia con que Ana me lo explicó todo y el informe tan sumamente detallado que me envío, con compras incluidas, es una pasada.

Aunque me queda mucho trabajo por delante, ahora tengo más claro qué me quiero poner y cómo combinarlo. Gracias a Ana ahora estoy muy bien enfocada. ¿Lo peor? No tenerla cerca cuando me entran los agobios de nuevo”.

IRENE,
www.cexplay.com

2018-03-02T07:55:36+00:00

IRENE,
www.cexplay.com

“Acudí a Ana por su cercanía. Mi estilo no estaba definido y mi armario era un caos: mucha ropa, poco espacio y menos valor para sacar cosas que no me acababan de gustar. Agobiada y sin un objetivo claro, me gustó de Ana su empatía y lo que transmitía en su cuenta de Instagram. Me alucinó descubrir mis colores y aprender a combinarlos con eficacia. Y conocer qué prendas me sientan mejor me ayuda bastante a ahorrar tiempo y quebraderos de cabeza. Empecé a ser consciente de que muchas de mis limitaciones están en mi cabeza. La sencillez y la paciencia con que Ana me lo explicó todo y el informe tan sumamente detallado que me envío, con compras incluidas, es una pasada. Aunque me queda mucho trabajo por delante, ahora tengo más claro qué me quiero poner y cómo combinarlo. Gracias a Ana ahora estoy muy bien enfocada. ¿Lo peor? No tenerla cerca cuando me entran los agobios de nuevo”.
“Mi relación con mi estilo era confusa: no sabía qué ponerme, no entendía porque había ciertas prendas que me sentaban mal y no tenía ni idea de qué hacer para empezar a sentirme bien con la ropa que me ponía. Me sentía fecha y no me veía bien casi nunca, sobre todo en las fotos y en invierno, porque era incapaz de encontrar esas prendas que, a pesar del volumen, valorizasen mi aspecto.

Trabajar con Ana me hizo darme cuenta de que todo aquello que hacía por intuición, en realidad, tenía un por qué. Y ahora elijo los colores, la ropa, los complementos con un mayor sentido y con plena consciencia. Sé que ponerme, cómo ponérmelo y si necesito algo que no tengo, cómo comprármelo. Ya no vale todo.

Ana me ha ayudado a darle importancia a los básicos, a comprar solo las cosas que de verdad necesito, a poder combinar mucho mejor lo que ya tengo en el armario, a darle una nueva oportunidad a las americanas, a entender qué tipo de sombreros me sientan bien y poder disfrutar con ellos...

En definitiva, a sentirme verdaderamente guapa. Aunque otros crean que esto del estilo es algo superficial, yo considero que es un parte importante para tener confianza en una misma y en mí, ha sido una pieza que ha encajado perfectamente en mi crecimiento personal.

Te diría que trabajar con Ana ha sido como hacer terapia, pero más divertido. Porque si una no está a gusto consigo misma, debe encontrar herramientas para estarlo. Se han cumplido de sobra mis expectativas. Lo nota también la gente de mi entorno. Cada vez que me pongo una prenda comprada después de nuestra sesión, es un “¡qué guapa estás!”. ¡Mil millones de gracias!”,

VALENTINA

2018-11-29T13:17:40+00:00

VALENTINA

“Mi relación con mi estilo era confusa: no sabía qué ponerme, no entendía porque había ciertas prendas que me sentaban mal y no tenía ni idea de qué hacer para empezar a sentirme bien con la ropa que me ponía. Me sentía fecha y no me veía bien casi nunca, sobre todo en las fotos y en invierno, porque era incapaz de encontrar esas prendas que, a pesar del volumen, valorizasen mi aspecto. Trabajar con Ana me hizo darme cuenta de que todo aquello que hacía por intuición, en realidad, tenía un por qué. Y ahora elijo los colores, la ropa, los complementos con un mayor sentido y con plena consciencia. Sé que ponerme, cómo ponérmelo y si necesito algo que no tengo, cómo comprármelo. Ya no vale todo. Ana me ha ayudado a darle importancia a los básicos, a comprar solo las cosas que de verdad necesito, a poder combinar mucho mejor lo que ya tengo en el armario, a darle una nueva oportunidad a las americanas, a entender qué tipo de sombreros me sientan bien y poder disfrutar con ellos... En definitiva, a sentirme verdaderamente guapa. Aunque otros crean que esto del estilo es algo superficial, yo considero que es un parte importante para tener confianza en una misma y en mí, ha sido una pieza que ha encajado perfectamente en mi crecimiento personal. Te diría que trabajar con Ana ha sido como hacer terapia, pero más divertido. Porque si una no está a gusto consigo misma, debe encontrar herramientas para estarlo. Se han cumplido de sobra mis expectativas. Lo nota también la gente de mi entorno. Cada vez que me pongo una prenda comprada después de nuestra sesión, es un “¡qué guapa estás!”. ¡Mil millones de gracias!”,
“Cuando descubría a Ana en Instagram estaba pasando por una mala época; demasiada ropa, pocas ideas para conjuntarla, pocas ganas y poco tiempo para molestarme si quiera en arreglarme y nada que me hiciese feliz. Estaba muy limitada con lo que pensaba que me quedaba bien. Me veía bastante dejada y me sentía bastante asqueada por tener tanta ropa y nada que ponerme.

Recomiendo a Ana porque es buenísima en su trabajo y su implicación es el 100x100. Le puso mucha dedicación y mucho cariño para que volviera a verme bien, con calma y sin prisa. Me dio muchas ideas para combinar las prendas con las que quería quedarme y el empujón y el aplomo que necesitaba para deshacerme de lo que no me ponía.

Aunque sigo teniendo que pulir algunas cosas y a veces me siento mal porque pienso que tengo que aprovechar más todo el trabajo que hicimos, me siento mucho menos perdida y creo que mi estilo ha mejorado. Ahora tengo muy en cuenta los colores que uso para vestirme, compro menos ropa y le saco más partido a la que tengo. Y estoy encantadísima con cómo está de organizado y ordenado mi armario.”,

PAOLA

2018-11-29T14:14:31+00:00

PAOLA

“Cuando descubría a Ana en Instagram estaba pasando por una mala época; demasiada ropa, pocas ideas para conjuntarla, pocas ganas y poco tiempo para molestarme si quiera en arreglarme y nada que me hiciese feliz. Estaba muy limitada con lo que pensaba que me quedaba bien. Me veía bastante dejada y me sentía bastante asqueada por tener tanta ropa y nada que ponerme. Recomiendo a Ana porque es buenísima en su trabajo y su implicación es el 100x100. Le puso mucha dedicación y mucho cariño para que volviera a verme bien, con calma y sin prisa. Me dio muchas ideas para combinar las prendas con las que quería quedarme y el empujón y el aplomo que necesitaba para deshacerme de lo que no me ponía. Aunque sigo teniendo que pulir algunas cosas y a veces me siento mal porque pienso que tengo que aprovechar más todo el trabajo que hicimos, me siento mucho menos perdida y creo que mi estilo ha mejorado. Ahora tengo muy en cuenta los colores que uso para vestirme, compro menos ropa y le saco más partido a la que tengo. Y estoy encantadísima con cómo está de organizado y ordenado mi armario.”,


Soy Ana PANIAGUA,
Y SOY estilistas, periodista e inconformista.

El estilo es una poderosa herramienta de autoconocimiento, de comunicación y de bienestar. 

Gracias a  Toca Tacón, tengo la gran suerte de poder ayudar a otras mujeres para que se acepten tal y como son, aprendan a potenciar al máximo su belleza natural y se atrevan a contar quiénes son. 

Creo firmemente que cuando una mujer se mira al espejo y le gusta lo que ve, se siente fuerte, se atreve a soñar y sonríe más. Y que cuando lideran su estilo se vuelven imparables.

Poder acompañarlas en este proceso de descubrirse a través de lo que llevan puesto es para mí un aprendizaje continuo que me hace crecer a todos los niveles, sentirme útil y emocionarme a diario al destapar con ellas las historias escondidas que guardan en sus armarios.

 

ES PARA TI SI...

  • Quieres verte guapa y sentirte bien cuando te mires al espejo.
  • Necesitas tener más confianza y seguridad en ti misma a la hora de vestirte.
  • Estás decidida a descubrir cuál es tu verdadero estilo.
  • Tienes más o menos claro lo que te sienta bien, pero no te atreves a probar cosas nuevas.
  • Has intentado hacerlo por tu cuenta y tu armario sigue siendo un desastre.
  • Te seduce la idea de tener un armario con menos cosas pero más tuyas.
  • Quieres tener menos cosas, pero de mayor calidad, y que roten más.
  • Sabes que puedes sacarle más partido a lo que tienes pero no encuentras la manera.
  • Quieres comprar menos pero hacerlo mejor.
  • Te apetece contar con una profesional que te acompañe en este proceso.

¿Alguna duda?

Si crees que este servicio es para ti pero necesitas facilidades de pago, si eres de fuera de Madrid pero no te lo quieres perder o 
si tienes  cualquier otra duda escríbeme a hola@tocatacon.com.
Nos tomamos un café o un té, vía Skype,
m
e cuentas qué te preocupa y juntas decidiremos cómo lo hacemos
¡Estoy siempre al otro lado!