mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Tres looks con botas de agua

Mi primera intención era hacer un guiño al refrán de “ya se sabe que en abril, aguas mil” que me sirviera de excusa para justificar que he elegido las botas de agua para el una prenda, tres looks de este mes.

Estaba claro que, por su flagrante originalidad, no me darían el Pulizter al mejor post del año ni tampoco el World Press Photo por razones obvias. Cuando en estas, me cagó un pájaro en la cabeza.

Sí, así tal cual. Porque llevo un rato intentando encontrar las palabras que disfracen semejante soez en algo con estilo y la verdad es que lo único que me viene a la mente es que si cuando pisas una mierda te trae suerte, ¿qué pasa cuando te caga un pájaro en el centro de tu melena afro?

Dudas existenciales y botas de agua aparte, te dejo mis tips para vestirte cuando llueve:

  • Gabardina, botas de agua y paraguas. No te descubro Roma, está claro, pero ¿cuántas veces te olvidas del paraguas? Más se perdió en Cuba, tienes razón, pero no está de más que alguien te recuerde que lo desempolves del paragüero en estos días en lo que apetece menos salir de casa.
  • Mejor un bolso de asas largas bandolera, que puedas llevar colgado y no te reste comodidad. ¡Recuerda que llevas el paraguas! 😉
  • Vístete por capas, si hace frío, pero con prendas ligeras. Así tendrás un plan B en caso de mojarte.
  • Apuesta por el color. Al mal tiempo, buena cara. No hay día gris que no levante una nota de amarillo, de rojo o de fucsia…
  • Recógete el pelo. Existen mil opciones para evitar que la humedad cause estragos en él.

 ¿Cómo combinar tus botas de agua?

look-uniforme-con-botas-de-agua

Look clásico

No miento si te digo que este es mi uniforme para los días de lluvia. Leggins que emulan unos vaqueros pitillo, vestido o camiseta larga de rayas encima, gabardina y botas de agua. Un look infalible para no mojarte, con un twist parisino. ¡Este nunca me falla!

look-lady-con-botas-de-agua

Look lady

Elegantes lo que se dice elegantes, no son las botas de agua, pero no por eso vamos a privarnos de combinarlas con vestidos o faldas. ¿Has probado a llevarlas con tu vestido más femenino? ¿Qué te parece esta mezcla de vestido de estrellitas con tejido vaporoso y algo transparente chaqueta de punto?

 look-formal-con-botas-de-agua-ok

Look working

 Que llueva y encima tengas que ir medio arreglada es un engorro que vale por dos, ¿verdad?  Este look sería el opuesto al anterior. ¿Por qué no restarle un poquito de formalidad a tu look de oficina por los pies?  ¿Qué tal si combinas tus botas de agua con un vestido de corte camisero? Yo lo he hecho con este de rayas y me ha salvado más de un día pasado por agua.

¿Qué te pones tú los días de lluvia? ¡Hasta el domingo en la newsletter!

 

El secreto de tu estilo está en tu armario
y yo puedo ayudarte a descubrirlo.

¿Preparada para tener
MÁS ESTILO CON MENOS ARMARIO?

6
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:
  1. Maribel

    Hola!!!

    he estado un poco ausente pero vuelvo a estar por aquí!!!

    Le digo un rotundo NO a las botas de agua. Me parecen chulas y estilosas (si tú eres chula y estilosa, claro), pero son incomodísimas para caminar y cuando estás en la oficina se me cuecen los pies ahí dentro.

    En Barcelona llueve como su Ayuntamiento actúa: pocas veces pero a lo bestia (cita del magnífico libro de Eduardo Mendoza, “Sin noticias de Gurb”). Puesto que no llueve mucho, yo opto por vestir prácticamente igual que en los días secos y me aseguro de calzarme unas botas chusqueras de piel sintética (tipo Mari Paz) para no estropear mi calzado de piel… y a correr!!!

    El paraguas tampoco acostumbro a llevarlo, la verdad, soy un poco desastre… jijijijiji…

    Tus looks me molan, pero si me tengo que quedar con alguno, me quedo con el primero.

    Mil besotes!!!

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Pues hola de nuevo Maribel!!

      Totalmente de acuerdo contigo en lo de la oficina y en mi look uniforme de lluvia 😉

      Qué ganas tengo de volver a Barcelona, actuaciones de su Ayuntamiento aparte. Y cómo me gusta tu mención a Mendoza!!

      Otros mil besotes!!

      Responder
  2. Silvia

    En mi caso y a pie de Alpes, llueve y mucho. Podría sacarles partido a unas botas de agua, pero como a Maribel, los pies se me cuecen y en invierno se me hielan…¡no encuentro el momento! Para los días más frescos, botines y para los más cálidos, esas maravillosas converse de bota que todo lo pueden. De tus opciones, me quedo con la tercera. Besos

    Responder
  3. beatriz fernandez

    Yo sí soy de botas de agua. En Sevilla no llueve demasiados días, pero cuando llueve, diluvia (como esta noche pasada) y por las calles corren ríos de agua. mi camino de diario más corto incluye atravesar el puente de San Telmo y el Parquecito de Cristina, donde se forma unos charcos en los que el agua me llega al tobillo, y eso no hay botines ni converse que lo resista. podría evitarlos, pero dando un rodeo…
    Es verdad que las botas de agua no son el calzado más cómodo… pero prefiero eso a todo el día con los pies mojados. suelo llevarlas con pitillos, pero también me las he puesto alguna vez con trajecitos o faldas, aunque me gusta que el largo sea por encima de la rodilla.
    De tus loocks, mi preferido es el segundo.

    Besos!!!!

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Muchas gracias por tu comentario, Beatriz! Las botas de agua, para mí, están para los que están: para la lluvia. Podríamos poner de moda una nueva versión del refrán: ande yo seca, ríase la gente… Me gusta leerte por aquí. Espero que te animes a dejar que lo haga más veces. Más besos!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *