mas estilo con menos armario

¡Tener más estilo con menos armario es posible!

Suscríbete ahora y recibirás la GUÍA PARA MEJORAR TU ESTILO EN 8 PASOS

5 trucos para evitar rozaduras en los pies

El día en que conocí a Andrea, compartió conmigo uno de sus mejores secretos de estilo: empezar a vestirse por los zapatos. La llegada del verano viene acompañada forzosamente de un cambio de armario y, con él, de otro canje igual o más importante: el del calzado.

El primero, como que nos apetece más. Desterramos el negro, nuestros armarios se llenan de luz, de colores vivos, y nos dejamos liar por estampados más atrevidos. A mí me pone especialmente contenta reencontrarme con antiguos compañeros de fatigas, de puestas de sol, de arena de playa, de noches a la luz de las velas –y del incienso antimosquitos, también-.

El segundo, lo llevo peor. No por la ilusión de cambiar el estilo de zapatos, sino porque los pies, desprovistos de calcetines y medias, corren más riesgo de sufrir las temidas rozaduras. Así que, hoy te voy a dar 5 trucos para que no te amarguen tus fiestas.

converse-verdes-en-punta

Estrena los zapatos para andar por casa

Usar tus zapatos para bailar en la cocina evitará que tengas que quedarte sentada después. Es un poco de libro, lo sé, pero así habrás probado si existe alguna zona conflictiva y podrás encontrar el remedio antes que la enfermedad.

Aplica crema hidratante en las costuras

Pon un poco de crema de manos o del cuerpo en los bordes y en la costura del zapato para que se ablanden y se adapten mejor a tus pies, especialmente cuando el calzado sea de piel.

Aplícala con un ligero masaje y hasta que se absorba por completo durante varios días.

Bolas de papel de periódico para ensanchar la horma

Vaya por delante que yo tengo el pie tirando a estrecho, pero mi tata me ha garantizado que este tip funciona.

Si el problema es que notas que el zapato te aprieta, además del paso 2, mete bolas de papel de periódico humedecidas y déjalas durante un par de días. Así la horma cederá un poco.

Mantén tus pies hidratados

Porque evitas las rozaduras y porque no hay nada que le reste más a tu estilo que unos talones resecos.

Yo suelo mimarlos por las noches dos o tres veces en semana con este tratamiento mágico, que da más gusto si cabe en los pies, y más todavía, cuando consigo hacerle el lío al moreno. ¡El verano pasado nos lo pasamos frotándonos los pies!

Ponte un poco de vaselina

Aplicada en las zonas más problemáticas, conseguirás que el pie al caminar se deslice mejor sin esa sensación pegajosa fruto de la mezcla del sudor con la crema.

Hay muchos más trucos, of course, pero ya sabes que yo sólo te cuento aquellos que he probado. ¿Los conocías? ¿Te apetece compartir conmigo algún otro? Soy todo orejas, cañón. ¡Un beso!

Historias. Reflexiones. Planes. Inspiración.
Todo DIRECTO A TU MAIL

¿Te animas a nuestros 'cafetés'?

11
CATEGORÍA:
COMPÁRTELO:
  1. Maribel

    Hola!

    Yo la verdad es que no acostumbro a tener problemas con los zapatos. Pocas veces me han hecho daño, aunque reconozco que cuando alguno me ha rozado, he visto las estrellas del infinito. No hay nada peor en el mundo que un zapato que duela… cada paso es una tortura!!!!

    Lo que sí que he usado a veces es lo del papel de periódico y de verdad que funciona. Todo el zapato cede un poco y si apretaba un poquito, con este truco se soluciona.

    Mil besotes!!!

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Le diré a mi tata, entonces, que tiene más razón que un santo, Maribel.
      ¿Y qué me dices de ese momento me pongo una tirita, doy 10 pasos y la tirita está ya en Barcelona?
      Afortunada tú que este problemón, te afecta de refilón!!
      Otros mil besotes!!

      Responder
  2. aran

    Ainsss, yo tengo los piececillos muy sensibles, la verdad es que es un rollo no poder ponerse cualquier cosa! De ahí mis comentarios anticalzado zara y mi fanatismo por las chanclas!!! a mi lo que mejor me va es el stik de compeed, la crema hidratante (la nivea de bote azul de toda la vida, que de paso que la pones en los pinrreles también te sirve para limpiar los zapatos! Los usos de este milagroso bote da para un post, anota!!) y por descontado un buen material !!
    buena semana!

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Me han hablado maravillas del stick Compeed, Aran. Lo añadiré a mi botiquín, aunque estos remedios de andar por casa me han hecho el apaño.
      Ya somos dos yihadistas de las chanclas, pero ¿y esas primeras puestas hasta que se te acostumbra la mollita de entre el dedo gordo y el índice? En alguna ocasión, he pensado yo lanzarme cual güiri a los calcetines con chanclas!! Viva el freestyle!!
      ¿Y si pruebas con unas alpargatas de Zara?
      La nivea de bote azul… Mi madre soluciona absolutamente todo con ella. Estas madres…
      Feliz semana chatina!!

      Responder
  3. Carmen

    Yo me pongo crema en los pies y después utilizo los zapatos en casa para domarlos y si la primera vez que salgo a la calle, llego medio llorando a casa, los llevo al zapatero para que los meta en la horma. Besos

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Qué aplicada Carmen!! Cómo me gusta!! Lo de la horma ya es que de nota!! Bravo por ti!! Más besos

      Responder
  4. Silvia

    Para mi es básico que la sandalia sea SIEMPRE de piel y a partir de ahí, ingenio y algo de experiencia! Jajajajaja! Yo nunca estreno sandalia, siempre empiezo por una ya usada hasta que se hace la piel, buena hidratación e intentar ceder el zapato lo máximo posible en casa. He comprado unas hormas por internet que hacen el “trabajo” por ti…más que recomendable!
    Buena semana!!!!

    Responder
    1. Ana Paniagua Autor del artículo

      Otra alumna de sobresaliente!! Cómo me gusta leerte, Silvia. Si te apetece compartir ese link a las hormas, aquí lo esperamos… Toca Tacón es también tu casa, así que puedes descalzarte si te apetece… Buena semana para ti también, cosa bonita!!

      Responder
  5. Silvia

    Yo ya las he probado y me funcionan genial, aunque yo nunca compró un zapato que en la tienda ya me resulta incómodo. Desde luego no es como llevarlos al zapatero, pero hece el apaño. Besos y gracias, Toca tacón!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *