mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Dime cómo te vistes y te diré quién eres

Virginia Wolf, además de recomendarnos una habitación propia, decía que “nuestra ropa cambia nuestra visión del mundo y la visión que el mundo tiene de nosotras”.

¡Qué poderoso este mensaje, ¿verdad?! Nuestro estilo es uno de los elementos más importantes para conectar lo físico y lo emocional. Cómo te vistes tiene un impacto en tu estado de ánimo, tu rendimiento y tu manera de comportarte.

Verte bien es un arte y una ciencia.

Y así lo revela un estudio llevado a cabo en 2012 por dos psicólogos de la Universidad de Northwestern que llegaron a la conclusión de que “la ropa influye sistemáticamente en los procesos psicológicos de las personas”.

A través de esta investigación social, se observó que los participantes del estudio asociaban  una bata blanca de laboratorio con la atención y el cuidado. Cuando se les dijo a un grupo que se pusiesen una bata blanca “de médico” para una prueba, se incrementaron los niveles de atención y concentración; efecto que no ocurrió con el grupo al que se le informó de que la bata blanca era “de pintor”. Como explicaban los autores, “los sujetos adquieren el valor simbólico de la ropa que visten”.

Y me cuesta creer que esto tan alucinante que tenemos al alcance de nuestra mano, nos pase muchas veces completamente desapercibido. Tu ropa habla. Lo hace quieras o no, de forma consciente o inconsciente. Y es muy mágico lo que ocurre cuando decides vestirte poniendo tus emociones en el centro.

En eso consiste mi trabajo; en unir lo que usas por fuera con lo que sientes por dentro. Reza el refrán que los ojos son el espejo del alma. Y es tan cierto como que tu estilo también lo es. Porque eliges contar tu historia. Porque impactas en los demás. Porque te inspiras a ti misma.

Pero para eso es necesario hacerse preguntas. Preguntas como esta: ¿Por qué te vistes como te vistes? Una vez comprendas esto y cómo has llegado hasta aquí, te será más fácil hacer ciertos ajustes en tu armario.

Hace unos días encontré en un libro este test que puede ayudarte a identificar por qué hacemos como hacemos con nuestros estilos. Cuál es emoción más básica que nos despierta. ¿De amor? ¿De odio? ¿De pereza? ¿De miedo? ¿De enfado? ¿De alegría?

Este tipo de ejercicios funcionan muy bien para reconocer ciertos patrones recurrentes -sí, no eres la única; nos pasa a todas- que nos sitúan en un lugar desde el que podemos ponernos en movimiento.

Dime cómo te vistes y te diré cómo eres

1. Abres tu armario para vestirte cada mañana y tu sensación es:

a. Que está lleno de ropa, pero no tienes nada que ponerte. Deberías ir de compras.
b. De ilusión máxima por vestirte con un look genial acorde a lo que vas a hacer en el día.
c. Que te sientes insegura de si los demás estarán percibiendo bien lo que tú quieres transmitirles con tu imagen.
d. De hastío y pereza. Así que acabas poniéndote lo mismo de siempre. Y a correr.

2. La idea de salir de compras hace que te sientas…

a. Estresada. Te pasará como siempre. Te encantará cuando lo veas en la tienda, pero se te pasará en cuanto llegues a casa.
b. Contenta, alegre, feliz.
c. Desaminada. Te apetece cero.
d. Algo irascible.  ¿Por qué ir a una tienda física si puedes comprar online?

3. Revisas tu joyero y das con un collar que te regaló tu abuela cuando eras más joven. Tú…

a. Lo guardas en un lugar seguro. No te perdonarías que se te perdiera.
b. Piensas un lookazo que te sirva de excusa para ponértelo.
c. Lo dejas en el mismo sitio. No sabes cómo podrías combinarlo.
d. Decides llevarlo contigo 24/7, 365. Y sientes que es como si, de alguna manera, tu abuela te estuviera acompañando.

4. Si te pregunto por qué se definen tus looks, dirías que…

a. Eres ecléctica. No sabrías cómo definirlo.
b. Siempre a la moda.
c. No tienes ni la más remota idea de qué palabras ponerle.
d. Cómodo hasta el final. Todos los días.

5. Tienes 500 euros para gastar en ropa. ¿Dónde irías?

a. A tiendas caras y marcas de lujo.
b. ¡Low cost a tutiplén!
c. Te las ingeniarías para ahorrarlo. Sorry!
d. Diseños de autor, atemporales y de calidad.

6. Cuando tu círculo de amigos, familia, compañeros de trabajo hace un comentario acerca de tu imagen, tú…

a. Te sientes confundida y un poco avergonzada. Sus comentarios son totalmente opuestos a cómo te ves tú misma.
b. Visible. Te vistes para impresionar y, de hecho, cuando nadie lo hace, te vienes un poco abajo.
c. Desencantada. Nada de lo que haces parece ser suficiente para esas personas.
d. Indiferente. Te vistes por no ir desnuda, no para que te juzguen. Si lo hacen, los superficiales son los demás.

¿Qué letra te ha salido mayoritariamente?

Estoy segura de que estás deseando saber “el resultado”. Nuestra mente funciona así cuando estamos perdidas. Queremos que alguien venga a decirnos qué es lo que nos pasa, qué tenemos y cómo podemos solucionarlo. Pero con tu estilo esto no te servirá, al menos, no de un plumazo.

Así que, contraviniendo las reglas de la inmediatez del marketing, te dejo reflexionar unos días para que puedas profundizar acerca de tus propias respuestas.

Este domingo en la news, le ponemos nombre juntas y te haré llegar algunas propuestas para darle la vuelta, ¿quieres?

Si no estás, ¡vente! (puedes suscribirte en cualquiera de los formularios de esta página 😉)

Y si estás, ¿quién sabe? Puede que, entre las dos, lleguemos a las mismas conclusiones.

Hasta entonces, me encantará saber cuál es “tu letra” y por qué crees que te vistes como te vistes. ¿Me lo cuentas en los comentarios?

Historias. Reflexiones. Planes. Inspiración.
Todo DIRECTO A TU MAIL

¿Te animas a nuestros 'cafetés'?

6
COMPÁRTELO:
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      WOW! Qué interesante! Has visto cómo puedes darle la vuelta en la info que te envié en la última news? Espero que te sirva mucho, mucho! Mil gracias Ana por tu respuesta. Un abrazo enorme!

      Responder
  1. Joana

    Hola! Me ha parecido muy interesante, y supongo que la respuesta ya la se… como todas las encuestas super-pop… En el fondo, lo sabes. Me han salido as, des y ces… ninguna b. 😛

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Muchísimas gracias Joana! Qué importante ese «en el fondo, lo sabes» para conectar con nuestro estilo. Sea cuál sea tu letra, espero que mis ideas para darles la vuelta te sirvan. ¡Un besazo fuerte!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *