mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

Trucos para una maleta ideal

Recuerdo que, cuando era una niña, me sentaba a ver cómo la tía Elena hacía y deshacía el equipaje en un abrir y cerrar de ojos. Me maravillaba ver cómo colocaba todo para que no se arrugase, cómo escogía sus looks con tino según destino y comprobar que su maleta cerraba a la primera, nunca con menos, jamás con más.

La tía Elena era azafata cuando los uniformes los firmaban los grandes diseñadores españoles. Tenía esa destreza, ganada a fuerza de horas de vuelo, de saber escoger qué, con qué y en qué orden cuando uno amanece en la pampa argentina y se acuesta en Cuba, haciendo escala en Nueva York.

Las vacaciones, para mí, comienzan cuando preparo las maletas. Y, aunque hasta agosto no organizaré las mías, hoy viajo al futuro para compartir contigo mis trucos para hacer una maleta ideal. Los míos y alguno heredado de la tía Elena.  😉

trucos-maleta-estilo

Uno. ¿Cuánto? La mitad de cantidad

Anota este consejo: lleva la mitad de looks que los días que vayas a estar de vacaciones. ¿Una semana? Tres o cuatro looks. ¿15 días? Siete u ocho looks. Y así.

Si apuestas por prendas y colores combinables entre sí, viajarás con una maleta la mitad de ligera pero con el doble de posibilidades.

Dos. ¿Cuándo? Dos días antes

Hacer un maleta requiere de algo de tiempo y mucho de tranquilidad. Las listas, como para casi todo en esta vida, se convertirán en tus grandes aliadas, sobre todo si tu ritmo de vida no te concede más que algún minuto suelto. Cada uno de ellos cuenta y llegarás al fin. Como dice Simeone, partido  a partido.

Tres. ¿Qué? ¡Lo que más te apetezca! ¡Estás de vacaciones!

La pregunta del millón: ¿Qué llevar? No sé lo que esconde tu armario pero acertarás si llenas tu maleta de:

  • Lo más nuevo.
  • Lo más bonito.
  • Lo que te haga sentir más guapa.
  • El blanco. Ya sabes que a mí este color me gusta todo el año, pero en verano resulta, si cabe, más favorecedor.
  • Las rayas.
Cuatro. ¿Con qué?

Mis imprescindibles:

  • Dos o tres collares pintones y llamativos. Y repetimos: los más nuevos, los más bonitos, los que te hagan sentir más guapa.
  • Un capazo.
  • Un bolso tipo sobre y otros dos pequeños.
Cinco. ¿Algo más? Los por-si-acaso

Un par de tacones, unas Converse, una prenda de abrigo y un vestido extra. Piensa en aquello que, aunque no vayas a necesitar, pueda sacarte del apuro ante un imprevisto.

Seis. ¿Dónde? En la cama

Pon todo lo que vayas a llevarte a la vista encima de la cama. Una panorámica visual facilitará los reajustes de última hora.

Siete. ¿Cómo? Con cariño

El arte de una maleta ordenada requiere, ante todo, práctica. Cuanto más viajas, mejor te salen las maletas. Esto es así.

Si buscas ahorrar espacio en tu maleta prueba con esto:

  • Looks con prendas de una sola pieza: llenar tu maleta con vestidos te permitirá viajar ligera de equipaje. Para crear combinaciones válidas para cualquier hora del día -¡o de la noche!-, sírvete de los zapatos y otros accesorios.
  • La ropa cuanto más estirada mejor. Intenta doblarla lo menos posible. Matarás dos pájaros de un tiro porque así también se arrugará menos.
  • Guarda los complementos en los bolsos pequeños. Te será más fácil localizarlos.
  • Mete la ropa interior y los zapatos en bolsas o compartimentos aparte. Con lo segundo, evitarás que la ropa se manche.
  • Pon abajo lo que menos vayas a usar y las prendas de tejidos más duros, como los vaqueros.

trucos-maleta-estilo-4

No te fustigues si se te olvida algo que no es imprescindible. A todos nos ha pasado alguna vez. Seguro que tiene solución. Lo imperdonable es que te olvides de llenar tu maleta de ilusión, así que ya sabes ¡a soñar grande y bonito! ¡Y a disfrutar del verano!

¿Te apetece contarme qué te funciona cuando preparas tu maleta?

P.D: He creado un nuevo tablero en Pinterest para llenarlo de maletas especiales. De allí vienen las fotos de este post.

Historias. Reflexiones. Planes. Inspiración.
Todo DIRECTO A TU MAIL

¿Te animas a nuestros 'cafetés'?

10
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:
  1. aran

    Hablando de maletas, yo la acabo de deshacer….de ahí que he estado desaparecida al más puro slow life!!jajja
    En pocos días la vuelvo ha hacer, no preocuparse. La verdad es que no me cuesta hacer las maletas, eso si, primero hago la lista eh, sin lista me pierdo!
    Añado 2 trucos :uno, dejar hueco en la maleta, a la vuelta la ropa ocupa más y siempre te traes algo más contigo y dos, cuando hayas elegido los por si acaso, cierra la maleta, date la vuelta ábrela y saca algo.
    Y no vale llevar la maleta más grande del mercado eh!

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Me encantan tus dos trucos, Aran!! Me los apunto para la próxima maleta!!
      Las maletas pequeñas son para los viajes slow… Nada mejor que viajar ligera de equipaje en vacaciones y en la vida en general.
      Encantada de tenerte por aquí de nuevo. Besos!

      Responder
  2. Maribel

    Ais la maleta… yo soy bastante desastre. Siempre me olvido algo como el pijama, que me lo dejo en casi cada viaje. Siempre llevo más de lo que uso, así que vuelvo con la mitad de la maleta sin tocar. Lo que llevo no me combina, así que me limito mucho los looks, incluso llevándome prendas que no combinan con nada…

    También es verdad que huyo de las listas como del mismísimo demonio. Hace ya años que no hago listas para nada, ni para ir al súper… así me va… jajajajajaa…

    Mil besos!!!

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Maribel entonces eres la candidata ideal para poner en práctica estos consejos y contarnos a la vuelta de tus holidays si te han funcionado. ¿Te animas al reto?

      Otros mil besos!!

      Responder
  3. Silvia

    Para mi es importante que cada cosa que lleve combine con, al menos, otras dos, aunque siempre me permito el lujo de meter la prenda estrella del verano, esa de un color nada neutro y que da poco juego, pero que te encanta. Eso si, imprescindible dos cambios diarios de partes de arriba! Viajar y veranear con dos niños pequeños es un deporte de riesgo…seguro más de una me entendéis! Ah! Lo peor, la bolsa de aseo…eso da para otro post! Besos

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      El neceser es una maleta en sí mismo, ¡¡toda la razón, Silvia!!

      El resto, nothing to declare. ¡Chapó!

      Responder
  4. Elsa

    Pues yo acabo de hacer mi maleta y no me ha ido mal, está todo estiradito y bien escogido. Eso sí, como voy al norte el «por si acaso» lo he tenido q meter… :-/
    ¡Pero me ha resultado más difícil hacer la maleta de mi pequeño Manuel! ¿Será que me estreno como mamá vacacionera? He acabado metiendo toda su ropita 😀 Por no hablar de los cacharros… Aissss :-S

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      ¡Cuánto me alegra que te haya venido como un guante el post!
      Los por-si-acaso siempre hay que adaptarlos al destino y a lo que tengamos previsto hacer durante nuestro viaje.
      ¡No sabes cómo te entiendo con la maleta de Manuel! Mi primera maleta fue exactamente igual. ¡Era todo un por si acaso! Pero como hemos dicho, es una cuestión de práctica. El año que viene te saldrá mejor, seguro. Y los cacharros serán menos. ¡Palabrita!
      Disfruta de tus primeras vacaciones con tu bebé! ¡Muak!

      Responder
  5. EvaLuna

    Ayyy si solo necesitara llevarme ropa de calle más un bikini para cuatro días sería muy sencillo, pero hija, esto de la vida deportiva y la nutrición lo que tiene es que 4 días fuera es una mudanza en toda regla entre ropa de calle, ropa deportiva, bolsas para A y B, alimentación para llevar, tuppers, cosas que consumes a diario y que no puedes saltarte… pero bueno, dicen que sarna con gusto no pica, es sencillo: simplificar, ropa cero de vestir, todo cómodo y a disfrutar el tiempo, eso es todo 🙂

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Te leo que lo tienes claro, clarinete. ¡Cuánto me alegro Eva! ¡Disfruta de estos días de descanso! Abrazo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *