mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Tres looks con bailarinas

Las bailarinas nunca han sido mi primera opción cuando busco en mi armario zapato plano. Aunque son uno de esos básicos imprescindibles para muchas mujeres, en mi caso, casi siempre he terminado decantándome por deportivas, botas, botines o zapatos masculinos.

En invierno, me han hecho pasar frío porque me he resistido a llevarlas con medias. Me parece que como lucen todo su atractivo de verdad es “enseñando piel”. Y en verano, me han dado demasiado calor.

Fuera de lo cómodas que parecen resultar a primera vista, las bailarinas han sido el tipo de calzado que más daño me ha hecho en los pies, si bien la cosa ha mejorado bastante desde que me aplico alguno de estos 5 trucos para evitar rozaduras en los pies.

Podría decirte que son de ese tipo de zapatos que me encanta cómo quedan en los pies de otras mujeres, pero no tanto en los míos. Con ellas me veo más bajita y más anchita de lo que verdaderamente soy, así que siempre he huido de las clásicas y me he decantado por buscarlas con detalles que las hicieran algo más especiales: en colores vivos, con cordones para anudarlas al tobillo o de puntera alargada en lugar de redondita. O las tres a la vez.

Sin embargo, me enamoré de las que llevaba Beatriz Millán el día que me contó sus secretos de armario. Bea me dijo que eran comodísimas así que le pedí a los Reyes Magos mi primer par para vivirlo en primera persona. ¡¡Y vaya sorpresa la mía!!

The Garbeo se ha convertido ya en una marca amiga, una que no paro de recomendar a todas mis clientas, y en una historia de estilo de esas que tanto me gustan y que no hacen más que recordarme que la vida es una concatenación de no casualidades.

Como que detrás del diseño, la calidad y, por supuesto, la comodidad de estas bailarinas se encuentre Ana, que compartamos nombre, o que me entere hace bien poco de que es “una de las nuestras” porque se puso en contacto conmigo para darme las gracias por lo que le había gustado mi Guía para Mejorar tu Estilo en 8 pasos.

Me propuso hacer algo juntas y así ha sido. Te lo desvelaré en nuestro ‘cafeté’ del próximo domingo. ¿Estás ya dentro? Y como ese secreto que nos traemos entre manos guarda relación con unas bailarinas como estas, hoy quería enseñarte cómo combinarlas de tres formas distintas. ¿Vamos?

Con vestido de flores

Me parece una combinación de lo más femenina, bucólica y romántica. Espero poder contarte algún día la historia de este vestido porque es de esas de “amigas para siempre” y de bienvenidas, pero ya te adelanto de que es de esos fácilmente adaptable a muchas situaciones. Y que no dejo de verlo por todas partes. Eso también.

Manga corta y fluidas, con un pequeño fruncido en el hombro para estructurar los hombros, cuello en pico, botones para poder llevarlo como si fuera una chaqueta y un lazo a la altura de la cintura para poder marcarla “al gusto”.

Una de sus muchas flores es del mismo color que las bailarinas; lo que hizo que fuera mucho más fácil de integrar en el look, tal y como te conté para no estamparse con los estampados.

Y creo que, como el fondo del vestido es algo oscuro para la primavera, se contrarresta muy bien con la luz que aporta el amarillo de los complementos.

Con pantalón tipo paper bag

Pronto te hablaré de este tipo de pantalones con más detalle, pero de momento quédate con que son aquellos de cintura alta y que van marcados a tu cintura, normalmente con un lazo. Esto hace que sobresalga por encima algo de tela, que ésta se arrugue, y sea la que les confiera el nombre de “bolsa de papel”.

Los que te muestro hoy son una versión en pantalón corto, con dibujos de cebras. He creado con ellos un look urbano, moderno y cómodo, mezclándolo con básicos como una camiseta blanca y un blazer negro de estilo kimono; con más caída, más fluido y menos formal que las americanas más clásicas.

Ya sabes de mi tendencia a llevar zapatos y bolso a juego, así que, en esta ocasión, creo que las bailarinas son la nota de contraste y color que necesitaba este look para que tuviera un poquito de rock and roll.

Con pantalones pitillo

Un look sencillo y discreto, que puedes transformar en algo más elegante si eliges versiones más sofisticadas de prendas clásicas como una camisa blanca. Para personalizarlo aún más puedes servirte de los complementos. En este caso, yo lo he hecho con un pañuelo de colores a modo de diadema, pero puedes hacerlo tuyo de otras muchas maneras.

Y también del color. Ya sabes que tus looks mejoran sustancialmente cuando te vistes con tres colores. Blanco + denim está bien. Blanco + denim + amarillo, es mejor.

Te toca, ¿cuánta “presencia” tienen las bailarinas en tu armario? ¿Cómo sueles combinarlas tú? En la newsletter del domingo, te daré algunos consejos para ayudarte a encontrar bailarinas cómodas y más duraderas. ¡Y el regalo de The Garbeo ¡No te olvides!

*Post en colaboración con The Garbeo Company.
¡Gracias por apoyar a que Toca Tacón siga haciéndose grande!

Historias. Reflexiones. Planes. Inspiración.
Todo DIRECTO A TU MAIL

¿Te animas a nuestros 'cafetés'?

14
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Muchísimas gracias Paola!! Espero haberte inspirado para que le saques más jugo a los que ya tienes en tu armario, que sé que son preciosos!! Un besazo enorme!!

      Responder
  1. Aran

    Holaaaa!
    Yo he sido muy de bailarina en primavera (si, cuando existía la primavera), el año pasado las tiré destrozaditas (unas de bimba y lola, que por cierto no recomiendo para nada) y no repuse pero este año estoy dudosa con el calzado….ya te fiché las azules, y estas amarillas son muy chulas……me voy a dar un “garbeo” por la web, no vaya reconciliarme con ellas
    Me quedo con el num 3, pero ese vestidoooo es ideal…..que no me veo yo con esas larguras….
    Besoteeeessss….

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Cuando existía la primavera, jajajaja. Que me había saltado de contestar tu comentario y de repente, al menos aquí en la meseta, ¡¡ya es verano!! Un abrazo enorme Aran!!

      Responder
  2. Silvia

    En mi armario tienen 0 presencia. Usé hace años unas de piel muy suave y es cierto que me salvaron la primavera, pero no termino de verme con ellas. De los tres, me quedo con el vestido y con el pañuelo del tercero 😉. Besos

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      A mí me pasa un poco lo mismo, pero gracias a The Garbeo, la cosa está cambiando. Más besos Silvia. Cómo disfruto siempre leyéndote. 😉

      Responder
  3. Un bello día

    Ana bella en todos los looks!! Lo único que apuntaría es que el mismo color en calzado y bolso solo me gusta si es exactamente eso…., el mismo tono, aquello de que se compran a juego ya exprofeso. Si varía la tonalidad, como es el caso de tu bolso y tus Garbeo mostaza, por poco que sea, ya no me convence tanto. En ese caso busco otras combinaciones cromáticas y normalmente, en lo que a mí hace, suelo dejar el bolso como protagonista y llevo el calzado en armonía con las prendas escogidas. O al revés…., bolso en armonía con las prendas y calzado en contraste (obvio que un contraste también armonioso).

    Sea como sea, bien por los planos y por la comodidad…

    Besote….!!

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Muchísimas gracias Pilar por aportar dos ideas tan geniales. Desde luego, tomo nota para experimentar con estas vías un poco más y espero que así también lo haga las demás mujeres que te lean. ¡Besote de vuelta!

      Responder
  4. paty

    Ana!
    son muy bonitas, yo tuve la etapa de bailarinas, pero me hacen daño al ser planas! lo que llevo ya un par de años es comprarme con un pelin de tacón, de piel, porque realmente me gustan por lo cómodas, evidentemente si me hacen daño no me las pongo!
    suelo comprar en merkalzados, cuando hay ofertas.. jeje mira ahora tengo un par de negras y unas marrones, las puedo llevar sin media porque son de piel 🙂
    los 3 looks me encantan!! el vestidin, es lindoooo
    te sigo, aunque no comente, me gusta leerte. saludos a todas!

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Hola Paty!!
      Muchísimas gracias por tu mensaje. ¡Qué bonitas son tus palabras! Y sí, a mí me ocurre un poco como a ti y había encontrado esa misma solución pero de verdad que las bailarinas de The Garbeo son comodísimas. Espero que te animes a probarlas algún día.
      ¡Qué genial que te gusten todos los looks y que te guste lo que hay por aquí!! Aunque no comentes, a mí también me encanta leerte cuando lo haces. 😉
      Un abrazo enorme!

      Responder
  5. Mayte

    Me encanta, Ana. Cuando en Instagram preguntaron por colores propuse amarillo, es un color que he añadido recientemente a mi armario y me parece alegre.
    Las bailarinas las uso mucho en entretiempo y cuando me toca guardia ese día, al salir de trabajar 24 horas non stop se agradece un calzado cómodo, así que tiro de bailarinas o bambas mullidas. Las de Garbeo son espectacularmente cómodas y tienen un detalle que me encanta: al igual que The Singular Olivia, los zapatos vienen bien guardados en su caja con papel de seda impregnado en un perfume. Esos detallitos me conquistan. Y mira…prefiero gastar un poco más en calzado de calidad, empresas llevadas por mujeres que cuidan esos detalles, es un esfuerzo que valoro mucho😃
    Me he comprado las bailarinas amarillas, pegan con la mitad de mi armario de entretiempo actual 😉

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      ¡¡Sí!! Cierto y nota personalizada. Eso a mí me parece también lo remás. Se nota que Ana le pone muchísimo cariño a cada envío y eso, sumado a todo lo demás que dices, es “resultado explosivo”.
      Me alegro mucho de que te hayas hecho con tu par. Ahora somo como primas de pies, jajajaja. ¡Un abrazo enorme Mayte! ¡Qué gustazo leerte siempre querida!

      Responder
  6. Noemí

    Yo de bailarinas he sido toda la vida ahora hasta con algo de tacón aunque esta temporada me he decantado más por los mules, ya que las bailarinas que me gustaban no había mi número. Y combinadas con todo falsa, pantalón y vestido

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Adelante con esos mules! Ya me contarás si te resultan tan combinables como tus bailarinas. Muchas gracias por tu comentario Noemí. Un abrazo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *